Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pog. 22 TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES 11- 2- 87 L AS preposiciones son, en lenguas como la nuestra, elementos imprescindibles. Determinan la función sintáctica de la palabra regida, que normalmente sigue a la preposición, y a veces precisan el significado de la palabra regente, es decir, la que exige tal preposición y suele anteponerse a ella. El mucho uso y el reducido número de las preposiciones ponen de manifiesto su importancia. Se ha dicho muchas veces, y con razón, que no es posible llegar al conocimiento profundo de una lengua mientras no se adquiera el dominio de su sistema preposicional. Esto no sólo se aplica a quienes aprenden una lengua extranjera, sino también a quienes estudian y usan la propia. He observado que oradores y literatos claudican en el uso de las preposiciones escribió el maestro Azorfn refiriéndose a los españoles. Y Ramón Pérez de Ayala, en carta a Sebastián Miranda, asegura que en el empleo de las preposiciones está el quid del castellano Lamentablemente, el uso incorrecto de las preposiciones es frecuentísimo entre nosotros. Son pocos los escritores que no tropiezan en este punto. Y casi todas las preposiciones, algunas más que otras, ofrecen ocasión de tropiezo. La preposición de es en español la de más uso y, por consiguiente, la de más abusos. Es la que da lugar a mayor número de incorrecciones en su empleo. Entre los innumerables ejemplos de uso incorrecto de esta preposición destacan por su frecuencia aquellos en que se usa cuando debiera omitirse, y más aún aquellos en que se omite cuando debiera usarse. He aquí un par de ejemplos de la primera clase: El claustro de la Universidad debería de tratar urgentemente los problemas de... Las relaciones Iglesia- Estado deben de ser independientes En su Esbozo de nueva gramática de la lengua española la Academia enseña con claridad que la perífrasis verbal debe de +i nfinitivo denota suposición, conjetura o creencia. Y Manuel Seco, en su excelente Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española -que debiera ser ¡ojo! debiera, sin de) libro de cabecera de políticos, periodistas y demás usuarios públicos de la palabra- expone: Deber +i nfinitivo. Locución verbal que significa obligación: Pedro debe estar en el museo está obligado) Debe de +i nfinitivo. Frase verbal que significa suposición: Pedro debe de estar en el museo probablemente está) Y, después de ejemplificar abundantemente la confusión de los usos de deber y deber de, dice que es admisible deber con el sentido de probabili- mal uso de ésta y otras preposiciones. He aquí, para terminar, unos botones de muestra: Por Valentín GARCÍA YEBRA Esa forma de concebir la escritura resuldad, mientras que deber de con el sentido de ta en una superabundancia expresiva. Este giro anglicano, calco innecesario y pedante obligación se considera vulgar. Mucho más vulgar, horriblemente vulgar re- de to result in, se ve cada vez con más fresulta de en frases como yo pienso de cuencia, incluso en escritos de hombres de que... (pronunciada en una entrevista televi- letras de los que pudiera y debiera esperarse siva) ocurre de que... (oída al director de que fuesen para sus lectores modelos de corrección en el uso de nuestra una agencia bancaria) si se tielengua. ¿No quedaría mejor: ne en cuenta de que son voces De esa forma de concebir la de difusión local (escrita por un escritura resulta una superabunilustre catedrático de Universidad dancia expresiva O bien: Esa y prestigioso lingüista) etcétera. forma de... produce una superaEs el famoso dequeísmo, poco bundancia expresiva O incluso: frecuente, por fortuna, entre per Esa forma de... se convierte en sonas verdaderamente cultas. una superabundancia expresiNo tan vulgares, pero también va Y todavía hay otras posibiliincorrectas, y frecuentísimas, dades de evitar el anglicismo sin son las construcciones en que, perder nada del significado. debiendo estar presente de, se ¿Y qué decir del galicismo, tan