Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE Isabel Pantoja: turismo, gastronomía y pensiones Segovia RAN las cinco de la tarde. La Pantoja, Paquirrín, su madre, su prima Mari Paz y unos amigos de Sevilla acababan de ponerse morados de cochinillo en el mesón de Cándido. Casi 20.000 pesetas, abonadas con una tarjeta de crédito a nombre de Rafael Artigues. Dijo que era ia primera vez que veía el Acueducto. Sólo un rato, para comer y conocer Segovia. Dedicarían más tiempo a lo primero que a lo segundo. Al turismo, apenas un breve escarceo por el Azoguejo para posar ante el milenario monumento, que impresionó vivamente al pequeño Paquirrín. La familia junta, como debe ser. La de este lado, claro, que la otra mitad anda suelta y metida en pleitos sobre el reparto de los dineros. Y hablando de dineros... Como adelantábamos ayer, Isabel Pantoja ha conseguido una pensión de viudedad y otra de orfandad para su hijo. Horas antes de que se conociera la sentencia de Magistratura de Trabajo de Sevilla, hablamos del asunto con ia tonadillera. Al principio la Pantoja aseguró no tener ni idea sobre el asunto de Ja pensión: No sé de qué me estás hablando. No tengo ni idea. Yo no he hecho nada de eso. No es cierto. No tengo por qué solicitar ninguna pensión. Eso me pertenece por derecho. Ya no sabéis de qué hablar los periodistas. Y así siguió Isabel Pantoja conversa, sobre estas líneas, con corresponsal en Segovia, mientras abuela en el mesón segoviano en E nuestro Paquirrín se abraza a su comieron. Junto a estas tonadillera y su hijo ante el Acueducto el que durante un buen rato, negándolo todo. Más adelante tuvo que ceder terreno: Eso lo lleva mi abogado, y) a verdad es que todavía no me ha informado de nada. No es lógico ni normal que se rechace. Es una cosa que nos pertenece tanto a mí como a mi hijo. Preguntada sobre si el hecho de reclamar las pensiones de viudedad y de orfandad (ella piensa que es una sola cosa) era algo puramente testimonial, o si, por el contrario, necesitaba ese dinero para vivir, la Pantoja afirmó: No, no es un símbolo; es por algo que ha estado haciendo mi marido durante veinte años, y si lo ha estado pagando es por algo, ¿no? ¿Le parece lógico que mi marido esté pagando durante veinte años y que luego no le quede nada a su viuda? Lucharé con uñas y dientes. Lo que le pertenezca a mi hijo es de él, y eso es sagrado. Aunque no lo necesite para comer es suyo, porque su padre lo ha pagado como yo estoy cotizando ahora. ¡Mira cómo para cobrar andan bien listos y rápidos los de la Seguridad Social! Después, un breve paseo por las calles segovianas, llamando la atención por su garbo y belleza. Autógrafos y miradas. Al final, conduciendo su automóvil, atravesó los dos mil años de historia de las piedras del Acueducto 2 para perderse camino de MadridMiguel VELASCO Galerías Preciados ganó el concurso de belenes de la Cámara de Comercio Galerías Preciados ha ganado la quinta edición del concurso de belenes de establecimientos comerciales, al obtener el primer premio del Ayuntamiento de Madrid, concedido a la mejor tebor xposüora tle treteros durante la pasada Navidad. El galardón, obtenido por el centro de La Vaguada, fue recibido por el gerente de dicha tienda, Luis Isabel, que aparece a la izquierda, junto al alcalde de Madrid, Juan Barranco; Germán artífice del belén ganador, y Adrián Piera, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, institución organizadora del concurso MIÉRCOLES 4- 2- 87 ABC 99