Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sobre estas líneas, Rocío Jurado dedica una canción a Montserrat Caballé. Debajo, Lola Flores y Mari Fe de Triana aplauden la actuación de la cantante de Chipiona Rocío Jurado en la gran noche de la Costa del Sol L que no conozca Málaga difícilmente puede comprender el encanto y el embrujo de uno de los jardines más bellos y sencillos de Andalucía, los jardines de Puerta Oscura, a la vera, verita del paseo del Parque. Rocío Jurado conoce Málaga ¡Y, cómo no, Dios mío! Por eso la armó la noche del viernes en el Scala Meliá, en la gran noche de la Costa del Sol, donde, como cada año, el Patronato de Turismo, que preside Ángel Carazo, hace un derroche de SÁBADO 31- 1- 87 E amor a la tierra y hospitalidad para sus visitantes. Por eso, en el Scala, no faltó nadie. Y Rocío, que ahora está en una retirada voluntaria, se encontró a gusto y se puso a cantar para ella y le salió como nunca la vena de artista. Eran las canciones de siempre: Como una ola, mi amor llegó como una ola O sea, Señora que dedicó a Monserrat Caballé, o Qué sabe nadie... Eran las viejas canciones de siempre las que trasmitían el delirio de las grandes ocasiones, mientras Gunilla von Bismarck, Luis Ortiz, Lola Flores, Sara Montiel, Patxi Andión, Mari Fe de Triana, Chiquetete, María Rosa, Pablo Abraira, Alfonso de Honhelohe, Mocedades, La Polaca, Agustín Pantoja, Bibi Andersen, Sergio y Estívaliz, Ramón Areces y otros tantos enamorados de Málaga aplaudían a rabiar junto a malagueños de pro, como Antonio Portillo, Manuel Martín Almendro, Antonio Maldonado, etcétera. Y es que Rocío, que dibujó a Málaga como una novia morena, como el vino que emborracha sus venas, como la reina y señora, novia del sol se trajo de esa segunda patria chica el encanto, el aroma, el embrujo de los Jardines de Puerta Oscura en lo hondo de su alma, y con la fuerza que Dios le ha dado lo fue expandiendo poquito a poco por todo Madrid. Miguel Ángel MARTIN A B C 97