Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 27- 2- 87 ESDE hace más de dos siglos, los asturianos han contribuido de manera relevante a configurar las ideas rectoras de la conversión de España en un Estado moderno. En el campo de la economía, en el de la milicia, en el de la política, insignes asturianos se comprometieron en la reforma profunda de las Instituciones del Estado, aportando casi siempre innovación y progreso. Asturias transfirió al Estado la mayor parte de sus mejores inteligencias, y ese relativo empobrecimiento tal vez contribuyó a reforzar su carácter incomunicativo. El aislamiento geográfico de Asturias- a fin de cuentas una franja de cien kilómetros entre el peligroso Cantábrico y las más agrestes montañas de España- es, con toda probabHidad, decisivo en la configuración del carácter y el comportamiento colectivo de los asturianos, igual que el hambre antigua está presente en las actitudes de los habitantes de regiones que fueron misérrimas, aunque hoy sean prósperas. Su economía no se desarrolló tanto en la línea de contacto con el mercado- -el comerciocomo en la del aprovechamiento de las materias primas. El hecho hullero caracteriza todo el proceso económico asturiano: los yacimientos de carbón fueron el soporte de la industria siderúrgica y ésta de otras metalúrgicas secundarias: la fabricación de armamento, la construcción naval o los bienes de equipo. A su vez, estas producciones determinaron un sistema de infraestructuras (carretera a Castilla, carretera carbonera, puerto de El Musel) e incluso de conocimientos (Facultades de Minas, Químicas Geológicas, como ejes técnicos de la Universidad) Un encadenamiento casi mecánico es el hilo conductor- a partir del hecho hullero- de la evolución de Asturias de dos siglos acá. ASTURIAS A B C 57 D UNA ASTURIAS MAS COMUNICATIVA manifiesto que la asturianía es una forma de abrirse a los demás y no de cerrarse sobre sí. por Pedro de SILVA CIENFUEGOS- JOVELLANOS Una mayor vinculaPresidente del Principado de Asturias ción entre los asturiaaptitud para la relación, la comunicación, el nos de fuera y de dentro de Asturias es, así, comercio, la creación, la organización, el di- una manera de trabajar por una Asturias más seño, serán cualidades generadoras de ven- comunicativa. Conseguir esta Asturias no es, tajas relativas. Sin duda importará también la como algunos piensan, solamente una cuesriqueza intrínseca de la cultura de cada co- tión de buenas comunicaciones físicas, aunlectividad y, cada vez más, el respeto con que éstas son muy importantes (y mucho se que hayan logrado preservarla. ha avanzado en ellas) es un asunto también Una Asturias más comunicativa debe ser de cambios de actitud, individual y colectiva. un objetivo para todos. Pues bien, cientos de Una mayor relación con los asturianos que, miles de asturianos repartidos por el mundo fuera de Asturias, juegan todos los días en han demostrado que son pródigos en esas un campo más abierto y han demostrado que cualidades y aptitudes que, sin embargo, no la timidez colectiva se vence con voluntad inhan encontrado su ámbito idóneo de ejercicio dividual será sin duda positiva y estimulante. y desarrollo en la propia Asturias. Algunas A estos propósitos, entre otros, responde la decenas de miles de esos asturianos viven en la capital de España, son una parte impor- nueva sede del Centro Astuariano en Madrid, tantísima de la imagen que nuestra región en la que también están presentes otras Instiproyecta al exterior y han sabido poner de tuciones de la región. Durante varias décadas ese esquema económico deberá seguir siendo, sin duda, junto con la ganadería, la base principal de la economía asturiana, pero sería una actitud suicida desconocer las transformaciones económicas que se están produciendo en todo el mundo. Ya no es sólo la industria pesada la que está en crisis, sino el concepto mismo de industria como soporte principal del progreso y desarrollo de la sociedad. Al igual que la agricultura fue convirtiéndose paulatinamente en un sector poco relevante- e n términos de empleo y de contribución al producto total- y cada vez más subsidiario (la CEE es la PAC y algunos ornamentos) un similar proceso aqueja o espera a la industria. La terciarización de las economías va unida a su grado de desarrollo. Pero la fase expansiva de esa terciarización no descansará solamente sobre los servicios tradicionales: comercio, hostelería, educación, sanidad, transportes. Las demandas masivas de bienes culturales y de ocio, el disfrute de la naturaleza, el deporte, el turismo, las nuevas formas de comunicación no física, están dando lugar a la aparición de una oferta perfectamente mercantilizada que, sin duda, conocerá un gran despliegue en los años venideros. Las distintas aptitudes colectivas de los pueblos constituirán con toda probabilidad uno de los factores determinantes del papel que vayan a ocupar en ese despliegue. La PRINCIPADO DE ASTURIAS