Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í: v T T J 1 IJ A TEATRO Por Carmen FUENTES Salió un hiren día de ZaraROU a íw dÍCTÍDotse ai a i llevando como cquip e vmxei írjaa upalilús dratrozadaN por el nso dado en la i- uda de danza de María de Aiila. Y llegó a Estoculmo. cnsi de puntilUSí inlrntando pasdT Inadverlidi. pcrn no pudo. Los suenw se njiíron rápido et aquclEa casi nii a d t cuerpo cierto y fraüil, que cuando t a al cscenado iodo era ritmo y eüpreskin. Cuando baila su cuerpo parece un ali udón empijj; ido por el iento De e? ilo hace 3 a I r e años, d tiempo preciso para habcrw converlldo en U prímera Hi rH del CuMbergH un ballet coa carácter cmincntvmcnie ttulral en todos y cada uno de sus espectáculos, debido a MaCs Ek. su coreógrafo. Ese rü i ru Qncuto de Ana Laguna qoe bkn pudiera habtrr servid d e modelo a c u a l q u i e r p i n t o r holandésdel W da vida hoy. por (o escenaríos dd mundo a la m jer rebelde. Sólo su cara sin maquillaje alguno, eocama el mejor perMKii je de damisela de la Edad Media Tiene treiniH y dos años, pero cuando mataba cinco su nñadre ya no sabía qué hacer con ella, no ganaba para qu el zapatero le pegase la isuela d lodno de sos zapalos de charol. Ana Laguna es Ja primera figura del Ballet Cullberq de Eslocolmo. En la Imagen aparece interpretando el papel de Poncia. La Criada de- La Casa de Bernarda A batomo sí fuese la mía- L c momento no voy a volver a E- spana. Allí me encuentro a usto, muy contenía... Pero nunca se sabe. En Madnd no h y nad i del tipo del eustc la Compama Nacional CUisica, poro por ahora me interesa má la danza moderna. (Su familia sufrió iremend mentc cuando Ana decidió largiarse de España, El padre calló, pero la madre lloró, pese a que n hla apoyado siempre a su hija. Y sufrieron, ademas, piír ese anfia de libertad que lenia y ellos no comprendían, por sus diferen les modos de pensar y vivir. Cuando ya en Et locolmo abrió su maleta la encontró llen de ilusiones, ptfro repleta de incomunicación. Los prrmcios mev: fueron terribles; después, poco a poco aprendió el sueco más liiide el francis. un poco de ingles el iiali: ino. k. Con ttíoh IrsE idioma hace un ensalada de lenpiUn digna dí? l mejor confusionismo que se prixliijii en BabeL porauc en el Cullberg hay bailarme de diez iiscs diferentes. Allí conoció a iats Hk, el coreógiafo c hijo de la Fundadora del -ballet Los dos se enamoraron y, aunque rehüyíe romr- niar vii vida privíida. cuando habla de él le ILama roí boy friendo, un amigo cori el que comparte su nda, sus ilusiones y Sus problemas, -No es que Mats haya erKOni r a d o en mí a su i n t é r p r e t e ideal. Trabojo con ¿i desde el primer- -ballet que hizo, me p, us- C ¡i, y. en este sentijvr ny tvnipcnetramos mucho. Sólo estuve un año fuera del Cullbcrí- trabajando en el Ballet Neilierlandiy me volví rápidamente a Estocolmo. Aquella era una compañía muy buena, con un coreógrafo estupendo, pero se hacían cosas niuy diferentes a las que realiíd 67 íEl baile clásico se está volviendo exclusivamente técnico. Sólo se piensa en ver quién hace más piruetas nfloarTahD qrATLco: GÍHIIAID Cna