Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C INTERNACIONAL Tensión en Oriente Medio MIÉRCOLES 4- 2- 87 Bagdad, blanco por octava vez en este año de un misil iraní Teherán- Bagdad. Ap, Afp, Efe, Reuter Irán lanzó ayer su octavo misil de este año contra Bagdad, al tiempo que fuentes de Teherán revelaron que habitantes de una ciudad del centro de Irán capturaron un piloto iraquí al que lincharon. La agencia oficial iraní, Ima, indicó que uno de los caza bombarderos iraquíes fue abatido sobre la ciudad de Arak, en el centro de Irán. El piloto iraquí, que se lanzó en paracaídas, fue capturado por la población, que lo ejecutó de forma revolucionaria según la agencia. Arak, a unos doscientos cincuenta kilómetros al soroeste de Teherán, ha sido bombardeada varias veces en las últimas cuatro semanas por la aviación iraquí, desde que comenzó la última ofensiva iraní- Kerbala V -sobre Basora. Un comunicado oficial iraní difundido por Irna anunció que un misil tierra- tierra fue lanzado ayer sobre la capital iraquí en represalia por los ataques aéreos contra zonas residenciales en Irán. El misil fue dirigido contra un centro político- militar de la capital iraquí, según añadieron las fuentes militares de Teherán, citadas por Irna. Fuentes oficiales iraquíes confirmaron, por su parte, que Bagdad fue alcanzada por un misil tierra- tierra iraní que cayó en un barrio residencial y causó un número indeterminado de muertos y heridos. Irak informó también de que su aviación bombardeó de madrugada las ciudades iraníes de Shiraz, en el sur; Tabriz, en el noroeste, e Isfahan, en el centro, todas ellas aglomeraciones urbanas iraníes varias veces atacadas en esta última etapa de la guerra de las ciudades Irak anunció igualmente que su aviación había efectuado bombardeos contra instalaciones petroleras en las carcanías de Isfahan, y todo ello como represalia por el lanzamiento, horas antes, de un misil tierra- tierra iraní contra su capital, Bagdad. Posteriormente a los anteriores bombardeos, la aviación iraquí efectuó tres incursiones simultáneas sobre las ciudades de Jorramabad, Pol- ae- Dokhtar y Kuhdasht, en el centro Oeste de Irán. Bagdad anunció que todos sus aparatos retornaron sin novedad a sus bases. Según Teherán, desde que la aviación iraquí reanudó, el pasado día 9 de enero, sus ataques diarios contra ciudades iraníes- l o que se produjo como respuesta al comienzo de la ofensiva iraní sobre Basora, la segunda ciudad iraquí- han resultado muertos más de dos mil civiles iraníes como consecuencia de dichos bombardeos. Irán anunció también que un segundo aparato iraquí fue derribado el lunes en la región de Al Amara, en el suroeste de Irak, donde la aviación iraní, según la agencia, bombardeó el lunes instalaciones económicas y militares Irak, por su parte, comunicó que sus fuerzas derribaron el lunes dos aviones iraníes, uno en la región del Kurdistán, en el norte de Irak, y otro en el frente sur, donde las tropas iraquíes están consolidando sus posiciones, tras la reconquista de unos cuarenta kilómetros cuadrados de terreno ocupado por los iraníes. Horizonte EL NUEVO ÉXODO El 4 de noviembre de 1979 se produjo en Teherán el asalto a la Embajada de los Estados Unidos por los milicianos del nuevo régimen islámico y 64 ciudadanos norteamericanos fueron detenidos, apaleados, llevados por las calles con los ojos vendados y, finalmente, retenidos en la Embajada durante un año entero, para ser liberados justo el 21 de enero de 1980, cuando Ronald Reagan se disponía a tomar posesión de su cargo como presidente. De forma que el país más poderoso de la Tierra fue incapaz durante todo un año de liberar, y ni siquiera de suavizar la suerte de los rehenes. Cuando el 4 de abril de aquel año se intentó el rescate, la operación fue una inmensa chapuza militar. Los rehenes pulverizaron las posibilidades de Cárter de aspirar a un segundo mandato