Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 24- 2- 87 A B C DE LA EDUCACIÓN A B C 57 a para la libertad de enseñanza UMNOS QUE ASISTEN A CENTROS ENSEÑANZA PRIVADA EN LA CEE (PORCENTAJES APROXIMADOS) 1 1 L Muy diferente es el caso de los dos restantes países que en el cuadro ofrecido parecen preferir el sistema de las subvenciones globalizadas. Tanto en uno como en otro los centros privados pueden recibir importantes ayudas financieras que, en Dinamarca, alcanzan frecuentemente hasta el 85 por 100 del presupuesto general de los centros. Alemania federal, con una larga tradición de escuela pública de excelente calidad, cuenta en general con un reducido sector privado, algo más voluminoso en los Estados del a los fondos públicos Sur. Hay variaciones de bulto entre la política de subvenciones aplicaPersonal Edificios y Gastos de Hres no docente equipo funcionamiento das por los diez Estados alemanes, pero en todos ellos rige el principio de subvencionar ciertamente a los Sí (T) Sí (P) W) Sí (T) centros que cumplan los necesarios requisitos de utilidad social, profesorado idóneo, etcétera, y las subvenSí (P) Sí (P) Sí (P) ciones llegan con frecuencia a cubrir el 90 por 100 de los gastos preSí (T) SÍ (T) Sí (P) supuestados. Sí (T) SÍ (T) Sí (T) Los países más significativos de la CEE han optado, sin embargo, Sí (T o P) Sí (T o P) Sí (T o P) como puede apreciarse en el cuadro adjunto, por hacerse cargo de los diferentes capítulos presupuestarios, uno por uno. Los más signifi- bien esta simplificación debe entenderse con las debidas cautelas. Se trata de una subvención muy escasa en los casos de Grecia y Portugal. En Grecia, como puede apreciarse, el sector privado es reducido (un 6 por 100, aproximadamente) en parte como consecuencia de la prohibición llevada a cabo en 1977 con respecto a la creación de nuevos centros privados de enseñanza profesional y técnica (los más numerosos del sector) En su mayor parte, los centros subvencionados son de enseñanza secundaria y la subvención globalizada que reciben la fija discrecionalmente el ministro de Educación. Portugal, con un porcentaje de asistencia a centros privados algo mayor, dio un importante paso en 1979 con la llamada ley de Bases de la enseñanza particular y cooperativa la cual esta- En Inglaterra, la tercera parte de las escuelas que paga el Estado son privadas En Bélgica, Holanda y Dinamarca los centros privados reciben el nombre de escuelas libres Salo en Luxemburgo y en Italia no hay subvención para las escuelas de iniciativa social La financiación pública no convierte necesariamente en públicas a las instituciones que la reciben blecfa un régimen de contratos y subvenciones que, sin embargo, se ha puesto en práctica de forma muy imperfecta. Importantes ayudas cativos por tratarse, sin duda, de los que cuentan con un sector privado más importante. Én el cuadro se señala, mediante las letras T o P si la financiación destinada a cada capítulo pretende cubrir total o parcialmente los gastos realizados. También esto debe interpretarse con las debidas reservas, pues una cosa es lo que se pretende y otra lo que a menudo se consigue. Por ejemplo, en Bélgica, donde los centros privados cuentan con unas subvenciones que ya desearían para sí los de otros países se oyen frecuentes quejas de que los fondos destinados a personal no docente y a gastos de funcionamiento se quedan cortos respectó a las necesidades. minados capítulos (gastos de funcionamiento, personal no docente) en las llamadas escuelas voluntarias subvencionadas En este país existe incluso un régimen de subvenciones globalizadas, parciales, a las llamadas escuelas de ayuda directa (por tratarse de una subvención hecha no por las autoridades locales, como es lo más común, sino directamente por el Ministerio de Educación) En Francia, las cantidades transferidas por el Estado a las escuelas dependen tanv bien del tipo de contrato que, de acuerdo a la legislación de 1959 y otras leyes posteriores hayan firmado las instituciones privadas concretas. En términos generales puede decirse que, al menos en lo que respecta al periodo de escolaridad obligatoria, la financiación más comple? ta de la e n s e ñ a n z a p r i v a d a (especialmente confesional) con cargo a los fondos públicos es la que se lleva a cabo en Holanda e Irlanda. Én ambos países existe una equiparación sustancial, a estos efectos, entre centros privados y centros públicos. José Luis GARCÍA GARRIDO Diferencias Existen, además, en determinados países, diferencias notables de financiación en uno o más capítulos, en virtud de que los centros hayan suscrito con las correspondientes autoridades tal tipo de contrato o talotro. En Iglaterra, por ejemplo, la financiación de las llamadas escuelas voluntarias controladas es prácticamente comple, ta, mientras que no lo es, en deter- 1