Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C INTERNACIONAL JUEVES 12- 2- 87 Giscard no será candidato en las próximas presidenciales París. Afp, Efe El antiguo presidente francés, Valéry Giscard d Estaing, anunció ayer a través de la cadena de televisión Antena- 2, que no será candidato en las elecciones presidenciales de 1988. Es el turno de otros, manifestó Giscard, y yo no seré candidato en las próximas elecciones presidenciales. En su intervención, el ex presidente francés se mostró favorable a la organización de un referéndum para la reducción del mandato presidencial y dijo que si el Gobierno no tomaba esa iniciativa, él, como parlamentario, se encargaría de ello. Añadió que la duración que considera óptima para un mandato del presidente de la República francesa es de cinco años y no de siete como actualmente sanciona la legislación. Preguntado sobre sus preferencias respecto a los otros posibles candidatos, Giscard. que desempeñó el cargo de presidente de la República entre 1974 y 1981, se negó a dar una opinión alegando que hablaría de esto el próximo otoño Lo único que quiero decir ahora es que aún tengo la esperanza de que no se divida la mayoría, ni se divida Francia Se negó igualmente a hacer comentarios sobre la rivalidad cara a las elecciones presidenciales de sus dos primeros ministros, Jacques Chirac (actual jefe del Gobierno) y Raymond Barre. En un mensaje a la población francesa, el ex presidente pidió a sus seguidores que no crean que abandona sus objetivos de siempre por el hecho de no presentarme a las presidenciales y recordó que su principal objetivo era la unión de Europa y que quería seguir luchando por lograr esa meta. C D I SALAMANCA GAMA 87 AUSTIN ROVER AUSTIN ROVER METRO En versiones LE, Mayfair y MG. Desde 999.000 Moscú prepara la visita de Margaret Thatcher a la URSS Londres. Alfonso Barra Desde que Romeo lanzaba sus palabras de amor a Julieta al pie del balcón, no hay muchos casos de requiebros intensivos como los de Gorbachov a Margaret Thatcher actualmente. El ministro de Estado en el Foreign Office, Tim Renton, lo confirmó en una reunión conservadora celebrada en Nottingham. Hace un par de semanas, Renton fue a Moscú, donde habló con Eduard Shevardnadze, ministro de Asuntos Exteriores, y con Anatoli Dobrynin, secretario del Partido Comunista. El mensaje del británico al Foreign Office es que Moscú no aplaude las ligerezas de los socialistas británicos en materia de desarme. Los fervores por el estribillo ¡Abajo las armas! que guían aún la política de la izquierda socialista, son anacrónicos en la presente conyuntura. Tras formalizar la lista de embarque para los soldados norteamericanos en Europa, la siguiente consecuencia sería transformar Estados Unidos en naciónfortaleza, sin tropas en el Rin, sin más de- sembolsos por bases conjuntas y sin discusiones acerca de la guarnición de cada una. Thatcher irá a Moscú a finales de marzo. Todo son requiebros para la ex dama de hierro según el tratamiento que la daba la Unión Soviética. Los halagos responden esencialmente al propósito cardinal de la política soviética: sembrar el antagonismo dentro de la Alianza para separar Londres de Washington. Pero no menos verdad es que Moscú busca ahora la congelación del statu quo estratégico para negociar desde esa base soluciones prácticas de desarme. Por esa consideración, sin duda, la alfombra roja del Kremlin está reservada para Thatcher en lugar de ser extendida para el jefe laborista Neil Kinnock. El idilio ThatcherGorbachov responde al pragmatismo que impera en Moscú, al servicio de las ambiciones de su política exterior. En contra de las ilusiones de no pocos socialistas occidentales, Gorbachov no es más liberal que Deng Xiaoping. Sus elecciones secretas, prometidas en su reciente discurso al Comité Central del Partido Comunista, fuerorv presentadas como una vuelta necesaria a los orígenes del marxismo- leninismo más que como una novedad revolucionaria. Lo que viene a decir que Gorbachov se considera intérprete auténtico de Marx y Lenin y como su heredero tras muchas décadas de errores. Antes de poder votar en las cumbres de la burocracia soviética, el proceso de selección y criba es tan minucioso que es posible descartar la participación de cualquier disidente aburguesado. En ese clima de revisionismo ortodoxo y súper controlado, el objetivo máximo sigue siendo impedir que Estados Unidos coja una delantera estratégica imposible de neutralizar. Todo queda supeditado a esa meta y nada la hace menos asequible que los intentos desestabilizadores de la situación apadrinados por un Kinnock y sus amigos los unilateralistas. Thatcher es la garantía del statu quo necesario para negociar en serio el desarme. La otra política es simple frivolidad trasnochada. ROVER 216 En versiones SE y Vitesse. Desde 1.688.000 MONTEGO En versiones Mayfair, MG y Turbo Desde 1.833.000 ROVER 800 En versiones 820 Si y Sterting Desde 3.350.0OO Preco incluidoI. VA. Ofensiva diplomática soviética en torno a Afganistán Moscú. Alberto Sotillo A sabiendas de que el sector integrista islámico- mayoritario en la guerrilla afgana- rechaza por el momento cualquier propuesta que no pase por la caída del Gobierno comunista de Kabul, Moscú concentra durante estos días el fuego de su diplomacia sobre los países que sirven de base y dan su apoyo a los rebeldes afganos: Pakistán y China, principalmente, e Irán, en la medida de las posibilidades soviéticas. El terreno para la próxima reanudación en Ginebra, el 25 de febrero, de las conversaciones indirectas afgano- paquistaníes, está siendo concienzudamente preparado por Moscú, que antes de detallar un calendario específico para la retirada de sus tropas ya está adelantando las condiciones de la misma. En tal sentido, el alto el fuego unilateral de Kabul, presentado como gesto de buena voluntad del Gobierno afgano ha pasado a convertirse en condición a la que debe sumarse la guerrilla para que la URSS retire sus tropas. Por el momento, Moscú no puede contar con ello, pero no deja de intentar avanzar hacia un aislamiento de los sectores fundamentalistas de la guerrilla a través de un gesto aprobatorio del alto el fuego por parte del Gobierno de Islamabad, al que le pide además que cese en toda su ayuda a los rebeldes. Galilea 104. Tel. 2533400 Cea Bermúdez, 28. Tel. 2533400 Ríos Rosas, 56. Tel. 2344594 P Recoletos, 16. Te! 2764600 Goyo, 99. Tel. 4317180 Padre Damián, 7. Tel. 4580800 Oslada, 5. H 2559157 Zurbano, 95. Tel. 2345872 J. Ortega y Gasset, 26. Tel: 2760136 Pozuelo. Tel. 7157850 P. de b Habana, 26. Tel. 2627801 A. de Henares. Tel. 8885947 Rosario Pino, 14. Tel. 2790212 Legones. Tel. 6943442 Fuenlabroda. Tel. 6150623 Móstoles. Tel. 6130515 LÓPEZ de HOYOS ARTURO SORIA 4.228 m 2 en 7 plantas 86 plazas de garaje 1.368 metros de LOCALES EDIFICIO OFICINAS V. 766 46 47 COMERCIALES Información J