Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IV ABC ABC ÜTcrarío -Reediciones- 31 enero- 1987 ria de los gibelinos que veían en el emperador al único poder capaz de redimir a la encenagada Roma. El símbolo de la destrucción de Babilonia vale tanto para los unos como André Chastel para los otros. Espasa- Calpe, S. A. Dentro de ese cuadro del batallar político y Madrid, 1986 religioso de Europa, centrado en el asedio a la Roma pontificia, André Chastel analiza, La esmerada edición- papel, impresión, láHasta el suelo se había tornado movedizo con rastreos de erudito perseverante, la inciminas... -es tan sólo la suntuosa envoltura en Italia tras la derrota de Francisco I en Pa- dencia del acontecer bélico en el desarrollo de un minucioso estudio erudito y polémico. vía. El acuerdo pontificio con los recientes in- de las corrientes culturales. Narra el desperEl autor no se conforma, como se pudiera es- vasores franceses- l a titulada Liga de Co- digarse de los artistas acogidos al ambicioso perar de un libro de arte con desplegar el ñac- -aceleró los acontecimientos. El Ejército mecenazgo de Clemente Vil; y el retorno gralienzo del saco de Roma perpetrado por imperial, al presentarse ante Roma, lo inte- neado, al restablecerse la autoridad papal. las tropas imperiales- exercitus caesa- graban unos diez mil lasquenetes alemanes, Chastel no escatima en su bello libro ni la reus enriquecido con las cuidadas ilustra- impregnados de luteranismo; alrededor de alegría ni el florete. Gime los padecimientos ciones correspondientes. seis mil soldados de los famosos tercios es- de Roma y maneja el estilete contra Carlos V André Chastel es un historiador beligerante pañoles, creyentes en la divisa de Italia, mi y cuanto él representa, como si permanecieque, además de analizar las consecuencias ventura y las bandas de codiciosos aventu- ran latentes- -al cabo de cuatro centuriasdel acontecimiento en los rumbos de las artes reros italianos conducidos por Marco Antonio Ios odios que aguijonearon las enconadas de la época, ahonda en las causas y los Colonna y Ferrante Gonzaga, Hueste inesta- contiendas europeas del quinientos Es efectos políticos, religiosos y sociales. Inspi- ble, destinada a vivir sobre el terreno, sin nin- probable- debería haber realizado el recuenran sus análisis las ideas y sentimientos de gún parecido con una disciplina milicia. Difícil t o- que el autor más veces citado en El los pensadores güelfos decisivos en las lu- pensar en una seria resistencia por parte de saco de Roma con Vasari pisándole los talos sesenta mil habitantes de Roma, con la lones, sea el humanista Giovio, tan leal a chas que ensombrecieron la Edad Media. A la dialéctica güelfa se añade la cre- autoridad papal batida por diversos flancos. Clemente Vil como adversario del emperador. ciente conciencia de la libertad de Italia Además, el sentimiento artístico que domina- Sus aseveraciones son tenidas como leccioChastel erige en su guía para enjuiciar los ba la sensibilidad de Clemente Vil no ayuda- nes de los evangelios por André Chastel. sueños y los dolores italianos a Francesco ba al juego de la guerra. Quien seguramente ignora, o disimula su coGuicciardini, quien alimentado por las tesis El asalto y la ocupación de Roma, consu- nocimiento, que nada menos que el licenciasobre la italianidad esbozadas por Maquia- mados con la violencia y la sed de botín co- do Giménez de Quesada, arriesgado fundavelo- cuya muerte se produce en el año fatí- rrientes en las luchas de la época, favorecie- dor del Nuevo Reino de Granada y de Santa dico de 1527- compone su Historia bajo ron la histórica calificación de saco Chas- Fe, su capital, dio extensa réplica a los sañula opresión de la debilidad y la impotencia tel no ahorra los subrayados sombríos. No dos arrebatos de Giovio. humanas frente al destino Ambos- -Maquia- sólo en la acentuación del estrago y el pillaje, Quesada, letrado humanista- buen mentís velo y Guicciardini- acabarían su existencia sino en lo concerniente a la dispersión de los a las imputaciones amasadas por la leyenda en el retiro de las frustraciones políticas, san- artistas y humanistas protegidos por los ponnegra antiespañola- empleó muchas jornagrando por las puñaladas de la derrota. El tífices de la casa Médici. das de su madurez, vividas sobre los Andes primer corolario que se extrae de las aportaChastel documenta la profusión panfletaria majestuosos, en componer un extenso alegaciones y reflexiones de Chastel es el rebrote en grabados y libelos, concentrada contra la to, al que tituló expresivamente el Antiprimaveral que bajo los Papas de la familia mísera caput mundi Las láminas satíricas Jovio Las refutaciones, con su carga de Médici- León X y Clemente V i l- experimen- de los luteranos, encabezadas por las de Luverdades, ahí están por mucho que se las tara el humanismo renacentista sería pisotea- cas Granach- q u e llegó a representar al arrincone. do por la heterogénea tropa del condestable Papa en su caída a los infiernos- y Hans de Borbón. Holbein rivalizan con la agresividad difamatoJosé María ALFARO El saco de Roma, 1527 IBSfe Un informe patrocinado por la Fundación Santa María y realizado por los catedráticos de sociología- Francisco Andrés Orízo- -Manuel Gómez- Reino Camota- -Pedro González Blasco Juan J Linz Storch de Gracia- -José Juan Tobaría Cortés De venta en librerías o directamente (al precio de 1.685 ptas. gastos de envío incluidos) al apartado 27 J 00 de Madrid. p r r f X f C C CJlV. lv I I C o AbieftOS al tutUTO. Distribuidor exclusivo. CESMA, S. A. Aguacate, 25. 28044 MADRID.