Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 74 TRIBUNA ABIERTA JUEVES 12- 2- 87 UANDO el 14 de abril de 1931, mediante unas elecciones municipales, las fuerzas políticas de izquierdas consiguieron el advenimiento de la República, no podían suponer que ya un hombre letrado, que, después de ingresar en el Cuerpo de Abogados del Estado con el número dos, había pedido su excedencia, se hallaba ya en Madrid preparado para la nueva situación política que se avecinaba en España porque un forjador de líderes, el jesuíta padre Ayala, lo había conseguido atraer a su lado para las nuevas tareas públicas. Este hombre era don Ángel Herrera Oria, quien con Ortega y Gasset sería un hombre clave en la formación de las nuevas generaciones. Existía un medio de comunicación social que ya tenía arraigo en el país. Sus editoriales, después de previa lectura en consejo de editorialistas, tenían fama y eran muy leídos por los intelectuales y por las clases conservadoras. De él formaba parte ya don Fernando Martín Sánchez- Julia, especialista en cuestiones agrarias y muy influyente también en las nuevas generaciones. Dicho medio de comunicación social era El Debate cuyo órgano periodístico había de influir decisivamente en la II República Española. Por otro lado, en las elecciones celebradas en Salamanca para las Cortes Constituyentes se había revelado como un formidable político un catedrático de Derecho Público, José María Gil Robles y Quiñones, cuya acta de diputado, juntamente con las de sus compañeros de candidatura, había de ser muy discutida en el Congreso, hasta el punto de que, viéndole cómo hacía la defensa de dichas actas, don José Ortega y Gasset exclamó: He aquí un hombre. Pues bien, existía ya el órgano periodístico y existía también el hombre de Estado para conseguir el triunfo de las derechas, que en las elecciones de noviembre de C que si en último término el presidente de la República ofrecía a la CEDA cinco Carteras y entre ellas la de Guerra, que apoyaría al nuevo Gobierno que se Por Marino DAV 1 LAVWILA formase; a lo que el dicho año, pues ya las cosas en España mar- periódico El Heraldo en un artículo manichaban mal, por lo que Gil Robles, con su lá- festó: Y un jamón. (El famoso jamón llegó tigo parlamentario, derribó al Gobierno para a la sede de Acción Popular, en el antiguo conseguir la entrada en otro de miembros de edificio de la calle Serrano, número 6, enviasu partido. Efectivamente lo consiguió, y la do por los adeptos de Córdoba. Y aquí surge noche del 4 de octubre de 1934 la radio co- la clave de todo un proceso político que acamunicó la formación del nuevo Gobierno con so podría haber evitado la guerra civil. Don la lista en la que figuraban los tres ministros Ángel Herrera, que en los primeros años de de la CEDA: Jiménez Fernández, en Agricul- la República había logrado que la gran parte tura; Aizpún, en Justicia, y Anguera de Sojo, de la masa conservadora acatara la República, escrito o inspirado por él en su consejo en Trabajo. Lo que ocurrió a raíz de la entrada en el de editorialistas, publicó El Debate un ediGobierno de los tres ministros de la CEDA ya torial titulado, más o menos, Acatamiento a lo sabemos: las revoluciones en Cataluña y la República en el que se manifestaba que Asturias, esta última dirigida por los cabeci- si el presidente de la República- a l que jocollas González Peña y Teodomiro Menéndez. samente sus coetáneos llamaban el CasteEsta era la lección de democracia que daban lar de bolsillo -ofrecía a Gil Robles las cinco Carteras y entre ellas la de Guerra, debía los demócratas republicanos españoles. aceptar el formar parte del nuevo Gobierno. Los problemas que se plantearon ante la El crío como cariñosamente le llamaba Lenueva situación fueron muy graves. Lerroux, rroux- que tenía la mayor fuerza parlamentacon asistencia de los tres ministros de la ria y había puesto al mismo presidente de la CEDA, fue tirando mal que peor, hasta que a República contra las cuerdas- influido por la finales de marzo de 1935, tras los indultos de teoría del posibilismo o mal menor que le halos dos cabecillas asturianos, Gil Robles reti- bía inspirado El Debate en su famoso ediró la confianza al nuevo Gobierno y se formó torial, aceptó formar parte del nuevo Gobierdurante el