Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de BdJas Ailc y que supondrá VI CxJnSiigiariíSn dcíinTlrVü, v len i c n i i o t o n n t n i i 5 c t u i n i M un conlrato con el rquílcílo ilaliano Cadaiiü, que ser- A quien so encargue de de ühura de sus evp KÍeii nc en Huropii, Ira i pre eni r M I obra en Milán. C inion V naí c cribe por entonces: Cn a i obras de tüc pmior hav Irasp- nreneías iuees corapEej; is, m it) ¡idi nci i n decisa que pueden m a n t c n c í ocupjd; i y un abuiita la mjrudií d e l e o n i e m p l a d o r y su pensamíenio Su nombramiento a nio direct o r del pabellfVn e pnñol de Nueva Y u r k le iileja- -como hcmo d i d i o a m e s- dé b actmdad de las palerias y Jurjnle cinco años realiza una sene de inolvidables raoniajes e cínicos, eonio E 1 rimvcrontc Ei T í o V a n i a- -L a C c l o l i n a i -cEL conde rto de San Ovidírt- A s í es. si a os parec e- -L o s tajos fondüv- M i i i cordra -M e d e a- etcétera, para en l fl ofrecer en BT t. i una exposición tan air tcii -ii ei nno SOTpfendenlc en la que. de espaldas a La absriacción, cuelga uno cnadiOK ie un MCOIOSO realismo impresión i stii, rei fizados con acusada personalidad y empapados de un dt kirtdt sentido cntico y sodal. Después f u i r j n Ui exposiciones de la sala Mnn i (14741 y de Ccllini (1976) ames de presentar en la sala Theo la uliirna que recordamos, ya que de de entofvces hasta hoy su obra s ílo ha figurado en algunas imponanIcs muestras colettiías. Tías una nueía pausj, inicu su a hboraa o n en A l l L donde dufjamenle deja hueila de su talento y de- u eapaddad de dibuf inte- v vuelvv a ser reclamado por el ícatro con el e i i t o del- Enrique IV -de Vtrandello, mientras prepara los hócelos de- E l s Fogorots espee tículo del macTitTO Granero, que icrú estrenado pTóximamenie Jt. isn La expuMChVn (fuc, organí ad DOT José ü í i r a r e celebra en ef- -M i u e u m de Houslom ba alcanzado los más e ccnd ¡do C 1O Í; ÍIJS de la e i i l i c i y ha lociado una ma va anuencia de público, oue contempla con respetuosa adminieu n la obra de esie p e r n n l í s i m o pintor- Airas quedan los uempo diílciles, las mcomprensioni i IJS ingratitudes, los desengaños V los primeros c xil la Bicndt Hispanoamericana, la de Sao Paulo, la de Veneeia. M i l á n Buenos A i res, BruseEdS... los nervios de los estrenos, el trabajo agotador de los ensaxns eneinkle -Ahora, al ctmiemplar wi propia obr. i reunida, pienso que Manuel Mam iasü MirnlirJ el lirgilimo OILTUII ili? ha bcr logrado aleanzitr un puesto importaniísimo en el pdnoramj de la pintura espartóla, sin haber reJiuneiado nunca a ku inde K ndeocia y sm hrtlvr d c j j d o de pintar partí sí mismo. Mario Antolín PAZ Encuentros con el mejor Coya (arriba) que incluye, en La obra de la derecha, un Butorreimto de Mam paso, AbalOn Pru ja y a la derecha, el cartel que anuncia la evposiciún 45