y sólo fueron puestos en libertad cuando se descongelaron los fondos iraníes situados en los EE. UU. por valor de unos quinientos millones de dólares. (Parece ser que las negociaciones sobre la devolución de esos fondos todavía no han concluido. Aquel 4 de noviembre ha venido a demostrar una cosa: la impotencia de los países, aun de los más poderosos, para hacer frente y resolver un problema de rehenes. Nos hallamos ante una variante del terrorismo, menos traumática, quizá, pero muy eficaz, a juzgar por los resultados obtenidos, muy depresivos para los Gobiernos implicados. Tengo muy vivo el recuerdo de la profunda consternación que se apoderó de los Estados Unidos cuando lo de los rehenes de Teherán. Acabó convirtiéndose en una obsesión nacional, bordeando la histeria. No se hablaba de otra cosa; no se pensaba en otra cosa. La impotencia de las naciones para represaliar a los secuestradores y a las organizaciones, bandas, y acaso países que les protegen o dan asilo, es un excelente incentivo para los ejecutores de esa variante del terrorismo, cuyos riesgos son mínimos. Sólo de cuando en cuando sale bien una operación como la de Entebbe, pero por lo general lo que vemos es a las víctimas de rodillas y a los Estados cediendo y pagando rescates, en dinero y en especie, quiero decir liberando a prisioneros. Sólo en un acceso de cólera podrían decidir en Washington una acción militar contra la Yihad islámica, que es la que, al parecer, secuestró y retiene a los más recientes rehenes norteamericanos, a los que amenaza con dar muerte si son represaliados. ¿Cómo averiguar dónde están esos rehenes, si siguen en Beirut, que es hoy un laberinto de ruinas? Ni si quiera un hombre como el líder druso, Walid Yumblat, que debe de conocer Beirut como el pasillo de su casa, tiene la menor idea de dónde se halla el mensajero británico Terry Waite. Debe de haber alguna manera de combatir esa oleada de secuestros y de chantajes para su liberación, pero está visto que esa alguna manera todavía no ha sido descubierta, y como pasa el tiempo y las cosas no se aclaran, habrá que confesar, tarde o temprano, que nada se puede hacer o muy poco y que habrá que ir pensando en resignarse y a vivir con esa peste, como hemos aprendido a vivir con otros horrores, como el SIDA. Quizá la única solución que entrevemos sea la de que se declare a casi todo el Oriente Medio, vagamente inscrito entre Libia e Irán, como zona off limits para viajeros europeos y americanos, de religión no musulmana. Las evacuaciones han comenzado ya días pasados en Líbano, pero eso sólo puede ser el comienzo de un nuevo éxodo de los más poderosos de este mundo, que tendrán que ir pensando en algo equivalente a El año próximo, en Jerusalén Manuel BLANCO TOBIO HOrENTV A LAS 15 h. -1 a cad. Vea el spot de Montego El extraordinario automóvil de Austin Rover que puede ver y probar en: Piden el Nobel de la Paz para el negociador Terry Waite Londres. Efe Un grupo de diputados de todos los partidos británicos ha propuesto para el premio Nobel de la Paz al enviado especial del arzobispo de Canterbury al Líbano, Terry Waite, cuyo paradero se ignora desde hace dos semanas, aunque existe ya constancia de que se encuentra, a su vez, secuestrado. En una carta dirigida ayer al comité noruego para el Nobel, el grupo afirma que la paciente y sin embargo extraordinariamente eficaz diplomacia de Waite es una de las luces que brillan en el atormentado Oriente Medio Las negociaciones del emisario del primado de la Iglesia anglicana han permitido hasta la fecha que diez rehenes occidentales hayan sido puestos en libertad en el Líbano, recuerdan en su carta tos diputados. CDE SALAMANCA Galileo, 104. Tel. 25334 00 Costada, 5. Tel. 2559157 Apartamentos y chalets- jardín SANTA POLA Junto a Club Náutico y gran playa Desde 2.230.000 VISÍTENOS ¡GRATIS! UN FIN DE SEMANA Gran Vía, 40. Teléfonos 23216 85 88