Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 31- 1- 87- OPINIÓN -ABC, pág- 15 P UANDO un país comienOCOS días después de la vieja- ¿cuántos años en las za una negociación didetención del denomi- mismas condiciones? -y es nado comando Madrid, o de elemento de desconcierto plomática, los ciudadanos una parte del mismo que pa- para un sociedad que entre- deben apoyar a sus reprerece ser lo más cierto, la or- ga por vía fiscal al Gobierno sentantes en la tarea de deganización terrorista ETA, cantidades sin parangón en fender los intereses nacionacon alarmante demostración la historia tributaria del les. Pero e s t a p r i m a de de su capacidad de movi- país. Y que se pregunta, apoyo que el pueblo puede miento y respuesta en ex- inevitablemente, sobre la conceder a sus negociadores tensas zonas del territorio asombrosa desproporción necesita sostenerse en argunacional, ha consumado que existe entre su sacrificio mentos que no partan de la otro atentado en Zaragoza por vía impositiva y los re- fe del carbonero. Una camcuya importancia no puede sultados que se le ofrecen en paña clarificadora destinada ser medida por el número de la lucha contra la delincuen- a conseguir el convencivíctimas, porque pudieron cia, incluido en renglón pri- miento popular, una multiser muchas más. El objetivo mero y principal el terro- plicación de los argumentos y una razonable transparenha sido, en este caso, un au- rismo. tobús de la Academia Militar Si ante el clamor de mani- cia de los propósitos serán a cuyo paso ha hecho explo- festaciones estudiantiles se condiciones indispensables sión una furgoneta cargada han anunciado intenciones para solicitar el apoyo ciude goma- 2. Dos muertos, un ministeriales de compare- dadano. Desgraciadamente, este civil y un comandante, y cencia ante el Congreso, no más de cuarenta heridos son parece pretensión impropia proceso de acercamiento a la el balance de la acción terro- pensar que el atemorizado, opinión pública no se ha rista. desmoralizado, silencio de la producido en la negociación ante el terrorismo Nada nuevo- -aunque re- sociedadmovilizar la revisión hispano- norteamericana, baen uno de los debería sulte lamentable reconocerlo entera de un política que sadadel referéndum tres punsobre la así- -cabe apuntar en el co- por bienintencionada que tos permanencia en la OTAN mentario del criminal suceso. Una vez más, el quizá fuese no ha producido los (cuya redacción resultaba, por cierto, ambigua que inevitable tono triunfalista apetecidos resultados. No es todo, desde tancero al infiniel alentador decirlo, pero luecon el que se divulgan ofipuede desprenderse de cialmente parciales éxitos de go de éxitos parciales- -de- to, opaco texto) Reducir la acción policial contra el tenciones, descubrimiento su terrorismo, queda anulado, de pisos francos, captura de fuerzas americanas no quiedesmentido, borrado, por un armamentos- la realidad es re decir nada o puede decir nuevo acto t e r r o r i s t a de que la amenaza del terroris- muchísimo, si no se explica muy considerable magnitud. mo permanece ahí, a diario, previamente una cuestión de principio: ¿qué es lo que Una vez más, cabe pensar ante nosotros. que en la desconcertante labor de Penélope en que se envuelve el problema del terrorismo- -por un lado extradicciones desde Francia y A nueva fórmula de competición en la Liga de fútbol depadetenciones en España, por rará esta temporada más duelos que nunca entre el Barotro la política de reinserciones- -nada queda resuelto celona y el Real Madrid. Sería bueno que los venideros no tenen definitiva. Una vez más, gan prólogos tan crispados como el de esta noche, precedido la opinión pública no sabe a por unas declaraciones de algún directivo del Nou Camp cuya qué carta quedarse ante las ligereza contrasta con la prudencia de la respuesta ofrecida últimas discusiones políticas por el presidente del Real Madrid, decidido a no acudir al palsobre la vigencia o atenua- co. El pitido del arbitro que abra el juego debe ser hoy, adeción de la legislación antite- más, una diana para la paz deportiva, no un toque de rebato rrorista. Una vez más serán para nuevas agresiones. El público y los equipos en lucha deenterrados, con