Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f Chaves califica de exageradas y fuera de lugar las críticas de Redondo a Solchaga Respaldo del presidente del Gobierno a su ministro de Economía Madrid. Ángel García Moreno El ministro de Trabajo, Manuel Chaves, se desmarcó ayer de Nicolás Redondo con unas tibias declaraciones en Valencia con las que calificaba de exageradas las críticas del líder de UGT a Solchaga. Las descalificaciones del sindicalista no han sentado nada bien en el Ejecutivo, que ayer expresó su apoyo al ministro. Ayer, en Valencia, el ministro de Trabajo afirmó que las decíaraciones de Nicolás Redondo contra Carlos Solchaga son exageradas y fuera de lugar y mostró su coincidencia con algunas de las opiniones expresadas por Carlos Solchaga. Suscribo- -dijo- las declaraciones del ministro de Hacienda en los temas de flexibilidad y concertación, porque responden a la actitud del Gobierno. Coincido con lo que ha dicho, no lo que se dice que ha dicho. El interés de Manuel Chaves fue hacer pate. nte su coincidencia de criterio con el Gobierno como tal y aseguró que la posición del Ejecutivo es unánime en favor de la concertación. El Gobierno propugna la concertación- añadió- y no hay fisuras en este sentido porque se ha demostrado su validez como instrumento de solidaridad. Para el ministro de Trabajo es injusto decir que el Gobierno pone trabas para conseguir la concertación y aseguró que estaba de acuerdo con el titular de Economía en que las negociaciones salariales no pueden poner en peligro las previsiones de inflación previstas por el Gobierno en el 5 por 100. Manuel Chaves sabe que las relaciones entre Felipe González y Nicolás Redondo no son bue- ñas a pesar de las últimas entrevistas que ambos han mantenido y no quiere aparecer como la longa manus del líder sindical en el Gobierno, algo que ya piensan, sin embargo, algunos de sus compañeros en el Ejecutivo. En cualquier caso, tanto Nicolás Redondo como Felipe González están manteniendo una pugna soterrada de cara a las elecciones municipales de primavera y elCongreso del PSOE. el año que viene. Felipe González no quiere un sindicato organizando movilizaciones, lo que le restaría votos de cara a los comicios, ni una oposición interna fuerte en el Congreso. Nicolás Redondo lo conoce y está jugando fuerte sus cartas, con el objetivo también de desmarcarse de la imagen pública de estar al servicio de los intereses del Gobierno. En este sentido, mientras el PSOE (hoy se reúne su Comisión Ejecutiva) y el Ministerio dé Economía guardaron ayer silencio oficial y no hicieron comentario de las palabras de Nicolás Redondo, la agencia Efe difundió unas declaraciones del portavoz del Gobierno, Javier Solana, en la que mostraba el respaldo del presidente del Ejecutivo, Felipe González, y de todo el gabinete ministerial a Carlos Solchaga. Sin embargo, Javier Solana, más que dar una respuesta oficial, dijo lo que quiere el Ejecutivo que piense la opinión pública. Para Javier Solana carecen de fundamento las declaraciones que pretendan oponer la política económica a la de cualquier otro sector del Gobierno Según el portavoz del Gobierno, la política económica del gabinete, de cuya coordinación es responsable el ministro de Economía y Hacienda, se inserta de una manera plena en la política global del Gobierno Además calificó de carentes de fundamento declaraciones que especulen con ficticias desautorizaciones de los responsables del área económica, quien han tenido y tienen el pleno apoyo de la Presidencia del Gobierno El dólar vuelve a marcar mínimos (COTIZACIÓN IDEL DOLAR i 170 175,236 lili m tatf 150 140 158,644 1 150,811 -rTM i 4129,024 rsS Se 126,90 U J 28- 1- 83 28 1- 84 28- 1- 85 28- 1- 86 28- 1- 87 Tirando a dar EL DOLAR, A VEINTE DUROS Si tiene usted algo que exportar, apresúrese y cobre al contado. Si tiene que importar y pagar en dólares, aguante y pague aplazado. A finales de año un dólar podría valer poco más de veinte duros. Lo dicen los cambistas de medio mundo (los del otro medio se lo callan, pero toman posiciones) La carrera hacia la competitividad internacional de los Estados Unidos hace tiempo que se ha iniciado con el dólar como testigo. Sólo en el primer año del mandato del presidente Reagan el orgullo de un dólar fuerte pesó más el riesgo de un déficit comercial. Y probablemente ocurra otro tanto en el último año del segundo mandato. Pero eso será en 1988. Entretanto, todo hace pensar que la paridad del dólar será sacrificada en aras de la promoción de las exportaciones. Pero sólo hasta el límite en que los precios de las importaciones sean tan bajos que agraven de nuevo el déficit u obligen a implantar medidas proteccionistas. Eso puede ocurrir, más o menos, cuando un dólar valga 1,5 marcos. Al cambio unas 105 pesetas, y éso sin contar la artificial apreciación actual de la peseta que cotiza inversiones extranjeras y turismo más que competitividad de las exportaciones. Al 30 de diciembre de 1984 un dólar valía 173 pesetas, un año después, 154, y a fines del año pasado, 132. Ayer, 126. Esperar y ver. Luis Ignacio PARADA Desmarque Las declaraciones del ministro de Trabajo, Manuel Chaves, realizadas ayer en Valencia han sido interpretadas en medios próximos al ejecutivo como un intento de desmarcarse del secretario general de UGT, Nicolás Redondo, que no ahorró elogios al titular de esa cartera en contraposición a las fuertes críticas que hizo a Carlos Solchaga. Dado el. cariz que tomaron estas declaraciones de Redondo, en las que se descalificaba una política económica que en última instancia es responsabilidad del Gobierno, el ministro de Trabajo quiso dar ayer una imagen de solidaridad con sus compañeros. Un ministro de Trabajo puesto en el Gobierno por la presión de UGT precisamente. Madrid. S. C. La cotización del dólar ha vuelto a marcar mínimos históricos En la mayoría de los mercados europeos su precio alcanzó marcas tan bajas como las que se registraron en 1980. En Francfort el dólar cayó por debajo de 1,80 marcos, cerrando a 1,7754 marcos. En París se situó por debajo de los seis francos, y en Madrid cerró a 126,90 pesetas. En Tokio, la depreciación fue menor, debido a los rumores dé una bajada de los tipos de interés japoneses. Ante esta situación, ya no queda ninguna duda de que el origen de esta caída continuada se encuentra en el déficit público y comercial de Estados Unidos, cuya propia Administración está dividida en tomo a la tendencia actual que debe seguir el dólar. Los expertos predicen una reunión de los cinco países más ricos para concertar pero si no se ha celebrado es porque existe división de opiniones. Mientras, Europa quiere acabar con la caída del dólar porque produce una mayor demanda de marcos, pero sabe que Estados Unidos pedirá una bajada de sus tipos de interés. Esto es precisamente lo que ha hecho Alemania hace una semana, pero sólo ha sido un gesto simbólico, porque adoptó otra medida que contrarresta el riesgo de inflación: obligó a los Bancos privados a aumentar su coeficiente de reservas obligatorias. En cualquier caso, y de seguir esta evolución, no se descarta un reajuste del Sistema Monetario Europeo, porque se están creando las mismas circunstancias que provocaron el reajuste de paridades de primeros de año.