Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE UENO, pues el caso es que a todos se nos aflojaban los lagrimales cuando Lola Flores contaba que querfa vender su piso de María de Molina para que con lo que le dieran, unos cuarenta millones más o menos, poder edificar el sueño de su vida, o sea, construir un bonito y amplio chalé por los aledaños de la carretera de La Coruña, rondando a Madrid, en el que cupiera ella, su Antonio y sus tres hijos, cada uno en habitáculos distintos, para que pudieran hacer su vida en libertad. -Eres como una gallina con sus polluelos, Lola. -Sí, ésa es la mayor ilusión de mi vida. Y ahora me cuentan que un jeque libanes le ha ofrecido unos sesenta millones por la parcela que Lola guardaba desde hace años y que la muy Faraona se lo está pensando, porque, a ver qué vida, sesenta kilos son muchos kilos. Llegó el jeque, la dio jaque y se la lleva en jaca. ¿Acabará Lola vendiendo su solar ai moro? Lo veremos en el próximo capítulo. De momento, Luis Cobos recibía la otra tarde en un hermoso salón del hotel Palace un doble disco de platino por las ventas de su último elepé, Capricho ruso ¿Y qué quiere decir eso de doble platino? -Q u e ha vendido más de doscientos mil ejemplares o unidades del disco mencionado. Tuvo a bien hacer la entrega el agregado cultural de la Embajada rusa en Madrid, porque no hay que olvidar que el susodicho elepé del Cobos está grabado íntegramente en Moscú, con la Gran Orquesta Sinfónica de la RTV de allá. Abrió el acto el director de CBS, Manolo Díaz, y luego habló Sara Montiel, que casualmente pasaba por allí: -Luis y yo somos dos manchegos universales- dijo. Y es que ambos dos son de Campo de Criptana. Y Luis, todo el rato agarradito a Ángel, con quien comparte ahora su vida, su casa y sus platinos. -Por favor, no cuente esas intimidades... -S i Jean- Paul Belmondo sale con Carlos Sotomayor, ¿por qué demonios Luis Cobos no va a poder salir con Ángel? A mí también me costó trabajo entenderlo, hasta que las vi. Vaya con la manía de poner nombres de hombres a las señoras, como si la cosa no estuviera ya lo suficientemente liada, Un jeque libanes le ha ofrecido a Lola Flores sesenta millones por la parcela que compró en la carretera de La Coruña. Silvia Marsó- dice Damián Rabal- puede ser la sucesora de Concha Velasco B Pepe Sacristán, protegido por la Policía en Argentina confusa y amalgamada, ¡santo corre. Ana Obregón, que las ve venir, prefiere últimamente la escielo! grima y el kung- fu. -A esta chica nos va a costar Mientras, María Kosty hace mucho casarla. gimnasia de suelo, culturismo y- Eso me temo. Sin embargo, ella, la Obregón, sigue insistiendo en que la mayor ilusión de su vida será pasar por la vicaría, toda de blanco, y tener luego cinco hijos, como sus padres. Victoria Vera no creo que quiere tener tantos, pero durante su reciente estancia en Asturias la nombraron Tuna Mayor de todas las tunas asturianas, o algo así. ¿Y qué cree usted que le han visto a la V. V. de tuna? -Digo yo que serán las cintas de su capa estudiantil. Y la mirada. Damián Rabal tiene ahora mismo la mirada viajera, como un viejo lobo de mar. Dentro de nada se va a Buenos Aires para arreglar allí, sobre el terreno pampero, algunos asuntillos comerciales de su pupilo Pepe Sacristán, porque resulta que al actor español le ha salido allí de todo, aparte de novias, claro. -L e han salido películas y, sobre todo- -me cuenta Da. mián- cantidad insospechada de anuncios. Todo el mundo quiere que le anuncie algo Pepe Sacristán. Es la moda, su gran momento. Cuando termine en el teatro Blanca Podestá, de Buenos Aires, Pepe tiene que volver a España para interpretar la nueva película de Luis. G. Berlanga, pero luego volverá a la Argentina para cumplir cuantos compromisos dejemos firmados. Me cuenta también Damián que el otro día le decía el empresario argentino por teléfono que todas las noches tiene que acudir la Policía a la salida del teatro para proteger a Pepe de sus a l o c a d a s e h i s t é r i c a s fans que le tienen que hacer pasillo para que pueda llegar al coche: -E s algo que no se veía por allá hace tiempo. ¡Jo! pues por aquí... Por lo demás, que Silvia Marsó acaba de entrar en la cuadra de los grandes junto a Fernando Rey, Paco Rabal, Concha Velasco, etcétera. El manager Damián Rabal ha decidido aceptarla como representada: -Hace tiempo que la vengo observando, desde que estaba en el Un, dos, tres... y me gusta. Puede ser la sucesora de Concha Velasco, porque Silvia hace también de todo: canta, baila y es actriz. No creo equivocarme: veo en ella una futura estrella. Si Damián lo dice... AMILIBIA DOMINGO 22- 2- 87 ABC 123