Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
aliciente, un idcalc para seguir íicndíi quienes ionios. -Y uslcd q u e Infiicamcnlc, ctcc que los calores blancos son los mcjorc is tlípame di nJc se praclica el mejor balünct- ski, -índudablcmctite en la NBA norteamericana. Fijcsc, el mejor jugador españoln Femando Martín, apenas si puede jugar allí. Aquello es Otro muutJü... -P e m sin llegar a c o. Usted desearía tener vestido de blanco a Sabonis, Petrovic, elcétera. Biicno, Pelrovic vii a cr madridista. Y, naluraímeme, querría a Sabonis, Dígame, con sinceridad, enlitf el Real Madrid y el Barcelona ¿quién se erigiría vencedor en d e n encuentros en c impo neutral? -C f c o Que están muy igualadosn quízú noy exista una ligerfsíma ventaja barcclonisla, -Señor ¿quiín manda mái en el baloncesto madridisia. Lolo Sainz o usicd? -C a d a uno en su campo, sin interferencia alguna. -P i í r o a usted los jugadores le llaman- maestro -Q u i z á por haberío d o pero no porque noy lo sea. -Permítame que le pite la primera- personal Usícd parece haber traicionado al baloncesto v haberle dedicado JT goU, ¿Qué le produce mú saliifacción, un ¿canasta iriplc o un- ípuu de doce metros? -Ltf voy a ser franco. Soy absolutamente mcjpaz de cualquiera de líts dos cosas. Soy incapaz de meter el balón, ni siquiera en los tiros libres. Ni de chamba. s- ¿Que sintió usted cuando un jugador llamado Montero hizo cuatro canastas inplc consecutivas V derrotó al Real Madrid? 3 n a desc pcr- ioün terrible. Era el tercer paHido que el equipo perdía en el último segundo. Eso entraba ya en el terreno del mal de ojo- Fcn ndii asTSte a los encuentros. Ocupü un lugar en la grada, lejos del banquillo. Insiste en que él no licué mtervcnción algunü en lian a mi. eso si. Mire usted, en el úUimo encuentro sufrí una revival- de insultos y gritos, Era como el rciíoceso a otros tiempos. -Y en medio de esos gritos, ¿qué puntuación, de uno a diez, daría usted a Lolo Sainz y a Oifford Luyk? -A los dos un nueve. No les doy un diez porque es muy difícil ser pcrícclo ¿L c gusta a usted Larry Sprigp? -E s a es una p r e g u n t a que debe usted hacer a Lolo Sainz... Peto yo le pregunto su gusto personal, -P e r o mi opinión podría interferir en la labor de Lolo. ¿Ve usted cómo le tengo que pilar tres segundos en zona? Acepto su decisión, pierdo el balón pero no contesto, porque no me parece oportuno opinar sobre los jugadores que hov están en juego. Yo sé que usted me comprende. -P e r m i t a m e que cambie un poco el tema. ¿Cree usted que los jugadores d e baloncesto tienen una íormación cultural superior al término medio de los deportistas? -S i desde loe o. Hay gran cantidad de univeiuiarios, ¿SerS eso una ventaja a! a hora d e adiestrarles en la cancha? -LJna ventaja cti cuanto a la capacidad de comprensión y una desventaja en cuanto no son marionetas, sino personas con criterio propio y lógico, A qué cree que se debe el actual auge del baltmecslo en España? -H a y m u c h o s f a c t o r e s El principal es el atractivo de un juego que puede cambiar de signo en sólo segundos, dtí manera qUe cuando la televisión se ha oleado sobre este deporte, cuand o los- sponsors han d a d o euvnta de la eficacia de la ¡lublicidad, ctcéieía. los afícionaoos han crecido de manera espectacular. U s t c d habla de la publicidad, Sin embargo, pienso que el hecho de que iiji, i leierminada bres de 1 Í S clubes. En Cataluña se grita- Pcnya -y en Madrid se grita iKeal Madnd- Nadie grita el nombre de la leche o de la Caja de Ahorros. Y los sponsors- lo sdben, lo admiten y lo aceptan, porque, por otra parte, se ven los títulos y los logotipos comerciales. Son un valor conve- E s cierto eso, pero mire usted, los triunfos y fracasos son algo que pcitenecen eüclusivamcnte al entrenador y los jugadores. ¿C r e e usted en ti