Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 12- 2- 87- DEPORTES -Copa del Rey: Octavos de final- -ABC, póg. 55 6- 1: La efectividad del Madrid convirtió en amargura la alegría ofensiva del Cádiz Un antológico gol de Butragueño puso la guinda al festival blanco Madrid. José Manuel Cuéllar A pesar de lo que parezca, el triángulo mágico en que se basó el Madrid: Hugo, Butragueño y Gordillo, no fue ei protagonista principal del partido. La figura fue... Cardo. ¿Héroe, loco, valiente, osado? Tres atacantes, tres volantes ofensivos y una defensa de mantequilla. Todo ante el Madrid y en el Bernabéu. Un suicidioCardo llegó al Bernabéu como que Gordillo volvió bizco con sus un torero pero sin muleta y sin regates con la canilla. defensa. Fue Marco Antonio caDicen que cuando vio la alibalgando en solitario contra el neación del Cádiz, a Butragueño ejército de Octavio, sólo que se le iluminaron los ojos tanto esta vez se llevó todas las bofe- que, incluso, Fernández Trigo tadas y le abrieron la cabeza al llegó a comentar que no hacía primer envite. Sin embargo, es falta encender la iluminación del un marcador engañoso aunque Bernabéu. Hay quien dijo, callalógico. Fue un partido de los que do al oído del vecino, que le viedan la razón a Maguregui cuan- ron frotarse las manos y relamerdo viene a meter a los once ju- se cuan Buitre a la espera de gadores, a los suplentes, al masaborear la presa. Lo hizo en el sajista y a él mismo si es neceminuto cuatro aunque fue con la sario, bajo su puerta. complicidad del arbitro Nécjreira Ayer, Cardo sacó a tres delanSin embargo, el chicó, caballero teros natos, Mágico Francis y él, esperó a dos rivales, le hizo Villa, y a tres volantes a los que un caño a uno que hubiera firse les abren las carnes cuando mado Beto Alonso, y se fue tienen que correr para atrás. Les del otro. Cuando salió Jaro se la fastidia tanto defender que les cruzó milimétricamente al otro duele hasta la vista al volver la palo. cabeza para ver lo que dejan a Era una gozada para los ojos su espalda. Tales tajadores eran blancos ver á los pitufos blancos Montero, Dieguito y él nuevo exdeambular con espacios. Los potranjero gaditano, traído de Urubres Arreitu y Genérelo, hombres güay: Carrasco, un buen jugador de armar tomar, mostraban una con el balón en los pies pero al estoica y peligrosa paciencia por la esperada explosión. Los horrh bres del medio campo gaditano iban tan arriba a la marca, por otro lado meramente teórica, que cualquier filtración (la de Gordillo era constante ante Carrasco) ponía el alma en vilo al buen Jaro. Negreira, con mala conciencia por el primer gol, pitó el penalti en la caída de Villa ante Gallego tras garrafal fallo de éste. Después, el Madrid perdió los papeles. Chendo volvió a cometer errores intolerables y Gallego falló más de cinco lanzamientos a distancia. Buyo salvó entonces al Madrid que se contentó con contragolpear pero cada vez más agobiado. Sin embargo, lo que son las cosas. Podía haber marcado varias veces el Cádiz pero. fue el Madrid quien decidió con sus individualidades: un genial pase de Míchel que provocó un penalty necesario e incuestionable a Butragueño, y un fallo de Sánchez que aprovechó su tocayo mexicano. Butragueño vía más. Con mejor colocación, muy homgéneo de medio campo para adelante y mucho talento en algunos de sus hombres (Montero, Villa- aunque fallara entonces goles cantados- y el mismo Conde) se movió con soltura y elegancia. Tenía alegría el Cádiz... excesiva. Hugo se tiró atrás para mostrar su clarividencia a. la hora de pegar balonazos a treinta y cinco metros con una técnica impresionante. Butragueño sacó su antena galáctica, esa que le hace aparecer en el momento oportuno, sólo y para que