omite. Tales construcciones las frecuente, formado por a +i nfinicometen incluso escritores de tivo para calificar, casi siempre gran renombre: Úrsula se dio de manera ociosa, un sustantivo cuenta de pronto que la casa se había llenado de gente Enton- Valentín García Yebra antecedente? Podría aducir muchos ejemplos como éstos: el ces el coronel Aureliano Buendía de la Real Academia profesional debe tener muy claEspañola se dio cuenta, sin asombro, que ros los dos objetivos principales Úrsula era el único ser humano que había logrado... ...ahora me doy a alcanzar en una buena traducción ...en cuenta que estás mucho más viejo de lo que el que se trataba de determinar el procedipareces me doy cuenta ahora que esta miento a seguir para lograr... ...vieron en mañana mi teléfono sólo ha sonado dos ve- el dialecto ático un modelo de lengua a imices hasta el punto que es posible la cri- tar Los tres ejemplos ganarían mucho con sis da la casualidad que... a pesar que la supresión de las palabras que van en curen dicha solicitud... ...convencido que siva. nunca saldrá de esta costa perdida Estaba El texto que sigue, donde sobra la preposisegura que nunca lo harías Consciente ción por, es casi regocijante: Guerra y paz que sobre esta obra se han escrito miles de de Tolstoi, requiere cincuenta casetes, o sea, páginas Cuando llegamos al saúco nos que vale por un ojo de la cara ¿Qué quiso enteramos que por haberlo tomado Ótelo decir el autor de este texto: que la obra del mató a Desdémona Una rana intentó con- genial novelista ruso metida en cincuenta cavencer a sus congéneres que era un elefan- setes vale un ojo de la cara es decir, que te Me acordé que este apóstol de Dios resulta carísima, o que vale por un ojo de la también escribe versos etcétera. cara o sea, que puede sustituirlo? Esto últi- PREPOSICIONES m Peletería Internacional liquida modelos de colecciones premiadas: Yisón. Astrakán, Renard, Moutón, etc. f PELETERÍA tHTERHACIONAL. 1 A. PRECIADOS, 10 TL. 222 71 54 Y 231 05 02 MADRID No se agotan con éstos los tipos de posibles incorrecciones en el uso o en la omisión de la preposición de. Sería prolijo citar textos en que de ocupa indebidamente el puesto de las preposiciones a, como, con, contra, desde, en, para, por. Pero no resisto la tentación de copiar uno tomado de unas declaraciones que hizo años atrás una persona que ocupaba uno de los cargos más importantes para la cultura española. El uso erróneo de la preposición de, en lugar de en, producía un efecto entre cómico y sarcástico, sin duda muy ajeno a la intención de quien hacía las declaraciones: acciones públicas y privadas encaminadas a impedir que España se desenganche del grupo de países que van de cabeza La diferencia entre ir de cabeza e ir en cabeza es tan notable que la equivocación sólo puede atribuirse a la fatiga mental que produce en nuestros políticos el exceso de trabajo que los abruma, o a un pesimismo inconsciente, que, al considerar la situación de nuestro país, sustituyó la posibilidad gozosa por una realidad lamentable. Un libro, en lugar de un artículo, haría falta para enumerar y comentar, aunque fuese muy brevemente, textos incorrectos por el mo no tiene sentido, y se presta a chistes perversos. Por último, un texto con la preposición tras, cuyo uso puede indicar un estilo redicho, pero no suele ser incorrecto. Un secretario del Papa se fractura el cráneo tras una caída (agosto de 1986) Con valor temporal, tras indica que algo sucede después de la acción significada por el sustantivo que sigue a tras. Según esto, el secretario del Papa se fracturó el cráneo después de la caída. Comprenderíamos que se lo fracturase al caer Pero después de la caída, ¿cómo o con qué pudo fracturárselo? Protección electrónica de su vivienda sin obras desde 18.000. Protección de locales, naves, edificios, garajes, etc. ALARMAS Teléfono 231 71 57 E. C. S. Número registro D. G. P. 983 CUBAS DE AGUA y CAMIONES EN BUEN USO Procedentes de limpieza pública. Razón: José Masanet, La Alameda, 10. T (965) 331145. Alcoy