cansma del Real Madrid, en el carisma de ese entrenador y eso jugadores? -N a t u r a l m e n t e Y no s ó l o Soy incapaz de meter el balón en el aro -Ni de cliamba íiido. Los publicitarios jamas exi- aquí, sino en toda E u r o p a el gen ni pueden exigir que los se- Real Madnd es el coniunlo más guidores griten el nombre del eansm iico. No en balde ha conproducto- Éso es af o utópico. quistado siete Copas coniinenta -E s t o de la publicidad y de los jes. Es el de mayor peso específiingresos económicos me lleva a co en toda Europapreguntarle si el Real Madrid- Y esa- besria negraj- de la. persigue un afán de lucro, Cibona... -De ninguna manera. Los in- E s o es drcunstancial, EFcsos reviericíi al deporte. No- -Permítame ir a sus recuerdos hay reparto de dividendos. No los personales- ¿Cuál ha sido para ha habido jamás. usted el mejor jugador español? -H a habido muchos, pero cico- Incluidos los directivos- -Fcrrándiz interrumpe por pri- que Emiliano, Dentro y fuera de mera vei una pregunia. Ahora es la canchaél quien pila falla técnica: ¿Y el mejor jugador actual- -De ninguna manera. Mire us- en Europa? -Petrovic- Yo creo que es lo ted, yo no cobro ni dietas en los viajes. Ni lin céniimo. Los direc- mejor que he visto fuera de la NBA. tivos, ni un céntimo. ¿C r e e entonces lógica. las pa- P u e s tienen ustedes una buena leyenda negra. siones que despierta, pasiones- L a s leyendas son eso, leyen- de todo signo? das. Y en este tjiO- p e r m i ü m e- -Mire, En esas pasiones si enla ironía- debería ser una leyen- cuentro diferencias con mi anteda Manca, Le itpito: los directi- ñor etapa- No me parece admisivos del Real Madrid no cobran ni ble muchas de las reacciones del un solo céntimo. público y se deberla poner un- B i e n entonces lo suyo no ba enérgico freno a ciertos comporsido un fichaje. sino una llamada, tamientos que, por dcsgiada. se que no es lo mismo. ¿Puedo pen- estdn gei eralizando, Imagina usted cu 61 sería hoy sar que esa llamada se deba a la necesidad de un cambio en la ac- la reacción ante aquella -auiocanasta decreT- ida por usted? tual trayectoria del equipo? Sonríe Fcrrándiz. que no re- N o Usted insiste en e. ste pumo, pero no, no tengo inler- cuerda fechas, pero si lugares. tinción alguna en el equipo. Me Aquela autocanasta en Varesse limito a ser una especie de geren- forma parte ya de la historia del baloncesto: una historia en hi que te en la sección de baloncesto. el propio Feríándií tiene una co- ¿Y jamás el entrenador se lección de grandes titulares. vuelve a usted y le dice; FcrrünNteg: a hoy que haya sido llamadiz le parece bien esto o no le pado como panacea á unos m les rece- cicélcra? -J a m a s Por dos razones. En que, según él, tienen rápido reprimer lucar. no siildríu de él- En medio, pero niega también ser la segundo tugar, yo se lo prohibi- persona que diagnostique y recete. ria. El tiene su labor- Yo la mía, -p e r o la suja podría ser una Insiste, eso sí. en que su puesto colaboraaon valiosa... eslá en la grada, suiHiiiaudo L; IIU Jamds comü entrenador per- bios de impresión arterial durante mití que ningún directivo se in- los cuarenta minutos de ju? go efectivo. E s en todo caso, un miscuyese en mi función. -P e r o enionceí no había direc- enamorado del Real Madrid, y tiva que hubiesen sido entrena- cuando habla de su club lo hace siempre con fiases de tres puntos. dores durante veinte años, Jamás los seguidores cambiarán su grito de Real Madrid las funciones técnicas; que su puesto es directivo y que nada tiene que ver con lácticas y estrategas. -P e r o usted chilfará desde h grada. -D e ninguna manera. Me chiteche malteada juegue contra un ron o una Caja de Ahorros i Uiia romanticismo al amor a unos c lores deportivos... -N o eíattamente. Mire usted, los seguidores tienen su eterno- Kiilo de guerra con los nom-