Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ABC NACIONAL -La voz de ETA en el Parlamento vasco- VIERNES 27- 2- 87 El decálogo de un presunto etarra ante la Cámara vasca Vitoria El presunto miembro de la banda terrorista ETA Juan Carlos Yoldi defendió ante el Parlamento vasco un programa político, el de Herri Batasuna, partido al que el presidente del Gobierno definió en el reciente debate sobre el estado de la nación como brazo político de ETA. Defendió, pues, el programa político de la banda terrorista. El programa político- expuesto por Yoldi ayer puede resumirse en el siguiente decálogo: 1. Economía. Creación de un sector público que abarque todos los sectores económicos, con especial control del crédito. Este control incluye también los recursos minerales y la explotación de los principales puertos vascos, Bilbao y Pasajes, además de un rígido sistema fiscal. 2. Trabajo. Establecimiento de un marco de relaciones laborales que permita el control de las empresas por sus trabajadores como método para garantizar el empleo. 3. Enseñanza. Una enseñanza pública, democrática, pluralista y completamente euskaldún. Las características singulares del pueblo vasco habrán de impregnar el sentido de todas las disciplinas que se enseñen. 4. Administración. Creación de un funcionariado propio implantado en todos los territorios vascos y que utilice el euskera como lengua única. 5. Euskera. Difusión del euskera como lengua nacional, que habrá de ser el principal factor de cohesión del pueblo vasco, sobre todo en los medios de comunicación. 6. Territorios. Navarra forma parte del territorio vasco y su anexión no puede ser una cuestión que decidan únicamente los navarros, sino que afecta a todos los que creen en un proyecto de nación vasca. 7. Soberanía vasca. La soberanía reside en el pueblo vasco, que es el único que puede decidir su futuro, sin necesidad de concesiones por parte de Madrid, que mantiene una postura obstruccionista y desviacionista. El pueblo vasco tiene derecho a su autodeterminación. El actual Parlamento vasco no representa al pueblo. El vigente Estatuto de Guernica es insuficiente para garantizar las aspiraciones de soberanía del pueblo vasco. 8. Alternativa KAS. La alternativa KAS es el punto de partida para la negociación entre el Estado español y el pueblo vasco. Si no se admite este punto la lucha armada continuará y cada vez con más fuerza hasta conseguir la autodeterminación. 9. Negociar con ETA. Para la pacificación del País Vasco es necesaria la negociación política con ETA, al ser ésta parte integrante del pueblo vasco. Esto no es algo que imponga Herri Batsuna o la propia ETA, sino que es la voluntad popular. 10. Ejército. El Ejército español debe formar parte de la representación del Estado en la negociación en la que participe ETA, ya que es el interlocutor que el propio Estado ha empleado hasta ahora. Benegas abandonó el hemiciclo cuando Yoldi subió a la tribuna de oradores El despliegue policial evitó que se produjeran graves incidentes Vitoria: A. Hernando El secretario del PSE- PSOE, José María Benegas, abandonó el hemiciclo cuando el candidato de Herri Batasuna, Juan Carlos Yoldi, subió a la tribuna de oradores y no se incorporó a su escaño hasta que José Antonio Ardanza empezó su discurso. Un Yoldi tranquilo, bien afeitado, vestido con pantalón vaquero, camisa a cuadros y jersey gris subió a la tribuna entre las miradas, atónitas y expectantes, de los parlamentarios autonómicos y el público presente. Durante su intervención, el presunto etarra fue interrumpido en varias ocasiones por gritos de ánimo de los parlamentarios de Herri Batasuna, quienes tuvieron que ser increpados por el presidente. Juan Carlos Yoldi, que llegó esposado al edificio de la Cámara vasca, fue liberado de inmediato y atentamente observado por su madre y su novia, que estaban en una de las tribunas. Cuando terminó su intervención, las tribunas de Prensa (había más de doscientos periodistas y algunas cadenas de televisión extranjeras) y de invitados se fueron vaciando, mientras que todos los parlamentarios, incluidos