Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I ii i i i j i u i III CftclllD Pía y Gallardo (1892) JlustracJor de Blanco y N gro EL ARTE EN LOS CARTELES CARNAVAL Por J o s é Luis BÓVEDA Don C a r n a v a l ya v tú a h í Va DSoma su lari a e naric colorada, d e beodo pJcaro y baik in- F i f íícmpo de Carnest o l e n d a s q u e fÉnaUza c o n el miércutcs de c t n l i a podría sor c msidcradü como u n t ran banqude, dewrganizado) febril, buUldoto y mulücolor. Tiejnpo propicio a la risa, lacnbién al llanlo. A la mofa, la sátira y algunaf l e c n al himple a b a del anónima u L L Á en as n o c h e s d e nuestra Europa l u i a l nad c r o n esias feiti id. idci bufas. Clin inciÜL- naa en li mágico; brujas, animales imaginarios y míiolóficos, danzas aLrtdedor du ü liOi; Uí. T, u ijuc icnian como fundamento Jjsegurar el but n crecimiento de l i l i cosechas. Q j n frecuencia, ül monigote de Don Caín a v ü l itl f i n a l c r u cncau iodo bajo la acuíiación de ser el responsjibk d e lodo lo malo ocurrido düraniv ir i arto y asi r ripii leado, convertido en c carnio y qiicm; ulü: por c contrario, süiñ JnduUjdú SI el aAo M; h; ib a pre icniado hueno A csLc C a i n i i v j i l canipcsino, mágico y con finalidad pr. cticA de aACgUrJF el granero. Le sucedió A w ü