Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC Oferta pública de empleo para 1987: 21.952 nuevos puestos L A oferta pública de empleo, regulada por la ley 30 1984, se basa estadísticamente en las necesidades de efectivos humanos de los Ministerios, organismos autónomos y Seguridad Social, y se instrumenta a través de un decreto que se promulga cada año a principios del mes de febrero. Dispone el decreto, además, que antes de finalizar el primer trimestre, han de estar publicadas todas las convocatorias. Los exámenes se realizarán a principios del mes de junio, y todos los resultados han de estar publicados antes del 1 de octubre. Este año serán convocadas un total de 9.656 plazas para la Administración Civil del Estado, y para los organismos autónomos, 938. La Seguridad Social dispone de 3.655 vacantes. Si a todo ello añadimos los 7.703 puestos de personal laboral, obtendremos las 21.952 plazas de la oferta pública de empleo. Esta cifra puede ser superior, pues este año se ha introducido una clausula en el decreto que establece mayores contrataciones de maestros a medida que se vayan abriendo nuevos centros de enseñanza. Pueden acceder a las oposiciones todos los españoles mayores de edad que no estén inhabilitados para ejercer funciones en la Administración, una vez cumplimentada la correspondiente instancia y abonados los derechos de examen en las oficinas de la Caja Postal. La semana pasada el Gobierno aprobó la oferta pública de empleo para 1987. Supone ésta la creación de 21.952 nuevos puestos de trabajo en la Administración Civil del Estado, Seguridad Social y para personal laboral. Este es el tercer año que los puestos públicos disponibles son anunciados mediante esta fórmula, que se ha convertido para muchos desempleados en un cauce informativo para obtener vía oposición un puesto en la Administración. Pero ello no es, lógicamente, una forma estricta de enfrentarse con el paro. La solución a este problema debe venir del mercado y de la buena marcha de las empresas. Ahora, si queremos promocionarnos a un grupo superior- del B al A, por ejemplo- tendremos que alcanzar la cualificación académica requerida. También podremos ascender acudiendo a la oferta pública de empleo- acceso libre- accediendo al cargo en cuestión como un opositor más. Es, desde luego, una fórmula mucho más rápida, pero con el gran inconveniente de que el número de aspirantes es mucho mayor. La libre designación es presentada como algo más que un nombramiento a dedo... al menos en la teoría. Consiste en el anuncio de la vacante de una plaza determinada; para acceder a ella es necesario reunir una serie de requisitos que se indican, y presentar la correspondiente instancia. Posteriormente, el superior inmediato a esa plaza vacante elige, entre las instancias p r e s e n t a d a s la que él considere que mejor se adapta a la naturaleza del puesto. La fórmula, como se ve, ofrece pocas garantías de imparcialidad, y se presta a la asignación partidista de puestos de trabajo en la Administración. La promoción permite ascender hasta subdirector general, que es el funcionario con nivel más alto en el organigrama de la burocracia española. Grupos La Administración clasifica sus efectivos humanos en los llamados grupos en virtud de la cualificación académica que posean. Así, aquellas personas que estén en posesión de un doctorado, o una licenciatura, se incluyen en el grupo A. El grupo B recoge a los diplomados, o su equivalente en carreras técnicas- arquitectos técnicos, ingenieros técnicos, etcétera. Quienes estén en posesión del grado de bachiller superior o equivalente se integran en el grupo C, mientras que en el D se incluye a personas con sólo el nivel de graduado escolar. Funcionarios del grupo A- licenciados, doctores o equivalentesserían diplomáticos, técnicos de instituciones penitenciarias, técnicos comerciales, economistas del Estado, o profesores químicos de los laboratorios de aduanas. En el grupo B- diplomados o similaraccederíamos a cargos como ingeniero técnicos de arsenales de la Armada, diplomados comerciales del Estado, profesores auxiliares de conservatorio o controladores laborales. En el grupo C- cargos para cuyo desempeño es necesario estar en posesión del bachiller superior o equivalente- se encuentra el grueso de los funcionarios generales administrativos, o un observador de meteorología. Esta división por grupos es la que se establece para acceder a los cargos de la Administración a través de los exámenes de la oferta pública de empleo. Si excluímos las 7.703 plazas de personal laboral (que se incluirían en un grupo E, y cuya relación laboral es distinta que la de los funcionarios) tene- mos un total de 14.249 plazas. Pues bien; de ellas, 2.804 se convocan para cubrir vacantes en el grupo A; 4.746, en el B; el C requiere 1.818 personas, mientras que para el grupo D se convocan un total de 5.081. Promoción Una vez que se ingresa en el cuerpo de la Administración del Estado, hay dos fórmulas para ascender: la promoción interna y la libre designación. Por la primera de las vías, hay posibilidad, dentro del grupo al que se pertenece, de ascender dos niveles- los cuerpos de la Administración se dividen en treinta- cada dos años, con un examen previo. Así, si ingresamos en la escala más baja grupo B- a l que corresponden los niveles 9 al 26; al A corresponden del 11 al 3 0- es decir, con un nivel 9, a los dos años podremos acceder al nivel 11 que, lógicamente, tiene una mayor retribución. Retribuciones Las retribuciones de los funcionarios, reguladas en los Presupuestos Generales del Estado, no dependen únicamente del nivel ni del grupo donde se encuentren. La elaboración del sueldo se realiza conforme a cuatro módulos fundamentales: -Sueldo base. Todos los funcionarios de un mismo grupo tienen el mismo sueldo base; igualmente, el complemento por trienio es el mismo. -Complemento de destino. Depende del nivel (dentro de esa escala del 1 al 30) que se posea. -Complemento específico. Es la ponderación realizada en función de la dificultad del puesto. No es general a todos los cargos. -Productividad. Es un complemento para los cargos productivos. En resumen, y por término medio, un funcionario del grupo D saldría por unas 90.000 pesetas íntegras. Los pertenecientes grupos B y C, entre las 100.000 y las 120.000 pesetas, mientras que un funcionario del grupo A, con un nivel 26, gana unas 200.000 pesetas. Pedro JAVALOYES DOMINGO 22- 2- 87 OFERTA PUBLICA DE EMPLEO PARA 19 7 Licenciados o similar Admón. del Estado Organismos autónomos Seguridad Social TOTAL 2.216 346 242 2.804 4.746 V 1.618 Diplomados Bacbiller sup. Graduado esc. Total o similar o similar o similar funcionarios 3.328 553 991 39 3.121 1.960 5.081 9.656 938 3.655 14.249 Personal laboral 1.477 7.703 TOTAL- 5.132 21.952 lió ABC