Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 A B C JUEVES 29- 1- 87 La izquierda golpea a La derechización del Gobierno socialista, que raya con el intrusismo según los criticos más atentos de la política española, ha dado alas a los partidos de izquierda que sobrevuelan ya, con plena seguridad, territorios que hasta octubre de 1982 eran coto del PSOE. No en vano los izquierdistas más radicales de hoy, según cuenta nuestro colaborador, Julio Cerón, exclaman indignados: ¡Parece mentira que éstos hagan esto! Surgen así, desde estos sectores de la izquierda, expresiones tales como neofranquismo o franquismo puesto al día y otras que mortifican la memoria desmemoriada del PSOE y vierten sal sobre las heridas abiertas en el partido hegemónico por el descontento y la frustración, como es el caso de la Mamada Izquierda Socialista. Es en el campo económico donde la izquierda encuentra más y mejor construidos argumentos para fustigar al PSOE y poner en evidencia su derechización. El secretario general de CCOO, Marcelino Camacho, ve con pesimismo el futuro de la concertación, mientras que lanza duros ataques contra la política económica del Gobierno socialista, a quien responsabiliza del incremento del paro, la precariedad en el empleo- generalización de los contratos temporales- descenso de la cobertura de desempleo y pérdida del poder adquisitivo de las pensiones y de los salarios. Junto a ello, no deja de recordar que han aumentado los excedentes empresariales y los beneficios de la banca. En este contexto, arrecian las movilizaciones en el campo andaluz y extremeño, al tiempo que el Consejo confederal de CC OO, máximo órgano entre congresos, decidió ayer optar por la vía de la movilización de millones de trabajadores y la obtención de buenos convenios colectivos que mejoren las condiciones de trabajo CC OO combinará, de este modo, la presión y la negociación responsable en expresión de Camacho, para obtener incrementos salariales entre el 7 y el 8 por 100. Con otras palabras a las utilizadas por Redondo (que se siente víctima de la derechización de su partido, el PSOE) Camacho coincide en lo esencial con el líder ugetista, aunque, al revés que este último- que sólo fustiga a Solchaga- sus ataques también se dirigen contra el ministro de Trabajo, el ex ugetista Manuel Chaves, quien, en opinión del líder de CC OO, ha ovidado muy pronto las demandas sociales que reinvindicaba desde la Ejecutiva confederal de la UGT. Los grupos de la izquierda radical tienen especial preferencia por el Mili no Ministerio del Interior a la hora de preparar campañas contra el PartiUna de las estrategias constantes do Socialista. Barrionuevo aparece de los partidos situados a la izquiercomo un impulsor de la tortura un represor de masas y un dictador que dirige a una Policía que se extralimita constantemente en sus funciones. Estos grupos son en su mayoría de ideología comunista, de dudosa procedencia y de financiaciones extrañas que se esconden, a veces, detrás de asociaciones de vecinos o culturales para tratar de buscar adeptos. Para ellos, el problema terrorista se centra fundamentalmente en la existencia de una ley especial que favorece la tortura y que hace peligrar los derechos y libertades de los ciudadanos. En este sentido, basta señalar que uno de los núcleos de actuación de esta izquierda radical se encuentra en el País Vasco, donde los ataques a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y al propio ministro del Interior son especialmente virulentos. Otro de los frentes abiertos contra la política del PSOE en el Ministerio del Interior se esconde tras determinados sindicatos policiales, en cuyo seno conviven grupos de ideología comunista o próximos al PCE que tratan de presionar para que Barrionuevo realice una serie de reformas no previstas por el PSOE, como una mayor participación sindical en decisiones políticas. OTAN no, bases fuera un látigo que azota al PSOE en la calle La rebelión estudiantil hiere ia memoria de los socialistas da del Partido Socialista ha sido la ligada a la política de Defensa y Seguridad. El ministro de Defensa, Narciso Serra, viene siendo objeto de acusaciones de armamentismo y militarismo El servicio militar y la objeción de conciencia son puntos habitualmente enarbolados por la extrema izquierda para deteriorar la imagen del Gobierno. Han sido frecuentes los reproches a la duración de la mili y algunos medios han denunciado campañas contra el servicio militar a propósito de la incidencia de los accidentes en los jóvenes que prestan servicios a la Defensa. También viene siendo habitual la denuncia de venta de armamentos a países cómo Chile, Suráfrica o Irán, pretendiendo evidenciar el Los ministro Economía Trabajo Interior Justicia C. Solchaga La izquierda le ataca porque favorece los intereses de los empresarios y de la Banca Dentro del PSOE, marca la línea neoliberal dicen. También que el sistema fiscal que diseña Solchaga es regresivo y claramente perjudicial para los trabajadores Irrita especialmente la flexibilidad laboral que propugna el ministro M. Chaves F. Ledesma J. Barrionuevo CCOO le tacha de olvidarse Se le acusa de permitir la exis- Se le pide la ampliación de la de su antigua condición de diritencia de la tortura entre las despenal ización del aborto bajo gente de la UGT prácticas habituales de los polies eslogan Aborto libre y gratuicías Que han aumentado los parados to y desciende la cobertura del de- Dicen que la ley Antiterrorista Le acusan de la situación de las hace peligrar los derechos y lisempleo prisiones, denunciada a través de bertades de los ciudadanos los sindicatos de izquierdas Los campesinos andaluces le acusan de recortar sus subsidios Es el responsable de que la Le exigen la dernocratizacióñ de la Justicia (magistrados) y reGuardia Civil sea un Cuerpo mili Ministro antisocial le denomiforma legal para ía reinserción de tar, lo que hace imposible la exisnan por el asunto de los jubiladelincuentes tencia de sindicatos dos, las contrataciones etcétera.