el balón se convierta en imán para el borceguí. Mientras Villa fallaba goles hechos, el Madrid iba aumentando su cuenta con jugadas de lujo, goles de fantasía y la. guinda de un tanto para te posteridad. Lo marcó Butragueño pero tampoco tiene un mérito excepcional. Al fin y al cabo, es un jugador de otro mundo: Aparece Hugo Tras el descanso, Cardo fue más allá. Quitó a Francis, subió a Carrasco para que no tuviera que mirar atrás y sacó a Conde para frenar a Gordillo, increíble, crecido, potente físicamente, casi imparable. El Cádiz mejoró toda- -Ficha técnica- Real Madrid: Buyo, Chendo, Salguero, Sanchís, Camacho (Solana, m. 36) Míchel, Gallego, Gordillo (Juanito, m. 74) Butragueño, Hugo Sánchez y Pardeza. Cádiz: Jaro, Sánchez, Linares, Arreitu, Genérelo, Carrasco, Montero, Dieguito, Villa (Juan José, m. 74) Francis (Conde, m. 45) y Mágico González. Arbitro: Enríquez Negreira (colegio catalán) Pésimo. El primer gol de Butragueño, en fuera de juego. Luego, compensó con el penalti en contra del Madrid, dudoso como mínimo. Pitó casi todo al revés. Expulsó a Genérelo por doble amonestación (m. 82) Goles: 1- 0. Minuto 4. Butragueño, en fuera de juego, a pase de Gallego. 1- 1. Minuto 32. Mágico tras dudoso penalti de Gallego a Villa. 2- 1. Minuto 44. Claro penalti de Jaro a Butragueño. Marca Hugo. 3- 1 Minuto 45. Hugo, tras gran fallo de Sánchez. 4- 1. Minuto 67. Impresionante jugada de Gordillo, abre a Míchel y su centro lo remata Pardeza. 5- 1. Minuto 81. Míchel tras regatear a dos contrarios y marcar por la escuadra. 6- 1. Minuto 88. Lo mejor. Butragueño tras regatear a tres contrarios y al portero. Gol de pañuelos y gritos de ¡Buitre, Buitre, Buitre! 0- 1: El Barcelona forzó la prórroga, pero luego fue eliminado en los penaltis por el Osasuna Pamplona. Yolanda Oses Se esperaba una reacción de! Barcelona que pudiera salvar la eliminatoria frente a un modesto Osasuna. El gol de Linecker evitó una pronta derrota de los azulgrana y todo quedó a merced de los penaltis. Tras e! fallo de Marcos, Pamplona festejó su victoria. Los 2.500 asistentes al estadio de El Sadar sufrieron por la desesperada lucha de un Osasuna que finalmente consiguió salvar la eliminatoria. Los catalanes querían borrar el gol de ventaja anotado por el Osasuna en el encuentro de ida, mientras que el cuadro navarro defendió con agresividad su ventaja. Desde el primer minuto de juego se realizó un fútbol muy rápido, con pocas reservas de ambos conjuntos. A los dos minutos de la reanudación llegó el aviso de Hugues al estrellar un balón en el poste. El Barcelona inició una constante presión que obligaba a su rival a encerrarse. Un tiro de Goicoechea en el minuto 62 a la cepa del poste provocó una reacción osasunista sin frutos. A 10 minutos del final del encuentro el trabajo de los azulgrana tuvo su recompensa con un gol de Lineker ante la salida del meta Unzue y dejó servida una prórroga que fue una verdadera condena para ambos conjuntos. Durante estos 30 minutos, continuó la tónica del encuentro, con una demostración de fuerza por parte de los dos cuadros y una oportunidad perdida de Lumbraras en el minuto 115 en un disparo seco que atajó Zubizarreta. La prórroga tampoco había decidido el nombre del clasificado y eran necesarios los penaltis. Robinson, Goicoechea, Lecumberri, Bernardo y Rípodas, del Osasuna, anotaron sus tiros desde el punto fatídico, mientras que en el Barcelona anotaron Roberto, Lineker y Manolo, fallando Marcos Osasuna: Unzue, De Luis, Lecumberri, Sabido (Bernardo) Mina, Lumbreras, Sola (Martín González) Rípodas, Bustingorri, Robinson y Goicoechea. Barcelona; Zubizarreta, Gerardo, Moratalla, Fradera, Manolo, Víctor (Urbano) Roberto, Esteban (Marcos) Carrasco. Hughes y Lineker.