Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 28- 2- 87 INTERNACIONAL A B C 27 Descalabro de los laboristas británicos en Greenwich Londres. Alfonso Barra El Partido Laborista ha encajado un notable descalabro en las elecciones parciales del distrito londinense de Greenwich. Tras medio siglo de ocupar ese escaño un socialista, con una mayoría de 1.200 votos en las últimas elecciones generales, lo acaba de perder ese partido en favor de la alianza de liberales y socialdemócratas. Lo han ganado con una ventaja de 6.000 votos. El Partido Conservador ha salido también desplumado de las urnas, al pasar del segundo puesto por el número de votos en la consulta de 1983 a un tercer puesto. Ha logrado tan sólo el 11,2 por 100 frente al 34,8 en las anteriores elecciones generales. La heroína de la jornada es Rosie Barnes, socialdemócrata, ama de casa con tres hijos. Ha sido considerada como una virgen política por el jefe de su partido, David Owen. Su éxito se debe, en buena medida, al voto táctico. Muchos conservadores, conscientes de las pocas posibilidades en Greenwich, decidieron favorecer a Barnes para impedir que los socialistas retuvieran el escaño. El resultado para el laborismo es muy grave, fruto en parte del error de respaldar candidatos con un historial de agitación superizquierdista. Es el caso de Deirdre Wood, símbolo del radicalismo en favor de causas impopulares y al servicio de exigencias doctrinarias. Es bien sabido que determinados candidatos ganan las elecciones porque el pueblo vota contra alguien más que en favor de un mago de la política. La norma se ha repetido en Greenwich. Todo socialista que se presenta a unas elecciones legislativas en Gran Bretaña con el marchamo radical es rechazado sin contemplaciones por la mayoría de los votantes. Es la primera vez que un candidato socialdemócrata gana un escaño a los laboristas. Este escrutinio destruye el mito de que tan sólo los liberales, que forman parte de la alianza, pueden ajustar las cuentas a la izquierda. Lo ocurrido en ese distrito londinense es un revés de pronóstico reservado para el jefe del laborismo, Neil Kinnock. En estas vísperas más o menos largas de la disolución del Parlamento tendría que ser una máquina apisonadora de ganar votos a costa de sus adversarios. El consuelo, no muy bien fundado, de Margaret Thatcher es que el comportamiento popular en una consulta local difiere del seguido en las generales. El escaño no era conservador y sigue en el campo de otro partido. El resultado puede influir en la decisión de disolver la Cámara: el despliegue de las urnas esta primavera cortaría el vuelo de la alianza de liberales y socialdemócratas antes de obtener más éxitos. Thatcher no concede trascendencia al escrutinio. David Owen asegura que el triunfo de la alianza renueva el aire algo viciado de la vida política. El presidente del Partido Conservador, Norman Tebbit, recuerda que el voto táctico sirvió tan sólo para dar el escaño a otro socialista más o menos enmascarado. No alude a que es el mayor revés de Thatcher desde que está en el poder, al perder el 34,8 por 100 de los votos en Greenwich para quedarse con el 11,2 únicamente. Principio de acuerdo entre Moscú y Pekín sobre sus diferendos fronterizos Pekín. Li Deming La República Popular China y la Unión Soviética han llegado al acuerdo de revisar y de marcar la dirección de toda su frontera, comenzándolo por el sector Este, donde tuvo lugar en 1969 un violento enfrentamiento armado entre ambos países por un islote situado en el río Heilong. La Unión Soviética sostenía en aquel momento que la frontera debía seguir la orilla de la parte china, pero al parecer Moscú ha cambiado ahora de idea. Es decir, que puede seguir la línea central del curso del río, como dijo Gorbachov en su famoso discurso pronunciado en Vladivostok, en julio del año pasado. En la conferencia de Prensa convencional, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores reveló que la primera ronda de negociaciones sobre problemas fronterizos, iniciada el 9 de febrero y concluida el 23 en Moscú, se efectuó en una atmósfera de seriedad y franqueza, y expresó el deseo de China de que esas negociaciones culminarán con algún éxito a través de los esfuerzos mancomunados de ambas partes. El canciller soviético, Eduardo Shevardnadze, recibió a la delegación china y afirmó que la mejoría y la normalización de las relaciones entre China y la URSS beneficiarán a la construcción económica de ambos países. La próxima ronda de negociaciones se efectuará en Pekín, pero sin establecer aún cuándo. DON CARLOS MARBELLA El Hotel Don Carlos está situado en el centro de 450.000 m 2 de pinares y jardines subtropicales que descienden suavemente hasta la más bella playa, de fina arena, de Marbella; extensas facilidades deportivas y de recreo; ofertas especiales que incluyen golf, tenis, sauna, jacuzzi y gimnasio gratuitos; club infantil Para mayor información y reservas, diríjase a: Hotel Don Carlos Jardines de las Golondrinas (Marbella) Teléfonos (952) 83 11 40- 83 19 40 Télex: 77015- 77481 o a su agencia de viajes habitual