Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ABC OPINIÓN ZIGZAG LUNES 23- 2- 87 Queridísimos yuppies NUNCA EN DOMINGO H ACIA un frfo del demonia allá fuera. Los jardines orientados a Poniente tienen eso. Rebota, el viento de la sierra no se sabe dónde y siempre sopla del Norte. Habías encendido la chimenea y te refugiaste en el sillón de ver la tele Humeaba la pipa el aroma de tu mezcla favorita: Half Half y Capstan, a partes iguales. El satélite estaba insoportable aquella tarde. A lo mejor era el convertidor de polaridad, pero e) partido de rugby del Screen Sports llegaba con Interferencias. Era horrible la película del Sky Channel y maldita la gana que tenías de ver el Telediario de la RAL Los vídeo- clips del Music Box te pillaban ya demasiado lejos y los dibujos animados del Children s Channel eran los de toda la vida. Los habías visto en cualquier hotel del mundo donde te pillaba la noche con el sueño cambiado. Decididamente no valía la pena gastar dinero en otra pantalla parabólica con decodificador. No sabías estar solo los domingos. Ese era el único problema. Te habías pasado las horas muertas, treinta años atrás, escuchando la BBC y Radio España Independiente. En la vieja Telefunken ojo mágico tu padre oía el parte Y toda la familia, los sábados por la noche, Cabalgata fin de semana y La melodía misteriosa Con una vieja galena y tres diodos te habías fabricado un superheterodino que escuchabas en la cama, escondidos los auriculares bajo la almohada. Era verdad aquello de Al éxito por la electrónica entre los entrañables anuncios del DDT Chas- DDT Chas- no- hay- quienr teaguante antes de la Vuelta Ciclista a Francia que nunca ganaba Bernardo Ruiz. Fumabas Timonel los domingos, ¿o era Bubi? y algún Farias cuando jugaba el Atlético en el Metropolitano. Te duraba justo hasta que comprabas Goleada ¡con los resultados de tos partidos, compre Goleada -a la puerta del Metro de Cuatro Caminos. Ahora ya no te acuerdas por qué un ingeniero de sistemas está acostumbrado a la soledad desde la habitación con derecho a cocina al curso de inglés con aquella familia americana que vivía al lado mi 6 mo de Berkeley. Estuviste casado, claro, pero aquello duró poco. Sólo en verano te acuerdas, cuando vuelve de la High School tu hija oliendo a ketchup y rebozándote por la cara su acento de Boston. Te pusiste a ordenar el armario. Estaba hecho un desastre. ¿Por qué no tirabas a la basura, de una maldita vez, aquella trenka? ¿Por qué guardabas los jerseys cuello de cisne y los vaqueros acampanados? ¿Cuándo ibas a dejar sitio para la media docena de trajes cruzados que acababas de comprar en Andros a quince mil duros, ¡qué barbaridad I, con lo bien que te había sentado siempre la ropa del abuelo dada la vuelta? Desde las provisionalísimas de aquella separación a contrapelo hasta que, ¡por fin! llegó la anulación habían pasado casi diez años. Sólo habías ido una vez por D Angelo y no te atreviste ni a invitar á una copa a aquella chica que pare cía ausente entre tanta rubia rotunda y provocativa. Una mujer que no merece un poema, pensabas, no merece tampoco el esfuerzo de vivir con ella. Sonó el teiefonillo del portero automático, pero apenas lo oíste. Ella insistió. La habías visto alguna vez recortada su silueta en el chalé de enfrente. Cuando quisiste darte cuenta estaba en el hall ¿Tendrías por casualidad un sobrecito de tila o de menta poleo? No sabes cómo fue, pero dos horas más tardé empezaste, a pensar que, acaso, podrías escribir algo, algún día de estos, sobre la inmensa tristeza de sus ojos. O sobre ese temblor que observaste en sus manos cuando apagó el televisor y acarició tus pipas, una a una, en el inmenso silencio de tu alcoba. No estás muy seguro si un poema de amor o una canción desesperada. Luis Ignacio PARADA sólo falta que se generalice el impuesto de cada colectivo con Don Alfonso Guerra ha denun- problemas para obtener de esa ciado en Sevilla la existencia de manera los fondos de su caja una campaña de Prensa contra de resistencia Se podría dar el PSOE para desprestigiar al por terminada la era de los inGobierno y ha pedido a los mili- cendios de autobuses e iniciar la tantes de su partido y a los car- de la exigencia de dinero para gos públicos que se mantengan poder circular, según por qué bafirmes ante la misma. La mayo- rrios, carreteras, calles o distriría de la Prensa- h a dicho- tos. salvo honrosas excepciones, ha trocado su misión de informar y Monna Lisa criticar a los poderes públicos por una actividad política que No nos dicen las agencias de está diseñada contra (os socialis- Prensa cómo ha logrado un intas y contra el Gobierno. Natu- vestigador de la Universidad de ralmente. Si la Prensa tiene California descubrir, en anáalisis como misión y justificación de- realizados con ayuda de compununciar los abusos de poder y tadoras, que el célebre retrato de las deficiencias de la gestión pú- Monna Lisa ha sido reiteradablica, difícilmente podrá hacerlo, mente retocado desde que lo en la concreta situación españo- pintara Leonardo da Vinci. ¿Se la, sin mencionar al partido que ha procedido a un análisis mateostenta y monopoliza ese poder. mático de las posibles pincelaMal síntoma que se rechace la das o ha sido sometido el cuadro crítica legítimamente ejercida. a un estudio radiográfico para ¿Acaso aspira el señor vicepresi- detectar capas ocultas de pintudente del Gobierno a unos me- ra? Sea como fuere, la mágica dios tan- dóciles y serviles como sonrisa de la Gioconda no se los de la televisión estatal? La desvanecerá ante los embates nostalgia de anteriores etapas es iconoclastas de la ciencia. El recada día más patente. trato, que preside la sala más visitada del Louvre, seguirá ejerciendo su fascinación sobre geTributo callejero neraciones futuras, aunque se Alude Luciano Rincón, en un demuestre que no fue esta la incomentario que publica El Co- tención de su autor. rreo Español- EI Pueblo Vasco a una nueva y peligrosa innovaRetratos molestos ción: los peajes establecidos en las carreteras por grupos de esLa primera medida M gobertudiantes que piden dinero para nador civil de Guadalajara ha continuar su protesta. Este pro- sido retirar de la galería de retrablema- escribe- puede ser se- tos del Gobierno Civil a cuatro rio, sobre todo si se prolonga, de sus antecesores en el cargo, por dos razones... Una es que precisamente quienes lo desemsuma un elemento más a la dis- peñaron entre 1941 y 1964. La torsión ciudadana del tráfico, que anécdota parece extraída de ¡a bloquea carreteras y ha llegado novelística de Guareschi o de la a impedir el paso de algún coche filmografía surrealista italiana. de bomberos... La otra, que una Pero acaba de ocurrir en la Essociedad en la que ya existe, y paña democrática y comunitaria parece que contemplado con que se encamina al siglo XX 4. normalidad por algunos, el llamaHay quienes entienden así la todo impuesto revolucionario lerancia y el talante democrático. Mordaza a la Prensa en febrero Treinta años de guarda con el conde de Yebes Las huellas de los animales en la nieve Campeonato de España de Caza Menor con Perro Un nuevo concurso y 1.000 cartuchos de premio CÜL ¿Ot. ADQUIÉRALA EN QUIOSCOS Y LIBRERÍAS.