Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
bamo nosoiros- El Nelherbnds eia menOi drcimíura y teatral j poi supuesto, más clásico que el Cullberg. Cíjmo movímicnlüs. se hacían co a mara -illo porque se j u g a b a con 1 Ü lécnica, p e r o para mi guato se oJvidaban del n ti míe DIO. Q- ¿T a n importante es el tilmo como it expresión? Para mí si. porque el movimiento tiene que expresar uo senliíniento. Si careces de expresividad, si tu cuerpo no tiene nada que decir- p o r q u e la eipresiún no cslá sólo en la cara- la ecnte se aburre y dice: ¡Oh, qu ¿ponilo, cómo se mueven, con qué del i c a d e z a! p e r o no e n i i e n d e n nada. Sin los sentimientos, el movimiento no expresa nada por esa me fui del E Müls quien impone ese dramatismo? -S í porque es el coreógrafo y. por lo lanío, marca U p uia. L lectura precia del texto también me ayuda. Por ejemplo, si el balleí- esta tomado de una obra de Lorca, como es el caso de Bernarda Alba el conoamiento del poeta y la lectura del texto, es fundumcnral, como Itimbii n In a la música. H y que conocei la o b r a para saber qué es lo que pasa a tu alrededor. -Crees que la danza está demasiado encasillada y necesitarla rupturan nvio os eníoqueSr. -L o que precisa son compañías como la nucstia. porque nay otras muv modernas pero en el seniidft abstracto y, a la hora de la verdad, resulta igual de chocante un- ballet- moderno pero abstracto, que un clisico mal beclio Haee íalta que la cnte se dé cuenta de que el baile es la expresión humana de cualquier scmimienlo: humor, rabia, odio, amor. -P i e n s a s que los repertorios clásicos son un tanto artificiales y que tal vez sería c o n v e n i e n t e cambiarlos. -N o es que resulten attifidales. sino que en general el baile clásico w está volviendo exclusivamente itcnico. Solo se piensa en vci quién hace mas piruetas. t uién salla más, Lo único que interesa es la perfección técnica y yo estoy por ei sentimiento, por dar al público algo en que se pueda reconocer; si no él, al menos a o t r o s Lo d e m á s es un movimiento bien hecho y ya está- No ejtpresa nada. -0ii Í 7 á arinalbando los argumentos clásicos cambíanan las cosas, como habüís hecho vosotros con üíselle -T a l vez sea u n a f ó r m u l a pero no sé si sufícicnic. El representar temáis sociales actu c ayuda a conocer la danza, porque llega más al público. -La casa de Bernarda Alba es una obra escrita hace m ile cincuenta aiios. Entonces se vivía de una forma diferente; ahora, si quieres, también tenemos una cierta represión social o familiar, a pesar di lo mucho que se ha evolucionado y del tiempo que ha transcurrido. TodaWa existe esa madre absorbente, protectora de sus h i j Aún hay estas cosas y, además, en cualDuici parte del m u n d o Cuando Mats leyó el teilo de Federico me dijo que en aipún íentido veía en el un poco a su familia, que es sueca. (Ana Lüguna en este momento se apresura a hablar de la falsa idea que tenemos los españoles de los suecos, de lo tópicos que n nuestras concepciones. Son tímidos, pero no fríos, Algo de esa limidez si se le ha contagiado, pese a ese aspecto de chica normal y corriente que tiene, muy l e j o s del- cdivismo- L y con la enorme naturalidad que conlleva la sencillez, Es mañica v con la nobleza baturra se fue a Eslocolmo a bailar y no precisamente la jota- Cuenta que a los pocos iños El movimiento tiene que expresar u n sentimiento, si no la gente se n r r e w