Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 58 A derecha tradicional está hoy hecha mixtos, gachas la izquierda. A continuación, lo nue quepa sobre el particular en una página. Como aquélla, para empezar, sigue ésta sin haber tenido la Revelación- que todo lo aclara, pieza sin la cual no te sale el rompecabezas y con que, encajada por fin en su sitio, lo ves de pronto todo claro- y es que- e n este país, que no en ios demás parecidos- no se trata de que el Partido Socialista se haya vuelto mucho más de orden- tal ocurre en el extranjero, pero ahí se para en él la cosa, suerte que tien e- sino que el PSOE ha decidido- primero sin darse apenas cuenta, deliberadísimamente luego- ir más allá y encarnar la derecha, ser la nueva derecha, la derecha moderna, la derecha de hoy. (Y si la Revelación sigue sin ¡legarles a los demás no será porque no venga yo repitiéndolo y machacándolo desde que, a mi vez. tuve la Revelación que digo. hace como año y pico. La segunda consideración notable es que, en este mi diagnóstico de hoy- y aun primer conato de esbozo de anteproyecto de recetario, referido a la izquierda- me bastaría con volver a poner, mutatis mutandis, lo que puse hace unas semanas a propósito de la derecha tradicional. A saber: Lo más capital es tener muy presente que no se recompone una unidad troceada- e n este caso, pues, la de la izquierda (o sea, todo lo que no es ni PSOE ni derecha tradicional, incluido en ella naturalmente el centro) -con pegotes y corcusidos, pactos entre Pulgarcitos, etcétera, etcétera. Sino con un viento poderoso y desde más arriba, en un plano superior a ése tan menguado y cortito de las uniones, coaliciones, federaciones. Razonamiento del PCE, cuando las elecciones: Me coligo con el partido C (y su poten- cial de 10.000 votos) y con el partido D (y su potencial de 5.000 votos) no sé... pues porque a sus dirigentes me los encuentro a menudo en el Politécnico o en Chaucer y me caen bien, y no con el partido E y el partido F (que sacaron luego, entre los dos, 99.767 votos) pues porque me caen mal y porque ni siquiera sé dónde dar con ellos, o porque, en lo que toca ai punto 23.7: 4 de ia doctrina, profesan ellos tesis heterodoxas y convulsionarias, y menos se me ocurre coligarme con tos otros dieciséis partidos de izquierda (que no obtuvieron ni un solo escaño, por el troceamiénto, pero sí, en total, más votos que Izquierda Unida: Boletín Oficial del Estado, 2 de agosto de 1986, cuadro til, páginas 27473 y 27474) Vuelvo a lo antes esbozado, con lo siguiente: hasta a los izquierdistas más radicales (excepciones hay, sin embargo, pero las de una mano) les cuesta, incluso cuando critican ferozmente al Régimen, dar el salto que es pasar, verbigracia, de indignarse ante un suceso preciso, exclamando: ¡Parece mentira que éstos hagan esto! a comentar serena, despegada, evidentemente: Nada de particular que lo hayan hecho, puesto que son de derechas. Y, al observarlos yo, no se me ocurre rasgarme las vestiduras de miembro escandalizado de la familia, sino constatar una vez más que, en efecto, de la familia no son. Y pongo dos ejemplos: TRIBUNA ABIERTA JUEVES 29- 1- 87 L las ha r o b a d o el PSOE) en lo que atañe a los hechos sale mejor parada la izquierPor Julio CERÓN da. Porque el referéndum (que no ganó el Régimen, sino Bruselas: no es ganar un refe 1. El primero es como de recuento estadístico. Desde hace unos meses y en los tex- réndum, ni lo ha sido nunca ni en ningún sitos de esos censores radicales de izquierdas, tio, el sacar poco más de un 30 por 100, que si bien empieza a aparecer, con distintas va- éste y no el 40 y pico, en que se recrearon- morbo singular, o mal informados- -los del riantes, la acusación de neofranquismo o de franquismo puesto al día (lo cual, dicho NO, fue el resultado real, por cuanto, en hasea de paso, soportan los del Régimen con biendo una sola consigna de abtención, la pachorra portentosa: cuando Pasqua acusó contabilidad ha de hacerse sobre todos- los de algo similar- similar, pero en aquel con- votos, y no sobre los expresados únicamente) texto- a ios socialistas franceses, en pleno fue, en definitiva, gloria bendita para la izParlamento, mi diputado y ex ministro de Ex- quierda. La cual, ay, ni se enteró. ¡Sin dineteriores- persona, sin embargo, de buena ros que dedicar a la campaña apenas, etcéte- psicosomática pasta- se lanzó como tigre ra, salieron para el NO siete millones, contra hircano a agredir al citado Pasqua) es, en ocho, empate casi! A la mañana siguiente ya, cambio, muy sintomático de ese no haberles empero, la izquierda- asombrosa, dolorida, llegado todavía la Revelación que el recuento masocamente- llegó a la conclusión de Después de este naufragio, nada hay que de las veces en que se lee en sus escritos la ecuación PSOE derecha dé dos y unas hacer Otra tendría que haber sido- l a radicalmente opuesta- su deducción. Para un décimas. Hasta la fecha, digo. muy justificado y movilizador optimismo e interior trepidación. 