Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 22- 2- 87 INTERNACIONAL Líbano, volcán del Mediterráneo ABC 3 EJERCITO SIRIO F T EJERCITO DEL SUR E 1 Í 13 D E H AVIONES ISRAELIES SOBREVUELAN EL LÍBANO f: ii: ¡5: i EJERCITO LIBANES Y BEif sra YA fe fe Pyi tas personas, en su mayor parte civiles. Las ametralladoras y los tanques T- 54 de Ama! actúan sin discriminación alguna en respuesta a los bombardeos continuos que los palestinos efectúan desde las montañas del Chuf. territorio de los drusos, que hacen ahora frente común con Arafat. La devaluación de la vida humana corre pareja en Líbano al curso descendente de la libra en los mercados internacionales. ¿Cómo logran mantenerse y rearmarse las milicias? ¿De qué vive el país tras doce años de guerra, agostados sus recursos y sin organización estatal en la práctica? La ayuda exterior es una respuesta a muchos interrogantes. El grave problema del. Líbano no es el interno entre las facciones musulmanas y el de éstas con los cristianos nos advierte Osman Dana, ex ministro y actual diputado suní. Son dificultades que se arreglarían en tres días con una reestructuración del Gobierno. El auténtico problema es la ayuda exterior, en dinero y armas, que reciben las distintas facciones y el interés extranjero de que ia guerra continúe para controlar así el país. Osman Dana ha tenido que fijar su residencia en Beirut Este desde que los chiíes radicales quemasen su casa en el sector musulmán a raíz del apoyo que prestó a Gemayel en el Parlamento. Desde el surgimiento de una facción fanática en el seno de la comunidad chií- mayoritaria en Beirut desde 1982- -se ha abierto un abismo casi insalvable entre las poblaciones musulmana y cristiana. En Beirut Este, el prístino carácter árabe de los cristianos se pone de relieve en su carácter hospitalario, el folclore y la liturgia oriental, y ciertos hábitos La suerte, y en algunos casos el olvido, de ornamentales como el uso del misbaha los rehenes es materia de conversación habi- Pero, a pesar de los rigores de la guerra, tual en los círculos periodísticos que tienen quienes se han decidido a permanecer hasta su base en varios hoteles de Beirut Este. En el final no renuncian tampoco a sus vínculos los días pasados de mayor tensión, una nube con Occidente. Numerosas boutiques conde corresponsales americanos y europeos musicaies nombres franceses e ingleses siirrumpió en este sector, distribuyéndose orde- guen proveyéndose de artículos de lujo que nadamente. Italianos y españoles en el Aqua- se introducen por contrabando. Al atardecer, num, ingleses y norteamericanos en el Mon- hoteles y restaurantes de Beirut Este ofrecen temar y franceses en el Alexander; los alema- sus menguados menús a un abigarrado públines, al tresbolillo. Entre bromas y veras, con co, en el que abundan los frac y los vestidos la guerra como constante telón de fondo, se de largo, últimos restos de una época aún recuerdan otros tiempos, cuando el recorrido cercana en el tiempo. turístico a lo largo del frente, que ahora coEn el sector musulmán, los signos occidenrre a cargo de las Fuerzas libanesas, se podía hacer también desde el otro sector con tales han sido borrados por el fuego o sustituidos en muchos casos por pintadas e imásólo disponer del pase de la milicia corresgenes de Jomeini. El negro de los shador pondiente. Alguien rememora divertido el se extiende entre las mujeres chiíes, merced caso dei periodista de la RAÍ que mostró por a la constante propaganda que despliegan equivocación la tarjeta de una milicia hostil y los seguidores de la Hezbollah. La vida ciufue obligado a comérsela sin parar mientes dadana muere al atardecer, cuando las milien que estaba plastificada. cias toman posesión de las calles esgrimienSegún los analistas, la auténtica guerra ci- do el argumento de sus kalasnikov y sus Siria concede su ayuda a los chiíes de Amai, drusos y suníes. Irán a los radicales de vil no estalló en realidad hasta 1982. Durante lanzacohetes RPG. la Hezbollah y a los palestinos. Israel a ios los años anteriores muchos grupos musulmaLíbano se ha convertido en caja de resocristianos del sur del Líbano, mientras los que nes hicieron frente común con los cristianos, nancia de las tensiones que surcan todo el habitan el sector Esté de Beirut tratan de ga- para oponerse a las organizaciones armadas Oriente Medio. Árabes e israelíes, cristianos y narse el favor de los Gobiernos europeos y palestinas, que contaban entonces con el res- musulmanes miden aquí sus diferencias. Tras mantienen aún un mínimo de comercio. Ei paldo de Siria. Vino luego la intervención ar- el Taid norteamericano sobre Libia, la venGobierno de Gemayel obtiene, a través de la mada de Tel Aviv, la toma de partido de los ganza no se tomó en Trípoli ni en Teherán, extensión de pagarés, ciertos recursos públi- cristianos a favor de los israeh es- d e la que sino en Beirut Oeste, donde varios occidentacos que permitan ofrecer una apariencia de todos ahora se arrepienten- y los tristes su- les fueron asesinados. E! problema palestino cesos de Sabrá y Chatila. Las razones de et- sigue pivotando en la raíz del laberinto libaEstado en el cantón cristiano. Pero la ayuda exterior no es suficiente. nia y religión vencieron al sentimiento nació- nes, donde Ja comunidad chií se esfuerza por Junto a motivaciones ideológicas, los secues- nalista. Y el espíritu belicoso, de ambición de no perder su hegemonía en el bando musultros de occidentales en el sector musulmán Poder en unos casos, de guerra santa en mán y la cristiana, enamorada de su tierra, lucha por la supervivencia. se han convertido en. ei negocio más renta- otros, se enquistó en el Líbano. ble. Los veintiséis rehenes- ocho norteamericanos- actualmente en manos de las milicias han disuadido finalmente a los escasos centenares de occidentales que residían en el sector Oeste, que se han pasado en las últimas semanas al Este para abandonar el país por el puerto de Junieh.