Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 4- 2- 87 CULTURA A B C 47 Raúl Zurita: Si un pueblo se quedara sin arte no tendría sueños El más respetado representante de la joven poesía chilena, en Madrid Madrid. José María Parreño El único sentido Decir que la poesía de Raúl Zurita desborda las páginas de sus libros no es una metáfora. El ha que tiene el arte es escrito sus versos en los cielos de Nueva York y piensa finalizar su próximo libro dibujando en el hacer que la vida desierto un rostro gigantesco. Autor hasta hoy de Purgatorio y Anteparaíso, lleva años preparando sea más vivible en La vida nueva, una obra que pretende recoger los sueños y los miedos de todo un pueblo. De todas opinión de Raúl ellas ofrecerá una panorámica en el recital que hoy lleva a cabo en el Círculo de Bellas Artes. Zurita- E n usted existe una relación muy fuerte entre vida y arte. ¿Le parece imprescindible para todo artista? -No soy el primero en decirlo, pero creo que el único sentido que tiene el arte es hacer que la vida sea más vivible. Desde las pinturas rupestres a los modernos happenings, el arte ha sido uno de los partidos políticos más fuertes. Porque a través de él, a través del amor que contiene, se da el hecho de que gracias a la Divina comedia, al Guernica, de Picasso; al Canto general, de Neruda, la violencia aparece como más violenta y la barbarie como más bárbara. Porque se las ve como contrapunto del arte, que es siempre una dimensión de lo positivo. Yo pienso que cada uno tiene la posibilidad de esculpir con su propia vida, como el escultor del Renacimiento, su propia PietaB. Porque, en realidad, la única obra de arte que merecerá la pena de ser contemplada será aquella colectiva, formada por cada uno asumiendo su propia vida y la de los demás, como una sinfonía que valdrá la pena escuchar. Todo el arte está al servicio de mostrarnos, únicamente, a pesar de todo, la maravilla de estar vivos. Y en nuestro caso en particular, la increíble sensación de ser un sobreviviente. Desde el momento en que hay un desaparecido, un muerto, un torturado, todos los demás somos sobrevivientes. se pueda concebir, habría, pues, que hablar de la construcción del enamoramiento perpetuo. Eso tendría también que ver con la construcción del paraíso, de la sociedad sin clases. Siempre hemos querido diferenciar política y arte, pero frente a la vida misma, frente a la sociedad, ¿qué diferencia hay? Son diferencias retóricas. años que llevamos intercambiando signos, lenguajes, sobre la Tierra, como la historia de un malentendido. -Usted ha tenido una formación científica, estudió ingeniería, ¿cómo encaja eso con su vocación de poeta? -Para mí no son cosas tan distintas. Para mí la mayor obra de ingeniería que se ha construido en los países hispanoamericanos es el Canto General de Neruda. Por mi parte, yo siempre entiendo lo que hago como la puesta en escena de un proyecto, de una construcción, en la cual importan menos los poemas o los libros aislados que la totalidad. Estoy empeñado ahora en una obra que se llamará La vida nueva y todo lo que he hecho hasta hoy no es sino de ella, el camino hacia ella. -Finalmente, ¿de quién se siente deudor en lo que respecta a su obra? -S i hablamos en primer lugar de Suramérica, me importa mucho una especie de gran poesía que se escribió allí a partir de los años treinta. Neruda, Vallejo, Huidobro. Y pienso que el relevo de estos poetas no lo tomaron otros poetas, sino los narradores: García Márquez, Vargas Llosa, Juan Rulfo. En realidad son estas grandes obras las que me afectan y las que me comprometen. Yo creo que un poeta no puede escribir como si no existiera Cien años de soledad porque en esa obra está todo un idioma. Ya más alejados, me siento muy ligado a una obra de N ¡kos Kazanzakis, La odisea Y a Joyce. Es curioso, pero en contra de lo que se ha afirmado durante muchos tiempos, nuestra época es tan épica, es en verdad una época épica. Una época épica -E n su poesía se descubre también un interés por lo que no es razonable, por romper los límites del lenguaje lógico. -Quien ha sentido la sensación de miedo, de terror, de angustia, como las que colectiva e individualmente experimentamos nosotros, sabe que hay experiencias que nunca va a poder contar, que nunca van a acceder a la palabra. Porque cuando uno las cuenta, dejan de ser lo que son. Bien, todo aquello que no llega a ser lenguaje es lo que yo llamo el infierno de cualquier literatura. Análogamente y a la inversa, me gusta imaginar una situación tal como esa en que un hombre está frente a una mujer y en la que cualquier palabra sobra, una situación tal para nuestra civilización que hiciera ver estos dos millones de El amor, lo más revolucionario En una situación como la de su país, en el que se vive bajo un régimen de fuerza, ¿qué papel desempeña el arte? -Yo creo que por delirantes que sean los sueños de un artista, por amplia que sea su visión, por lejana que sea, nunca va a ir más alfa en ella que los sueños que construye su propio pueblo. En este sentido, el artista es colectivo, el genio sólo lo transcribe. -A l Poder instituido, en todo caso, la obra de arte probablemente la inquiete muy poco. -Eso es cierto. Sin embargo, e arte consiste también en poner frente a lo que es, lo que podría o lo debería ser. Una obra de arte no cambia un régimen, pero sintetiza todo el vigor del pueblo en el que surge. Si un pueblo, hipotéticamente, se quedara sin arte, no tendría sueños, es decir, no tendría siquiera la posibilidad de cambiar. -E n cuanto a su propia poesía, uno de los motores que la mueven parecer ser el amor, ¿está de acuerdo? -Sí. Piense que no hay nada más subversivo que eso. Si vemos en una casa una pareja de enamorados, todos están pendientes de ellos, el barrio entero se revoluciona, cambian los parámetros. Imagínese una sociedad en la que todos estuvieran enamorados, no habría ningún parámetro en este mundo que lo resistiera. Sería lo más, revolucionario que Poema inédito- Canto de los ríos que se aman Canto, canto de los ríos que se vienen, canto de los anchos del Bio Bio y las praderas que cuando rompen cantan tras los inmensos cielos de pasto. Canto del cielo que se viene amando porque en este mundo cantan todas las cosas de amor. Canta el baker y los ríos de las aguas más heladas que aún no tienen nombres. Cantan de amor las cosas de este mundo, las grandes montañas y los cielos llenos de pasto. Canto de mi amor que eres tú, y de todas las llanuras empapadas que se abren también cantando: los muchachos y las muchachas abrazados y tú que cantas bajando por losríos; mi lluvia buena, mi verano más ardiente, la primavera de mis sueños mis aguas en las horas de A. M. de las aguas de Norte a Sur Este y Oeste Raúl ZURITA COMPRAMOS SOLARES 0 EDIFICIOS PARA REHABILITAR CLibres de inquilinos) EN MADRID SEINSA (Sociedad Europea Inmobiliaria, Sociedad Anónima) Príncipe de Vergara, 183 Teléfono 411 73 18