Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 A B C LUNES 23- 2- 87 Enírevisía No debemos dejar que España se convierta en un país de funcionarios Declaracioiies de Alfredo Molinas, presidente de Fomento del Trabajo lo que ya es menos grato, sobre todo cuando se adorna con ciertas historias sobre la inspección. Últimamente, subinspectores de Hacienda se han metido físicamente en los puestos de venta de los mercados de Barcelona diciendo a cada uno de los vendedores: Usted despache, que yo ya iré viendo lo que hace. Y, además, tenga en cuenta que yo gano sesenta mil pesetas al mes y que usted puede ganar millones. Esto ha creado la lógica reacción negativa: se han cerrado paradas, incluso mercados. Madrid. S. E. L. Alfredo Molinas está como quien dfce en el comienzo de otro mandato del empresariado de Cataluña, como presidente de Fomento del Trabajo, la gran patronal catalana. Moíinas sigue en una atalaya excepcional, que refuerza su condición de vicepresidente de CEOE, para ver y enjuiciar el rumbo que sigue la otra transición especialmente inconclusa: la transición económica y social desde ios inicios del cambio a las condiciones actuales. Cuando comienza nuestro segundo año en! a y, sobre todo, la regulación de la competitiviCEE, la trayectoria de la empresa española dad. Hay sectores, no ya empresas, que han es tanto como un proceso ninguna de cuyas evolucionado rápidamente, como el textil. En partes es ajena a este dirigente empresarial, cambio en otros, como el eléctrico, que suque parece un retrato de la primera Restaura- frían- y sufren- -una dura intervención esta- El 5 por 100 beneficia a los parados ción reflejada en ei año 2000. Sus juicios son tal, los programas de adaptación tienen una Quiero decir con esto que se hace una pocontundentes pero sin acritud, y sus observamediatización importantísima. lítica fiscal dura, pero asiimible. No ocurre lo ciones, las propias de quien sabe el día a día mismo cuando se hacen planteamientos de de las empresas y de la economía española inflación en un 8 por TOO y, por tanto, los saMenos inflación y más impuestos en su entero conjunto. Especial interés ofrelarios no deben pasar de ahí. Este tope, hay cen sus declaraciones sobre la valoración ge- ¿Concuerda el empresariado con esas que tenerlo muy presente, se hace en defenneral que le merece la política del partido go- afirmaciones de que el Gobierno socialista sa de las clases más desprotegidas, que no bernante, sus precisiones sobre la naturaleza está haciendo una política económica de de- son ni los obreros ni quienes tienen un puesefectiva de los sindicatos españoles y, sobre rechas to de trabajo. Los más desprotegidos son los todo, su observación sobre algo que por lo- L o primero que diría es que no hay una que buscan un empleo, que se les aleja a demás resulta obvio: que los sindicatos son política económica de derechas o. de izquier- cada golpe de incremento salarial. sindicatos de empleados y que el Gobierno, a das. La política económica es una parte de la El empresario, por otra parte, se ve forzado la hora de mantener la inflación dentro de los política general. El PSOE está realizando una a mantener la competividad de una empresa límites previstos para 1987, tiene en sus ma- política global socialista, dura y profunda con reduciendo los costes de producción. Estas nos el volante, el acelerador y el freno. Alfre- la que está cambiando las estructuras espa- reducciones pasan a veces por las de persodo Milonas ha hecho a ABC las siguientes ñolas. Está cambiando la familia, la enseñan- nal, aparte de introducir alternativas tecnolódeclaraciones: za, ¡a Justicia, etcétera, conforme los dogmas gicas a la producción. En condiciones de dusocialistas. reza salaria! se pierden puestos de trabajo y En e 1 campo social puede hacer demago- no se abren las puertas a quienes realmente Fecsa, un bache superable gia, en el económico la demagogia no cabe: necesitan un salario, por modesto que sea. -Creo que en ningún momento ha habido son números que se suman o números que Aquí hay otra política socialista muy clara la sensación de que Fecsa se hundía. El aho- se restan. No se trata de una comparación de hecha desde