Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OMO subiros fantasmas y de las sietp en adelante ven surgir, cnirc ty cortinajes del hal -del teatro de la Comedid, j los componcnltís de Ja Compañía de Teatro Clisico. En Icnlo goteo desfilan hacia k s vestuarios IÍÍS aetorcs, esos seres que íc dicen y se creen empecíales por aquello de su incesante reencamaaón o por considerar su trabajo más espiritual- que el del resto de os mortales. Los más Uegan disírazados de lo que son: gorras marineras, chales luminosos. Dentro de nada Los camerinos del teatro de la Comedia eStaran en plena cbulhciíin: aftitarscj maiiuil i a r s c v e s t i r s e o injertarse complicados moños es su ritual diario. A las ocho comienza la reprevntacián. Voy, cassefc en risíro, importunando poi los camerinos, inierf ando extraer ese algo que esconde esla Compañía y que huele a alma común. Tres amorosos avisen cot acento sudaca aprietan el ritmo. Tan 6 o unos infantes v, de nuevo, arriba el telón. En 19 S 3, Jos ¿Manuel Garrido, director del iNAEMt proponía d Adolfo Marsülach la a e a a o n de una Compañía Nadona! de Teatro Clásico. Compañía tradidona! en varios países y vaao inexplicable en el nuestro. En el primer Esbozo ñguraba un sueño hasta el momeulo imposible: un Joca que desbordara los limites del teotro convencional, una célula lean ai y culIuraJ El tiempo volaba y este espacio no aparecía. Ante el riesgo de hacerse cviejecilos renuncian a sus ideales y se pasan al pragmatismo. Nace, así, en septiembre de 19 H 5, la criatura, sin lecho donde cobiiarsc, como una Cümpañia itinerante que hace su debut en Buenos Aires en una muestra de teatro español. Mientras surge, si no el milagro. SI un loca espléndido como el teatro de la Comedia, rápidamente restaurado. Hoy tías un año y una pizca de e n v e n d a presumen de unas oficinas pegadas al teatro de la Comedia; un local de ensa Ms, un poco más allá, en Vallecas: una Eira por Suramérica y otra por España; dos polémicos monía es de- El mídico de su honra de Calderón de la Barca, y Los locos de Valencia de Lope de Vega. Y como proyectos, la obra de Moreio- No puede ser- dirigida por Josefina Molina: El burlador de Sevilla que se csIrenarJ en el Festival de Teatro de Almaero, y en mano una nueva gira por MeíICO, Adolfo ManÜloch el diretlor de le fclbr cang lame rodo de octc- n en Es una Compañía que ha leel que t e junton l o i d ó i k o i de todo lo irida, camo La plílúrica Mana Luisa vantado abundante polvareda por Mcrio (lobrc eíf 04 lípco loí duc proYienen de íwJtrai indcpoixfienhci f culpa de que un día a su director. 3 DI Que lienen aquí i u primera e i p e r i í n c m Ettc c i el caio Ai oS Adolfo Marsillach, se le puso en pequc de la cwnpañia fatNJjOH la r qtJicrda) r m chicof r J chicad las narices adoptar una actitud de QuG con c t c ú u o fiinauno eupcriFncia trabajon de companai, csludiando traviesa incvctenda fíente a los y procricandú al todo de espléndido! prateiionoles C 14 n p o r u grálM GDnzik CRUZ