2. El segundo ejemplo es la desolación de la consternación. Coges el semanario- órgano central -de las juventudes del partido Z, de extrema izquierda (esto es, el El quehacer se nos ofrece- -compañeros órgano de lo más radical de lo más radical de un bando y señores míos del otro- en que darse pueda) y, en Programa lees: suma, apasionante. Con una condición: han Contra la política del PSOE y de la dere- de hacerse las cosas a golpe de inteligencia cha. El análisis es: si semántico, tendrían y con paroxismo de calidad. Y una buena doque haber puesto del PSOE, que es (y no: y sis del tan neciamente vituperado voluntarisefe) la derecha si sociológico, ¡jóvenes, y mo. Mentalidad unitiva, también (cada uno en les puede ya el afán de moderar y de equili- bando, por supuesto, y no olvidados sino brar! si de cajón, ¿qué sentido tiene hablar apercibidos de que el otro volverá a ser e! de política a propósito de una derecha que enemigo principal una vez cerrado el parénteestá en la oposición y, encima, débil y maltre- sis de esto de ahora) Y, desde luego, un decha, como no sea precisamente para paliar él sechar los fatigosísimos No; con este sujeto otro ataque? o aquel grupo, no. Porque el año tal, o sobre el asunto cual, ellos... Un inciso sobre esto de la debilidad, y lo Lirismo, además. Lirismo contenido, se enmeto de matute y contrabando, porque en es- tiende. (Contenido, sirvámonos. Lirismo que candalizarse por lo que voy a poner coincidi- no contienes y refrenas, churretonería. Allá rán la izquierda y la derecha tradicional, y no voy, y por ahí me lanzo, para ilustrar lo que será paradoja pequeña que coincidan para quiero significar: la otra noche (no asistí yo, denostar esto que pongo acto seguido, vale así que no me engancho, al pean que voy a decir: exhortarlas precisamente, a una y a entonar) treinta y ocho de izquierdas decidieotra, a cierta coincidencia cuando menos de- ron resistir al Régimen, ponerse más aún a seante, y siquiera sea tácita o subrepticia. resistir al Régimen, activa, vertebradamente. Como es: primero, débiles, y aun débilísimas, Ilustres en su profesión, rezumantes de inteliestán hoy la derecha tradicional y la izquier- gencia, de inteligencia y de rigor, gente de da; segundo, lo mismo que sea Lenin que punta. Hermosos también por la dignidad de von Clausewitz que el mero director de co- su recorrido, y sus cicatrices y costurones pomercialización de una fábrica de zumos de líticos: los más, en la brecha ya en 1956. fruta, los tres caen instintivamente en la Treinta y ocho que podían estar ahora- pero cuenta de que existe siempre un enemigo no les ha dado la gana- quien presidiendo principal y un enemigo secundario (o pasaje- una fundación, quien de embajador, este otro ro- ojalá- o adventicio) Y el señor de los de ministro y la de más allá magnífica rectozumos se percata enseguida de que, cuestión ra. No han querido, no aceptan, no se suborsed, su enemigo principal o estratégico es la dinan y no se han conformado. Con el espíricerveza, pero el secundario o táctico la ga- tu maligno, que todos llevamos dentro, han seosa; y descubre que, de memento, le con- sabido driblar, y regatearle bien regateado, y viene que haya una cerveza fuerte: para aca- su, si especiosísimo, casi imparable, argubar con la gaseosa (de burbujas ambas, los mento de Con aceptar no te negarías, ni rezumos no) Resumen: celebre la izquierda negarías. Y tendrías un presupuesto redondo todo posible apuntalamiento de la mortificada a tu disposición, y podrías hacer cosas útiles derecha tradicional, festeje ésta eventuales y benéficas para el pueblo, la cultura, la soapeos de aquélla. Hoy, digo. ciedad y no sé qué más sacudirse de encima. Viene hilada la siguiente observación sobre- -Sí, pero sólo eran treinta y ocho: uno de otra divergencia. Si, en lo que dice a la doc- cada millón. trina, y aun al programa, está algo mejor (a- Mejor. Más limpio y más despejado. derecha tradicional, puesto que triunfan, hoy- Carrozas son, reparo. por doquiera sus ideas (lo único, que aquí se- Ya... LA IZQUIERDA