el Gobierno: la instalación en el rrador no ha tenido la visión de que peligra- valores, de discursos, de apreciaciones o de paro. Es el cultivo del voto regado con dinero ban sus ahorros. Además, dado el pragmatis- palabras mejor o peor utilizadas. Lógicamen- público. Ellos dicen: Tú tienes unas percepmo de los catalanes, éstos saben que cuando te, el Partido Socialista, en algo de esto ha ciones del Estado. Te enseñamos a cobrar y los índices de! a Bolsa están en lo más alto, sido sensible a la enseñanza de los partidos no trabajar y a no arriesgarte. En un movienen las operaciones de realización de be- socialistas europeos en las evoluciones que mento dado, el presidente del Gobierno dijo neficios. Y el tema de Fecsa ha sido una éstos han tenido, en las políticas económicas que prefería que un joven estuviese trabajanbuena excusa para la realización de benefi- que han seguido. do seis meses a que no tuviese ninguna cios, como se ha visto después, que han Que esas políticas económicas desarrolla- oportunidad laboral. vuelto a subir los índices. Realmente, el im- das por otros países se tilden aquí como de pacto informativo que ha tenido fuera de Ca- derechas, no es sino pura demagogia. Esto, Laflexibilidadgenera empleo taluña ha sido mucho mayor que en la propia o es utilizado intencionadamente, incluso por Cataluña. Nunca hubo sensación de hundi- el mismo Gobierno, o es asumido por una Las tímidas medidas que se tomaron para miento, sino de bache perfectamente supera- oposición que no entiende la realidad de lo flexibilizar la contratación han incrementado ble. que pasa. ésta de modo realmente importante. Ello ha- Esto es asunto que también tiene una Para poder lograr estabilidad en el poder hecho que no continuaran disparándose a los acepción de modelo, quizá menos por Fecsa se necesita un programa económico que niveles anteriores las cifras de paro. Esta que por el entero sector eléctrico, que es un haga que el país funcione... que era, precisa- fórmula, además, favorece el conocimiento sector intervenido. ¿No es quizá hora de pe- mente, uno de los eslóganes del PSOE ante entre el empleado y el empleador, con lo que dir un estatuto para la autonomía del sec- las elecciones del 82. Hemos visto que el úni- en el 80 por 100 de los casos el empleado tor? co punto en el que ha venido a acercarse a pasa a ser fijo. Son caminos asimismo para- Realmente no desde enero del año pasa- las líneas económicas del mundo occidental favorecer la convivencia entre los empresado, en que fue efectiva la integración en la ha sido el de la estabilidad. Se ha consegui- rios, los directivos y los empleados. CEE, sino ya desde años anteriores se iba do reducir la inflación, pero no en las mismas Esto, naturalmente, no es una política de viendo que los sistemas operativos basados proporciones que en los restantes países eu- derechas. Es una política del mundo occidenen un intervencionismo del Estado iban a ropeos. Se ha incentivado la contratación la- tal. La política de derechas sería más amplía cambiar. Un intervencionismo implica siempre boral, con la movilidad y la flexibilidad: aun- en algunos aspectos, aunque tampoco hay un proteccionismo. Esto se ha visto en mu- que no se ha tenido él valor de continuar. El en estos momentos una definición clara de lo chas empresas privadas que han hecho su contrato laboral necesita ser flexible en su que sería realmente una política así. Y apropropio reajuste y una readaptación, en previ- constitución y en su extinción. En resumen, vecho para decir que las derechas y las izsión de que la normativa europea y el libre se han abordado cuestiones importantes, quierdas están totalmente obsoletas. El planmercado europeo iban a entrar en España. pero superficialmente. teamiento es otro: cómo se ve la administraPero es más: no solamente iban a entrar las El reducir la inflación ha permitido presen- ción de los bienes públicos, el servicio al mercancías de otros países europeos, sino tar una cara más agradable al pueblo; pero, a pueblo y no la explotación fiscal del ciudadaque lo harían también las ideas, los sistemas la vez, se ha incrementado la presión fiscal, no para después consumir el dinero en gas-