Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 27- 2- 87- NACIONAL -ABC, pág. 19 Yoldi: El terrorismo continuará cada vez más fuerte para conseguir la autodeterminación El Ejército debe ser el interlocutor en Salió del Parlamento vasco gritando Viva la negociación con ETA Euskadi armada La intervención del candidato de HB, plagada de ataques a la Constitución El presunto etarra Juan Carlos Yoldi afirmó ante el Pleno del Parlamento vasco que 1 a lucha armada continuará y cada vez más fuerte para conseguir el derecho a la autodeterminación del pueblo vasco. Si queremos conseguir la paz, hay que agarrar el toro por los cuernos. Mientras perdure la represalia no habrá paz, y El discurso de Yoldi fue seguido con enorme expectación por todos los diputados de la Cámara, a excepción del secretario general de los socialistas vascos, José María Benegas, que salió del hemiciclo al comenzar a hablar el presunto etarra. Juan Carlos Yoldi pronunció su discurso unas veces en castellano y otras en euskera. Su tono fue tranquilo, aunque en algunas ocasiones adoptara una actitud desafiante hacia los demás diputados, que tuvieron que escuchar cosas como que la cárcel no es un sitio hermoso, pero sí mas digno que estas sucias poltronas Su intervención duró algo más de una hora. Fueron los parlamentarios sentados en los escaños del PSEPSOE los que más tuvieron que aguantar las referencias de Yoldi. En una ocasión, cuando se estaba refiriendo al derecho de autodeterminación, el candidato de HB, mirándoles directamente, les pregunto: Se entiende, ¿no? Tampoco ahorró Yoldi referencias a Carlos Garaicoechea y a Mario Onaindía cuando trató la cuestión de Navarra, o al PNV y a la Ertzanzta, a la que denunció por la forma en que se le trasladó desde la cárcel de Nanclares de Oca al Parlamento. Esa no es forma de tratar a un presunto lendakari dijo. El programa de Gobierno que defendió, dijo, era un programa de mínimos para la reconstrucción nacional de Euskalerría, que no podía aprobarse en el Parlamento vasco, ya que carecía de las competencias oportunas. El programa de Herri Batasuna, añadió, exige cambiar el actual marco jurídico y político del País Vasco. Como medidas para conseguir la recuperación económica de Euskadi, Yoldi defendió la creación de un sector público fuerte, el control de las empreas por parte de los trabajadores, una política fiscal propia que obligue a pagar más a quien más tiene, control de las instituciones financieras, control de los recursos minerales y de los puertos de Bilbao y Pasajes. La recuperación ligüística y cultural es fundamental, según su programa, para lograr la euskaldunización. Para ello se necesita una escuela propia, implantar un funcionariado propio en las cuatro provincias, reconocimiento legal del euskera, que debe centrarse en su uso en la administración y en los medios de comunicación. Vitoria G. L. A. A. H. no tengan duda de que habrá respuesta, de que siempre habrá respuesta Yoldi se limitó a leer el discurso que previamente le había preparado la directiva de Herri Batasuna, que contenía tas reivindicaciones básicas de los abertzales: la autodeterminación, la anexión de Navarra y la negociación política con la banda ETA. representante de éste debe ser el Ejército porque son los interlocutores que ustedes han nombrado Todos los demócratas, dijo, deben llevar a cabo la negociación para la paz. En la medida en que no mejore la situación os volveréis cómplices de la misma. Herri Batasuna no quiere ser cómplice y la mejor manera de denunciar esto es nuestra ausencia de las instituciones. Estoy satisfecho y orgulloso de haber podido expresar la opinión del pueblo y de mis compañeros encarcelados. Me voy con la seguridad de que la causa está creciendo. Tengo la conciencia clara de que he hecho un acto de servicio para conseguir la soberanía de Euskadi. Está claro que la victoria está cercana. Ustedes se van a sus casas o a celebrar el pacto y yo vuelvo a la cárcel, a la mazmorra. No es un sitio bueno, pero sí es más digno que estas sucias poltronas. Yoldi dijo, del pueblo vasco a su derecho al autogobieno. Si esto no se consigue, afirmó Yoldi, la lucha armada continuará y cada vez más fuerte para conseguir ese derecho a la autodeterminación La alternativa KAS fue defendida por Yoldi como el punto de partida para la negociación entre el Estado y el pueblo vasco. En esta negociación tiene que estar presente ETA, y no por capricho de ella o por deseo de Herri Batasuna, precisó el presunto etarra. En este punto concreto, Yoldi dijo que en la negociación entre ETA y el Estado el Anexión de Navarra Navarra, según dijo el candidato de Herri Batasuna, está cada vez más lejos y no se trata de un asunto que deban decidir en exclusiva los navarros, sino que es algo que afecta a todos los que apuestan por un proyecto de nación vasca. La solución a este problema, dijo, es la remodelación del reconocimiento de la soberanía nacional, que reside en el pueblo vasco y que no es concedido por Madrid, que mantiene una postura desviaciuonista y obstruccionista. Es el reconocimiento constitucional, Contra Francia Yoldi denunció la situación de los presos políticos vascos y de los refugiados y deportados que Francia ha enviado a todas partes del mundo. El candidato de Herri Batasuna terminó su discurso con un Gora Euskadi Askatuta (viva Euskadi libre) que fue respondido por los parlamentarios de HB puestos en pie, que fueron los únicos que aplaudieron. Juan Carlos Yoldi abandonó el edificio del Parlamento hacia las siete menos cuarto de la tarde escoltado por la Policía autónoma, que le condujo de nuevo a la prisión de Nanclares de Oca. Yoldi declaró al salir que mientras exista la represión en Euskadi no habrá paz, habrá guerra. Mientras haya un solo refugiado en Euskadi no habrá paz, habrá guerra, para desgracia del pueblo, y habrá muerte por todos lados, pero la guerra continuará. Viva Euskadi armada La figura del día EL PARLAMENTO VASCO El Palamenta vasco se convirtió ayer en una caja de resonancia de las peticiones de la banda terrorista ETA. Fue el foro de las amenazas del presunto etarra candidato a lendakari por Herri Batasuna, Juan Carlos Yoldi, quien gozó de absoluta libertad para atacar a las instituciones y a la democracia. En todo caso, el pacto del Gobierno que permitió la reelección de José Antonio Ardanza constituye una es, peranza para la estabilidad de una región sacudida por la violencia.