Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ABC NACIONAL -El 23- F, seis años despuésPRISIÓN DE EL FERROL IWS TORRES Ü A S Ex general de División. Condenado a doce años de prisión. Ha pedido indulto PRISIÓN AHTÜM TEJERO MOUNA DE FIGUERAS Ex teniente coronel. Condenado a treinta años de prisión. No ha pedido indulto DOMINGO 22- 2- 87 El largo conflicto por la revisión de las sentencias Madrid. S. G. Los abogados defensores de los condenados por el intento de golpe de Estado del 23 de febrero entregaron el sábado al Tribunal Supremo sus alegaciones en cuanto al conflicto de competencias existente en torno a qué Tribunal debe revisar de oficio las penas, de acuerdo con el nuevo Código Penal Militar. El informe del fiscal del Supremo mantiene que la competencia es del Consejo Supremo de Justicia Militar, mientras éste afirma que es la Sala Segunda la que debe revisar de oficio las sentencias y da a entender que puede significar no sólo el reajusté aritmético de las penas, sino problemas de fondo que pueden obligar a revisar la causa e incluso la absolución, al no estar contemplados en el nuevo Código Penal Militar ios delitos por los que fueron condenados los implicados. Fuentes jurídicas han señalado que la revisión de las condenas puede- significar también el que los penados recuperen su graduación militar, aunque separados del servicio, al haber desaparecido la accesoria de pérdida de empleo. Como se sabe, tanto la Sala Segunda del Supremo como el Consejo Supremo de Justicia Militar rechazan que sean los que deben revisar las sentencias y el asunto será decidido por una Sala especial de conflictos, de la que forman parte tres magistrados del Supremo y dos consejeros del CSJM. Esta Sala, según fuentes jurídicas, se reunirá en los próximos días, una vez analizadas las alegaciones realizadas por los defensores y decidirá sobre la competencia. Tras la entrada en vigor del nuevo Código Penal Militar, la autoridad judicial de la Primera Región Militar se dirigió al CSJM para que revisara las condenas. Por auto del 10 de julio de 1986, el Consejo se inhibió en favor de la Sala Segunda del Supremo. Esta, por auto de 20 de octubre, declina su competencia, estimando que la rectificación de las penas corresponde al CSJM, por ser este Tribunal el que debe ejecutar las sentencias. El Consejo acuerda en noviembre mantener su incompetencia y plantear conflicto de jurisdicción. El fiscal del Tribunal Supremo presenta un escrito el 27 de enero de 1987 en el que indica que la Sala debe tener por mal planteado e improcedente el conflicto de jurisdicción, por no tratarse de una cuestión de tal clase, sino de una mera atribución de competencia, entre órganos que han actuado en una misma jurisdicción y requerir al CSJM para que se atenga a lo acordado por ella en sus autos de 20 de octubre y 9 de diciembre de 1986, es decir, que debe ser el CSJM el que revise las condenas. El 13 de enero la representación de Miláns presentó un escrito en el CSJM en el que solicita que sea este Tribunal el que lo haga, pues entiende que la competencia para ello es suya. El 12 de febrero de 1987 el CSJM notifica a los abogados del ex teniente general que ha acordado suspender la respuesta a este escrito en tanto no se resuelva el conflicto de jurisdicción planteado. Ex teniente general. Condenado a treinta años de prisión. No ha pedido indulto HOSPITAL DE MADRID PRISIÓN DE ALCALÁ HOSPITAL DE VALENCI CONDENADOS DEL 23- F QUE PERMANECEN EN PRISIÓN Ex coronel. Condenado a diez años de prisión. Ha pedido indulto Ex comandante. Condenado a doce años de prisión. Ha pedido indulto Ex general. Condenado a treinta años de prisión. Ha pedido indulto ÜAVIER SICILIA- Los condenados del 23- F pretenden recuperar el empleo en el Eyército con la nueva ley penal El ex comandante Pardo quedará en libertad condicional en verano Madrid. María Peral Seis de los treinta condenados por el intento de golpe de Estado del 23- F permanecen, seis años después del asalto al Congreso, en prisión. Sus abogados esperan la resolución del conflicto de competencias respecto a qué órgano debe aplicar la nueva legislación penal castrense, que permitiría a sus defendidos recuperar el empleo en el Ejército El ex teniente general Jaime Miláns del. Bosch, los ex generales Alfonso Armada y Luis Torres Rojas, el ex coronel Diego Ibáñez Inglés, el ex teniente coronel Antonio Tejero y el ex comandante Ricardo Pardo Zancada permanecen en distintas prisiones militares, tras el intento de golpe de Estado del 23- F, hecho del que se cumplen seis años mañana. Miláns, Armada y Tejero, condenados a treinta años de prisión por un delito de rebelión, cumplen la pena impuesta en las prisiones de Carranza (Ferrol) Figueras (Gerona) y Alcalá de Henares, respectivamente. El ex general Torres Rojas, condenado a doce años de prisión por un delito de adhesión a la rebelión, se encuentra en estos momentos ingresado en el Hospital Militar Gómez Ulla, de Madrid. Ibáñez Inglés, condenado a diez años por un delito de rebelión, está ingresado en el Hospital Militar de Valencia, mientras que Pardo Zancada se encuentra en la prisión de Alcalá de Henares, donde cumple una condena de doce años por un delito de rebelión. Este último podría salir en libertad condicional en los próximos meses, posiblemente en verano, al beneficiarse del artículo 246 del Código de Justicia Militar, que permite la aplicación de la libertad condicional cuando el penado ha extinguido las tres cuartas partes de la condena y es acreedor a dicho beneficio por pruebas evidentes de intachable conducta y ofrezca garantías de hacer una vida honrada y en libertad como personas pacíficas y laboriosas El ex comandante Pardo Zancada cumplirá en los próximos meses las tres cuartas partes de su pena, contabilizando los tiempos de reducción aplicables por la realización de trabajos. Ricardo Pardo, según ha manifestado su abogado, Adolfo dé Miguel, ha realizado trabajos en el archivo de la prisión de Alcalá y ha concluido su tesis doctoral en Ciencias de la Información. Anteriormente, otros cinco condenados por el 23- F- los ex coroneles Ignacio San Martín y Miguel Manchado, el ex teniente coronel Pedro Mas Oliver y los ex capitanes José Luís Abad y Jesús Muñecas- accedieron también a la libertad condicional. En el caso del ex general Torres Rojas, la posibilidad de la libertad condicional no es tan inminente como para Pardo Zancada, ya que las dolencias físicas que padece- -primero con un desprendimiento de retina y ahora con una lesión en la rodilla- no le han permitido realizar trabajos de remisión de condena. Sólo uno de los condenados, el ex capitán Gómez Iglesias, salió de la prisión gracias a un indulto del Gobierno; también fue solicitado por todos los militares que todavía se encuentra en prisión, excepto por Tejero y Miláns. Los defensores de los seis militares esperan, por otra parte, la resolución del conflicto de competencia suscitado entre el Tribunal Supremo y el Consejo Supremo de Justicia Militar para la aplicación de la nueva legislación penal militar, que conllevaría una revisión de las sentencias, con una posible reducción de las penas y la recuperación del empleo militar y de la graduación.