Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ABC OPINIÓN LUNES 23- 2- 87 Panorama EL COLMO S í, el colmo ha sido que el líder separatista de Herri Batasuna, Iñaki Esnaola, haya encontrado tribuna en el Club Siglo XXI, al que, desde este momento, me avergüenzo de pertenecer y públicamente solicito mi baja del mismo, como militar español y vasco, al que duele en el alma la sangre derramada de tantos compañeros y amigos, asesinados durante casi veinte años en criminales actos terroristas, siempre perpetrados a traición, con brutalidad y vesania. No nos va usted a convencer, señor Esnaola, de que la sucesión de crímenes de ETA no es terrorismo, sino, como ustedes dicen, lucha armada Lucha es pelea entre dos y sinónimo de lid y combate, que es acción bélica en que se enfrentan fuerzas militares de alguna importancia. La canallesca e interminable espiral terrorista etarra no ha buscado nunca el enfrentamiento, sólo el asesinato por la espalda o la voladura a distancia. En la lucha- término al que ETA no tiene derecho- se pelea cara a cara, que es lo que ETA no ha hecho nunca. Los milis o miembros de ETA militar se han autoadjudicado ellos un excelso adjetivo que nosotros, soldados y militares de verdad, no les recoA última hazaña de Osear Alzaga ha sido noceremos jamás porque no son más que dirigida, en forma de opinión, contra la una cuadrilla de bandoleros y asesinos. persona de Antonio Hernández Mancha. Parece un maletilla pidiendo una oportunidad Los militares, señor Esnaola, no matan a ha dicho. Cuando Alzaga sé hace el gracioso traición, no extorsionan, no secuestran; se tiembla el hemiciclo. Habrá que estar prepabaten contra un enemigo visible. ETA no tie- rado con el benefactor del Grupo Mixto. La salida de Alzaga resultaría coherente si ne categoría para que se ocupe de ella ni con ella un Ejército. No se haga ilusiones, no hubiera venido de Alfonso Guerra. Este estilo nos va a llevar a esa trampa que de forma para descalificar es bastante conocido por los tan estulta le han permitido exponer una vez patos de Doñana antes de hincar el pico a más en el Siglo XXI. ¿Y sabe usted por qué? causa del arte de fumigar. Cuando Alfonso Guerra cuenta su vida y se larga un chiste ya Pues porque esa minoría asesina no ha conseguido, como otros frentes de liberación se sabe las reacciones, más o menos espeque están en la crónica histórica y la mente radas por la parroquia y su contorno. El últide todos, que el pueblo vasco les siga para mo chiste de Alfonso Guerra, en Sevilla, desluchar. Viets, argelinos, saharauis y tantos pués de coger el avión de los viernes como más comenzaron, sí, con la práctica terroris- nos contara Antonio Burgos, ha sido dirigido ta, pero sólo la utilizaron para levantar en ar- a los medios de comunicación. Se ha referido mas a sus pueblos, llegando a constituir ver- el experto en el coto a la campaña de Prendaderos Ejércitos, identificados y combatidos sa. Si en lugar de decir que era contra el Gobierno llega a decir que era a favor del Gocomo tales. bierno, Alfonso Guerra habría dicho una vulY no lo han logrado porque la utopía inde- garidad. Desde que el Gobierno volvió a pendentista es un invento artificial que inventar la Prensa del Movimiento, las honnada tiene que ver con un pueblo en armas rosas excepciones son aquellas que no rin- eso es un Ejército- -luchando por una liber- den pleitesía a los dictados gubernamentales, tad que ya tienen y que es, y será siempre, la llenos de errores y desaciertos, por lo delibertad española. Y es que su movimiento, más... Alfonso Guerra es un espabilado que señor Esnaola- e l de Herri Batasuna y juega a la confusión y sale por peteneras en ETA- es falso. Dejen los etarras de asesinar cuanto la afición se descuida. Al fin y al cabo y aterrorizar y verá qué poco dura ese artifi- algo bastante natural. cioso sentimiento separatista, sólo alimentado Lo de Óscar Alzaga ya es más extraño. por el pavor y el hastío. Osear Alzaga lleva una carrera política des- Contraventana TAL COMO LO VE ÓSCAR ALZAGA concertante. Tan pronto se arrima a UCD, como dinamita el partido, como acude a AP, como se despide con los votos puestos, como arrea contra los afines. Como en el Oeste, cuando se arrima el vaquero más rápido con el revólver, habrá que mirar con atención los movimientos de Alzaga. Es un experto en el ataque político, que nos había hecho creer, cuando sé acercó a Fraga, que estaba realmente arrepentido. En estos tiempos, donde es difícil dejarse engañar y cuesta lo imposible encontrar duros a pesetas, Osear Alzaga logró engañar a una buena parte del electorado conservador. Pero cuando se hizo con un buen puñado de escaños montó en su caballo y echó a correr. Nunca el Grupo Mixto había soñado tamaña aventura. Osear Guadiana (ahora aparezco aquí, ahora aparezco allá) fue el primer detonante, el desencanto de Manuel Fraga. Toda la crisis de AP ha significado una preocupación para la ideología de moda en Europa. Y hasta los socialistas se han mostrado discretos y respetuosos con la marcha de los acontecimientos. Es curioso. Osear Alzaga se lo estaba pensando. Y cuando todo el mundo ha acogido el desenlace con serenidad o, por lo menos, con cautela, Osear Alzaga se ha soltado el pelo. En Europa y por esos mundos, cuando se explica esta situación, se ponen las manos en la cabeza. No hay quien lo entienda. Sin devolver los escaños siquiera, para Osear Alzaga no hay otra crítica política que la de Hernández Mancha. Espectacular imaginación y desconcertante sentido de la coherencia. El presidente de AP es la última personalidad política, por el momento, a quien Osear Alzaga le ha echado mal de ojo. Lo ve como maletilla y en actitud de solicitar una oportunidad. Alguien debiera recordarle a Osear Alzaga que han sido muchos los toreros que empezaron de maletillas y terminaron por formar el taco en los ruedos. Luis PRADOS DE LA PLAZA L Miente usted cuando afirma que el pueblo vasco no está aterrorizado- nada más que los empresarios dice- Tiene que estarlo o incurriría en colectiva vileza que ningún español está dispuesto a creer. Nada, pues, de lucha armada ni identificación de ETA con una fuerza militar Solo delincuencia y bandolerismo. Manuel MONZÓN Liquidación total de jerseys Jorge Juan, 4 (frente a Loewe de Serrano)