Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE SEMANA Filmoteca TV Sesión de tarde Estrenos TV Randolph Scott, Cary Grant e Irene Dunne, son los protagonistas El polifacético Alfredo Landa en uno de sus trabajos más taquilleras Henry Fonda interpreta a un severo padre al que su hijo no entiende Mi mujer favorita Director: Garson Kanin. 1940. Blanco y negro. Ochenta y cinco minutos. Sábado, a las once cincuenta, por la Segunda Cadena, en Filmoteca TV No desearás al vecino del quinto Director: Tito Fernández, 1971. Color. Ochenta y un minutos, Domingo, a las cuatro, por la Segunda Cadena, en Sesión de Tarde El potro alazán Director: Robert Totten. 1973. Color. Noventa y cinco minutos. Domingo, a las seis cuarenta y cinco, por la Primera Cadena, en Estrenos TV Por fin vamos a tener, gracias a la emisión de Mi mujer favorita ocasión de escuchar a Cary Grant con su propia y personalísima voz- e l filme pasa en vesrión original subtitulada- y sólo por ello valdría la pena de felicitarse. Pero, además, la película es, en sí misma, una excelente muestra de la comedia americana tal y como se entendía en su tiempo y está realizado por un hombre que si como director no consiguió obras maestras, como guionista es autor de títulos tan memorables como La costilla de Adán y otros realizados por George Cukor con la sensacional pareja formada por Katherine Hepburn y Spencer Tracy. En este caso el guión es, entre otros, del gran Leo McCarey, del que, como dato curioso, cabe decir que dirigiría, más adelante, a cada uno de los protagonistas de Mi mujer favorita por separado, en sus dos versiones de Tú y yo Con un material de base que luego sería utilizado para la película que dejó sin terminar Marilyn Monroe y, finalmente, para Apártate, cariño que protagonizara Doris Day, Kanin ha montado un relato pasablemente sofisticado, una historia peculiar de triángulo resuelta con tanta elegancia como humor, centrando su trabajo, básicamente, en la dirección de actores. Son éstos, aparte Grant, la versátil Irene Dunne- que volvería a formar pareja con él en Seremata nostálgica tras haberlo hecho en La picara puritana y la exquisita Gail Patrick, además del estólido Randolph Scott. VIERNES 27- 2- 87 En la larga historia de la comedia española de los años del desarrollo, esta película de largo título fue, sin duda, una de las de mayor impacto comercial, pese- o gracias- a su escasísima sutileza y su abundante vulgaridad, lindando con la chabacanería. A partir de un quid pro quo respecto a la virilidad del protagonista se montan, en cadena, una serie de situaciones al borde de lo soez, que dado que iban más allá de lo que la censura de la época solía tolerar, proporcionaron al filme una aureola de atrevimiento que propició su éxito multitudinario. Todo el enredo parte de la fingida homosexualidad de un modista, que gracias a ella consigue ligar con sus dientas, y de los cotilleos que en la pequeña ciudad en que vive suscita su amistad con un joven y apuesto ginecólogo, en realidad compañero de ligues en las escapadas de la capital. El resto puede imaginarse fácilmente, como puede intuirse el nivel de los chistes a que el tema da lugar. Como, de otra parte, Tito Fernández, en la realización, ha optado, como lo hiciera Alonso Millán en el guión, por lo excesivo el resultado es una comedia pasablemente burda, apta sólo para paladares poco exigentes. Landa, que con este filme se convirtió definitivamente en superstar carga las tintas en una actuación de dudoso gusto y los demás- Jean Sorel, Ira de Furstenberg- se limitan a servirle oportunamente de lucimiento. La mejor del reparto es la veterana Isabelita Garcés. Estrenado, salvo error, en su día, en salas comerciales, el telefilme es la segunda adaptación cinematográfica de un relato de John Steibenck, pasablemente ternurista, de ambiente rural y planteamientos familiares, en torno a la amistad de un chiquillo con su potro y sus difíciles relaciones con un padre demasiado severo. Dado que el padre en cuestión está interpretado nada menos que por Henry Fonda, ni qué decir tiene que su actuación es lo mejor de la película, que en su versión anterior contó en el reparto con Robert Mitchum. Los paisajes son hermosos, la historia está bien contada y acompañan a Fonda en el reparto Maureen O Hara y Clint Howard, además de, en el papel del abuelo, el siempre inquietante Jack Elam. -Domingo cine Lucky Luciano Director: Francisco Rosi. 1973. Color. Ciento cinco minutos. Domingo, a las diez treinta y cinco, por la Segunda Cadena, en Domingo Cine Gian María Volonté, actor obligado en los filmes de denuncia de su director Puede considerarse a Francesco Rosi como el padre del llamado cine de denuncia italiano, que cultivó desde su primera película, El desafío pero cuyas bases teóricas, por así decirio, dejó sentadas en la que, al cabo de los años, sigue pudiendo ser considerada su obra maestra, Salvatore Giuliano aunque no falta quien piense que su mejor título es Excelentísimos cadáveres Sea como fuera, este Lucky Luciano que ahora se nos ofrece no está entre las mejores películas de su autor, en parte por culpa de un guión en el que el realizador cola- boró con Lino Januzzi y en el que se abusa inmoderadamente de los saltos atrás y adelante, lo que implica cierta confusión en el relato. Con todo, como la puesta en escena tiene garra esta fragmentada biografía del tristemente célebre personaje del título se sigue con interés y, en más de un aspecto, resulta esclarecedora acerca de las condiciones en que trabajaba la Mafia italoamericana. Gian Marta Volonté, intérprete favorito de Rosi y actor casi obligado en los filmes de denuncia está, como en él- es costumbre, excesivo, lo mismo de Rod Steiger. A B C 117