dolor y con ben exigirse recíprocamente corrección de comportamiento. honor, unos asesinados sin que exista de cara a las lícitas esperanzas de los ciudadanos un horizonte inmediaPresidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA to de mayor eficacia en la Director lucha contra el terrorismo, LUIS MARÍA ANSON de mayor rigor en la punición de los t e r r o r i s t a s o Director de ABC de Sevilla Subdirectores cuando menos de mayor seFrancisco Giménez- Alemán 0 Valcárcel, J. Vila, J. Javaloyes, M. Adrio, R. de Góngora, J. Amado Subdirector: Antonio Burgos guridad pública frente al Jefes de Redacción: J. A (Sundín (CorrSrxjidad) J C. Azcue (Intaiiaccnali, B. Berasátegui (Sábado M u r a l) A. crimen. Fernández (Economía) J. I. G. Gatzón (Cultura) A. A. González (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad) L L x EN ZARAGOZA C USA GO HOME? L FÚTBOL EN PAZ ABC a Nada significan ya las verbales expresiones de condenación de estos crímenes. Nada tampoco las declaraciones conducentes a, l descargo de responsabilidades políticas concretas con hábil referencia a la inconcreción de lo que suponga o signifiqué el terrorismo en otras partes del mundo. En nuestra nación es ahora lacra ya Nicolás (Reportajes) 6 Mantona (Continuidad) J O r o (Edición) L I. Parada (Suplementos Económicos) L Prados de la Plaza (Continuidad) C. Prat (Dominíoal) Santiago Casteb (Colaboraciones) J. M. Zuloaga (Nacional) Secciones: J Rubio (Arte) J M. Fdez. -Rua (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) J C. Diez (Deportes) A. Yáñez (Edición Aérea) J Badfa (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascuós (Madrid) J A. Sentís (Nacional) J L. Martín Descalzo (Religión) M. A. Martín Sanidad) 0 Martínez- Lujan (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial: E. di- Casares. Publicidad: L. Escolar. Distribución: J. A G. a Valenzuela T e l é f o n o s C e n t r a l i t a (t o d o s los s e r v i c i o s) 435 84 4 5 435 6 0 25 y 435 3 t 0 0 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 43518 90. Suscripciones: 43502 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A. gana España con la reducción? Ni en el Parlamento, ni en comunicaciones al país se han explicado los beneficios de esa política. La reducción de fuerzas norteamericanas se presenta teñida con una coloración tercermundista- USA go home -tan pasada de moda como inadecuada a las relaciones amistosas entre dos países aliados, unidos por lazos multi y bilaterales. Los españoles necesitan, en primer lugar, conocer los propósitos del Gobierno. En segundo lugar, los beneficios, que según el mismo Gobierno, España podría recibir en el proceso. El cheque en blanco del referéndum no resulta aceptable para un país al que sé le han cerrado ojos y oídos. Apoyar la gestión española es una cosa, aprobar lo desconocido otra muy diferente. El asunto de Torrejón sale de nuevo a la superficie con la ligereza habitual. Junto a problemas de alto nivel, que afectan a la seguridad militar de España, se mezclan en el debate pequeños intereses políticos, de orden municipal y espeso, como si un candidato a la Alcaldía de Madrid buscara el apoyó del cinturón más izquierdista de la capital. Y sin embargo, en el asunto Torrejón la información es concluyente cuando se toman los datos tal cual son: la base de Torrejón no representa un peligro para Madrid. Por la sencilla razón de que en caso de conflicto nuclear el primer tiro atómico no vendría contra Torrrejón, sino contra Madrid, donde se concentran los puntos neurálgicos de la dirección defensiva y el nudo viario de nuestro sistema radial. Lo mismo cabría decir en caso de guerra convencional. Porque lo cierto es, como afirmaba irónicamente un almirante español, que Torrejón no es un peligro para Madrid, sino Madrid un peligro para Torrejón. No debemos mezclar una delicadísima negociación defensiva con problemas vulg a r e s e inmediatos ante unas elecciones locales. Don Felipe González tiene el deber de atajar al ala menos seria del PSOE, aquella que gusta de jugar con fuego. El jefe del Gobierno ha de impedir también que alguno de nuestros negociadores haga, al socaire de sus gustos personales, antiamericanismo de salón.