mes de abril de 1935 (que duró no presidido por Lerroux, con las cinco Cartehasta el 9 ó 10 de mayo) el Gobierno llama- ras para la CEDA y entre ellas la de Guerra do del mes- e n el que figuraba Benayas desempeñada por él mismo. Así se hizo la como ministro de Agricultura- que no llegó a Historia en aquel entonces en que pudo hacomparecer en el Parlamento. ber sido orientado de nuevo el rumbo de EsGil Robles, el mejor parlamentario que tuvo paña. España desde la época de don Antonio Maura, aunque inferior en capacidad política a Don Ángel Herrera, quien sin duda prestaManuel Fraga- d e él dijo don Antonio Royo ría después a la Iglesia- obispo y cardenal y Vilianova, mi antiguo maestro en Valladolid, autor de Verbum Vitae, la palabra de Crisen el famoso mitin de Patencia organizado to la- mejor obra de homilías dominicales por las derechas en 1932, que hablar desque existe en la actualidad y que utiliza el pués de Gil Robes era como cantar después clero hispanoamericano- grandes servicios, de Fleta- el jefe de la CEDA, decimos, ante 1933 obtendrían el triunfo mediante una Conasí como a las masas trabajadoras, no fue en el cariz de los acontecimientos españoles, en federación de Derechas Autónomas llamada aquella ocasión la buena musa que inspirara unas declaraciones a la Prensa manifestó: CEDA. al joven político al que el ex Monarca patriota Yo o la disolución. Este era el nuevo planDon Alfonso XIII manifestó en París: Hijo, si Como la referida Confederación agrupaba teamiento. Pero la fórmula política, para su por el bien de España es necesario que yo fuerzas políticas que muchas habían sido mo- bien y el de España, no estaba de su lado. A nárquicas, por no decir la mayor parte, el pesar de que el secretario general de Acción sea republicano, lo seré. Y al que el ministro de Asuntos Exteriores belga Leo Tindemans, nuevo partido político se limitó en principio a Popular, Geminiano Carrascal, diputado por con ocasión del homenaje- a Gil Roblesrealizar la cobertura política de las fuerzas de Zamora, había telegrafiado a las delegaciodon Alejandro Lerroux, viejo republicano que nes provinciales del partido que estuvieran que le rindió el Consejo de Europa, le honró había evolucionado hacia el centro, quien con preparadas para nuevas elecciones, el jefe con las siguientes palabras: He aquí el fundador de la moderna democracia. la derecha política abarcaría las tres cuartas de la CEDA, cambiando de opinión, manifestó partes de la Cámara, con lo cual Lerroux, El jefe de las derechas que un día dijo ¡A como dice César Jalón, respaldado por una por los trescientos! no consiguió su tierra de abrumadora mayoría de cedistas. de radicapromisión porque un hombre aposentado en les, de agrarios, de catalanes afectos a la Luel Palacio de Oriente, a pesar de haber serviga y de independientes, se sentó tranquilo en do a la Monarquía, no simpatizaba con él el banco azul a mediados de diciembre de (acaso por haberle ocupado su espacio políti 1933. co o también porque no confiaba en las ideas Pero después de la ruptura de Martínez republicanas de las masas conservadoras) y Barrios, gran oriente de la masonería y gran porque él mismo, con políticos del antiguo réambicioso político, para formar un nuevo pargimen, como Chapaprieta- especialista en tido político, se formó en la primavera de cuestiones de Hacienda- y Pórtela ValladaZona avenida Reina Victoria. res- veleta política- andaba intentando re 1934 un nuevo Gobierno, presidido por el juMáximo confort. construir el centro político, que al fin no fue rista valenciano y radical llamado Ricardo Habitaciones exteriores con baño. posible, pues el político gallego- Pórtela VaSamper, hombre nada brillante- quien, como Veinticuatro horas. lladares- a quien entregó el decreto de disodiría un político, vendría con las golondrinas y Atención médica, ATS. lución del Parlamento en el mes de diciembre con las golondrinas se iría- pero que se Cafetería, TV, capilla. de 1935, puso un puente a las masas izquieravenía muy bien con los planes del señor AlTeléfonos 234 91 40- 234 31 22 distas en las elecciones del 16 de febrero calá Zamora, presidente de la República. Dide 1936. cho Gobierno sólo duraría hasta octubre de Contribución a un centenario SOBRE EL POSIBILISMO DE DON ÁNGEL HERRERA