Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 62- TRIBUNA ABIERTA JUEVES 12- 2- 87 N la entrada del Círculo de Bellas Artes- desde el embaldosado de vereda- emergen cinco dedos monumentales. Como de una mano ya enterrada y todavía clamando piedad. En lo alto del edificio, un anuncio: Chile vive. Lo que equivale a decir que en ese país- arrevesado de momento- aún existe la creatividad; dolida y en constructiva terapia. En el interior se exhiben muestras de escultura, pintura y fotografías, se anuncian recitales de poesía y música, se avisan próximas obras teatrales. Todo esto constituye un logrado efecto estéticosociológico. Con belleza se muestra una realidad chilena: la de muchos hombres pospuestos o acabados o perseguidos. Las obras consideradas tienen tres factores en común: expresar- o implicitar- una defensa de los derechos humanos, testimoniar la creatividad vigente en los que sufren y el haber sido gestadas a partir de los años setenta. En un folleto intitulado Chile vive, y que se facilita al público, aparece una selección de poemas representativos de nuestra actual producción liberacionrsta: en poetas grandes como. Parra, Rojas, Zurita, Lihn, Teillíér, -Díaz Gasanueva. Pero, incomprensiblemente, se omite a tres que cumplen con las condiciones de defensa del hombre y escriben por los años setenta. Se trata de Miguel Arteche, Eduardo Anguita y Joaquín Allende. Para que el lector juzgue la inmerecida desconsideración de estos poetas en el folleto aludido, citaré muestras poéticas de estos autores sobresalientes: Miguel Arteche (de su libro Noches 1977) Su poema El joven torturado E 1 OMISIÓN DE TRES GRANDES POETAS CHILENOS corteza vana, luz transitoria, cascara de su propia luz, Por Rosa CRUCHAGA DE WALKER envoltura que tú, gusade la Academia Chilena de la Lengua no, puedes roer sin que yo te lo impida. Ahora veo que tu sombra salta y el miedo sube ya las escaleras y abre en la puerta a media noche y entra Joaquín Allende (de su libro Longino trasla mano que te lleva. pasado 1980) De su poema Voluntad reAhora palpo el muro repetido gia (fragmentos) en cuatro muertes sobre tu cabeza, No me importune, las uñas que te arrancan estoy reinando. y las órdenes que alguien vocifera. Es posible que sea interesante su ocurrencia, Ahora te desnudan en la noche, pero yo trabajo desde el solio. te arrebatan la piel, la voz te llagan No me distraiga, te dejan en montón sobre las piedras. debo gobernar cada segundo. Te dividen en mil, te deshombrecen, Tengo muchos ministros que aguardan y te matan la luz que en ti vivía. para trepar a mi corona de espinas. Y escupido en la sombra, allí, te dejan. En esta cruz gobierno desde partos, medos y elamitas hasta prosélitos, cretenses y árabes. Eduardo Anguita (de su libro Venus en el Es inútil: no fulgura para mí pudridero 1974) Un fragmento del poema esa capa de armiño que me ofrenda. Venus en el pudridero Mi condecoración del costado abierto me da suficiente poderío y la gloria. El silencio palideció Retire su escalera de mi trono. (y si hubiera anestesiado su mano qpé 4 yo sé: Venimos de la Palabra: nuestro camino es regresar. Soy rey, sacerdote y profeta y no abdico ni me secularizo, El canto creó al pájaro y no el pájaro al ni me callo, canto. ni cambio mi oficio por lentejas. Entre las yemas recién húmedas del Nada de. arrancarme de la cruz. secretísimo rododendro, ¡Déjeme gobernar en silencio! un ruiseñor está volviendo a ser canto, todo canto y solamente canto. Leídos estos tres poetas- omitidos en la Veo caer al pájaro fulminado por su muestra actual de poesía chilena, en Madrid, canción: 1987- el público quedará con la palabra... pretendía combatir. Los resultados han sido, en efecto, rápidos y negativos. El joven cuya salPor Medardo MUÑiZ vaje agresión comentamos es, como tantas jas. No seamos inocentes: las causas son veces hemos dicho, un producto típico de una sociedad corrompida y semibárbara. Seotras. Tan presumibles como inconfesables. ría interesante se nos dijera, aparte de las, La vida de los padres es cierto que influye consabidas tensiones semibárbaras que en la de los hijos; pero dentro de ciertos lími- otros factores han rodeado la vida de ese jotes y sólo a ciertos efectos. Para quienes se ven desde pequeño. En el supuesto de que quieren lanzar a una aventura, las tensiones sólo un matrimonio mal avenido sea la causa familiares son un pretexto en la mayoría de verdadera y única de su mentalidad delinlos casos. Aventuras delictivas o de cualquier cuente, es el Estado quien tiene el deber de otro tipo. Sin embargo, las causas verdaderas salvar a los hijos de tan insana convivencia. son otras no difíciles de explicar. Una chica Pero esto es un sueño y una bella teoría de se presentó una mañana, ojerosa, dramática, media docena de compatriotas. En cambio, en casa. Según su versión, unos jóvenes la es un hecho que a veces se dedican encenhabían raptado aquella noche. La Policía didos elogios al desmán y a su autor y autose encargó de averiguar que la verdad era res. Aún no hace muchas fechas que el autor cosa muy distinta. Se trataba simplemente de de un delito dijo que le había impulsado a couna joven en extremo civilizada Eso de las meterlo un deseo irresistible de hacerse fa tensiones familiares como causa de tantas moso. Hazañas como ésta ya no son notiaventuras es una verdad desprestigiada y fa- cia; pero debería serlo la reclusión de sus auvorecida por una propaganda gratuita de tores en centros adecuados, en buenos aquello que se quiere evitar. Hubo un tiempo, reformatorios. Y si los actuales ya no sirven, todavía próximo, en que a diario se tronaba fórmense los reformatorios. Para estos mepor todos los medios contra determinadas nesteres sobra dinero. Bastaría con gastarse prácticas y en nombre de altísimos intereses en dichos centres todo lo que ingresa en las morales y religiosos. No era difícil ver en arcas públicas procedentes de otros muchos aquella actividad, no menos torpe que bien en donde, sin duda alguna, se fomenta la deintencionada, una difusión del mal que se lincuencia. ¡ACE pocas fechas que en un pueblecito un hombre de sesenta y cinco años sufrió una herida en la cabeza, además de otras lesiones en el cuerpo, al ser golpeado por un joven de veintiuno. Después de cometido el delito, manifestó que atacó al anciano para desahogar el mal humor provocado por tensiones familiares Una investigación a fondo demostraría que éste, como otros muchos casos parecidos, tienen en buena medida su origen en la propaganda inconsciente lanzada muchas veces desde los medios de comunicación, sobre todo televisivos. En ese medio se oye hablar con frecuencia de tensiones en el seno de la familia como causa determinante de cierta conducta de los hijos. Y más concretamente, de las hijas. Es ya frecuenté que una niña de catorce o quince años se escape de casa por no resistir tensiones Sin negar que en algún caso pueda ocurrir esto, no es admisible como norma general. Primero, porque a dicha adad se dispone de tal vitalidad y optimismo que aquel factor negativo halla crecida compensación en los recursos propios de la edad. Una segunda razón es que siempre ha habido tensiones familiares, y aunque a los hijos no les agrade, no por eso se tes ocurre ¡rse casa. Y menos que a los hijos, a las h U S TENSIOHES FAMILIARES