los de HB, siguieron el discurso de Ardanza desde sus escaños. En el exterior, un impresionante despliegue de efectivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, tres veces superior a los existentes habitualmente en la capital alavesa, evitó que se produjeran incidentes de gravedad. No faltaron, sin embargo, pequeños disturbios con gritos a favor de ETA en las manifestaciones que se habían convocado con motivo de la celebración del Pleno para la elección de lendakari en el Parlamento autónomo. La histórica jornada de ayer discurrió en un clima de considerable normalidad. Su nota más destacada la constituyó de hecho la calma tensa y constante que se palpaba en el ambiente. componentes de los tres turnos, así como más del ochenta por ciento de los integrantes de los berrocis Cuerpo que se encarga de la seguridad de los políticos, yayer, especialmente, de la custodia de Juan Carlos Yoldi, cubriendo todas las dependencias del Legislativo, a excepción de la sala de Plenos. Manifestaciones No obstante, y a pesar de la relativa normalidad, no faltaron tampoco las alteraciones del orden. La primera y una de las más importantes se produjo minutos antes de las nueve de la mañana. Un reducido grupo de personas que esperaba la llegada de Yoldi, al hacer acto de presencia el furgón policial que lo trasladó prorrumpió en gritos en favor de la amnistía, originándose empujones y cierta tensión que motivó la inmediata y contundente intervención de la Brigada Volante de la Ertzantza, que cortó de raíz los altercados. Posteriormente, tal y como estaba convocada, a las diez de la mañana se registró una concentración de unas trescientas personas en la parte trasera de la sede parlamentaria. La concentración, que se mantuvo durante toda la mañana, se vio incrementada más tarde por la de los trabajadores de Magefesa y discurrió sin altercados, siempre bajo la vigilancia del doble cordón policial. Finalmente, una nueva concentración, ésta convocada por la Coordinadora de Estudiantes, se produjo a las doce del mediodía en la plaza de la Virgen Blanca. Incidentes aislados Sin lugar a dudas, el auténtico protagonismo fuera del legislativo autónomo correspondió a los distintos Cuerpos policiales, especialmente a las Fuerzas de Seguridad del Estado, que posibilitaron la tranquilidad en la calle, sólo rota por incidentes aislados que ni tan siquiera dieron lugar a detenciones. El despliegue policial era ya un hecho más de tres horas antes de que a las diez de la mañana diese comienzo, como estaba previsto, la sesión en la sede del Parlamento. A las siete de la mañana los miembros de la Policía Municipal, estratégicamente distribuidos, ordenaron el tráfico, desviándolo de las calles colindantes al Parlamento. Mientras, según fuentes próximas al Gobierno Civil, un número al menos tres veces superior a los habituales integrantes de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Vitoria establecieron un cordón prácticamente infranqueable en un diámetro de setecientos cincuenta metros alrededor de la Cámara autónoma. Por su parte, la Brigada Volante de la Ertzantza, en su totalidad- unos cuatrocientos números- custodiaba la sede del Parlamento, en el que, además, durante toda la jornada estuvieron de servicio permanente los Herri Batasuna seguirá fuera de las instituciones Vitoria Como se esperaba en medios políticos, Herri Batasuna utilizó la candidatura del presunto etarra Juan Carlos Yoldi como un golpe de efecto contra las instituciones autonómicas. Tras la intervención del portavoz del grupo, Ignacio Ruiz de Pinedo, los trece parlamentarios de Herri Batasuna abandonaron el hemiciclo alegando que la coalición abertzale no se había incorporado al Parlamento autónomo, ya que seguiremos sin asistir a este tipo de instituciones Ignacio Ruiz de Pinedo señaló en su intervención en el hemiciclo que la institución parlamentaria no representaba a la voz del pueblo vasco Ya fuera del Parlamento añadió que seguirán sin asistir para no apuntalarlas y que si lo habían hecho en esta ocasión era para recordar a los presos y refugiados.