Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
vcdra y noii ta ynuis cnwiiuiJií. Fuc su primera novia? -B u e n o yo füihlü t e n i d o como lodos los chitos, mis devaneos pero seno ninguno. Y me cnconiTé casudo con mi mu) cr úa darme eooniu. Estriba muy cnamoiado k cita, len (a mi v d a fesuctia V me parecía que c a MWÜ cstupiííez hacer nuis cxperinienIOS. si con aqudl. T mujer jM dia firTnar un comrato para ííKla la vida, como asi ha sido. AM que nos casamos pTontn v momios los primeros cuatro hiu vo creo a -L a conozco mmediaramcnlc uc p n o lík de alx gjUo -V e n g o bastante buen carácter, normalmente rio pierdo nunca los estribos. Madurez Fue en su juventud un tremendo lector que devoto la grao biblioleea que tenía su padre. Levo hasta los libros prohibidos. Y recuerda cuando su padre le sorErcndití leyendo- La huscí de aroja. Hoy lee menos literaluru. más libros protesumales. todos los pcriüditos. muchas revistas, ¿H a mentido en alguna ocasión o en mueli; is? -Supongo que sí. pero hace muchos años que no miento- ¿L e han engafiado sus amigos alguna vez? -S i muchas. ¿Les ha perdonado? -S í les he perdonado. Nuncí he pasado una faeiura poi una íaena. ¿E s alegre o triste? -S o y una persona ilusionada. Siempre tengo ilusiones de recambio. L identcmcntc a los d n cuenfa v dos años nu se tienen las mismas ilusiones que a los cineo o a Eos treinta, pero sí conservo las ilusiones de los cuarenta y cuando alguna vez mis ilusiones decaen, pues me fabrico otra y me intereso muchísimo por ello y hasia lo incorporü a la masa de ü sangre Soy tan apasionado por las cosas que me gustan que creo que las VL- mlicüJtro botas del diu esloy pendiente de ellas. ¿H a escrito poesías, O la piresia esta reñida con la Bolsa? -Si. Incluso ahora hago alguna, pero vamos es muy mala y la hago para mi nada mas. Soy un sonetista muv malo, pero soy sonetista. Me encanta el stmcto ¿Qué pensaba ser de pequeño? -Pues creo que lo que he sido. Quizá me hubiese liecno licenciado en Filosofía v Letras, Pero nii Nunca me he planteado la vida en términos de triunfo o de éxito i htjos dicen que sí. pero yo creo que no Procuro ser liberal dentro de cas; pero dentro de un orden Entiendo que en una íamilia. el aire de familia y el espíritu familiar lo tienen qiie imponer los padres y l s hijos tienen que paSiir p jr aquello que no les gusta y de hecho sucede en mi casa, pero al propio tiempo hay que conocer y c o m p r e n d e r lá e d a d los p r o b l e m a s de c. nda edad, las caracteristitas de tada edad, el tipo de sociedad que en cada momento se vive y dar a tus hijos toda la cuerda que necesiten. ¿B s catdhco? -Sí, SíJj católico. T i e n e miedo a la muerte? -N o níc lo he planteado en serio ttHlavia. Nunca he íilosüfiidu en serio sobre la muerte, pero creo que la aeeptari con serenidad cuando llegue, ¿O u e música prefiere -M e ha gustado siempre algún tipo de música dásiEra v la músicü melódica. -ü i de los guateques. -N o NSe encanta María DoIi Tcs Pradera. Me pusta mucho la música de esa grandes orquesias americanas. Lo que no entiendo es la música de los Beatles para acá. Lo siento mucho, pero no la entiendo, vilvo que la iradu- am Llevamos mucho tiempo hablando. El nuevo sindico de la Bolsa parece sentirle a gusto. Sonríe frecuentemente y no le sorprende que no le pregunle cómo está de salud la Bolsa de Londres o la de Nueva York, ni siquiera que trate de sacarle algo sohre proveíalos desde su nuevo puesto, Pero lenpo la sensación de estar robándole un tiempo precioso. El minuto de Enrique de Benito debe ser caro, ¿T r a b a j a muchas h o r a s al día? -S i bastantes. ¿Madruga mucho? -M e levanto bacía las siete y a las nueve de la mañana ya estoy fn mi despacho. Trabajo toda la mañana, muchos días almuerzo fuera, vuelvo aquí dcipuis del almuerzo y llego a mi casa sobre las ocho V media o nueve de ta n u c h e No s é p u e d o t r a b a j a r diez, dcve horas diarias, no llevo In cuenta, pero, en fm las que ean necesarias. EI haber llegado a síndico Ic marea un techo en su vida profesional o aspira Ó ir más le os? -N o aspiro a más e incluso le diré que vo he devenido en síndi co de la ííolsa de Madrid de una maneta naturaL Nunca lo he apetecido m lo he rechazado. En ant e i i o r e s mandaros mi nombre onó amblen. Pfro la verdad es que vo no lo promovi nunca Y ahora me he sentido impulsado por un sTUpü de companeros y me ha parecido que era mi deber aceptarJo. V sena hipocnia decirle que no me llena de satisfacción. Estoy encantado de haber recibido la eimlian a de mis comuiert s asumo jH- fíectamenle L Tcsponsabdidad que el targo implica y créame que procuraré hater cosas porque Ie l un espíritu mas hien creativo. Pero no me he marcado como meta ni ser víndu o m ser nada en la vida. S uc en cinco anos. vtniCTOn- hCgui os y dcipués un ¡xvo miis jüelanre vino la sc und t ei- n r icion de hijos i ue son Jos mes. ¿T i e n e me ios? -N o Todavía no, ni me apetece. Alguno de sus hijos csia en la Bolsa? -S o Aunque a mi me cncanlaria que mi primo emio úv carones, sjjíuiese mis mismos pasos. ¿Se considera un tnuníador? -Nunca me hf p l a n t e a d o 3 a vida en términos de tnunfíí o de ésito. No creo que sea una carrera en la que hay que licuar el pnmero, ¿Admira a alguien? -S í sí. claro. Admiro a los grandes pcryínajcs de la Hiyioria en la medida en que los cfinoico. Admiro a los grandes artistas, a los grimiíes musict s, a íos crandes i mtores. a los iirandes pohlieos que ha dado la Hisioría. ¿Y e n i r e los c o n t e m p o r d neos? -Tambii n hay personajes que me seducen v me maravillan, pur ejemplo, los artistas en enei I, Miguel DeJibes me í ncanta como escntor. ¿Ha pasado por momenlos de angustia. J e depresión o de ír c so a lo lai o de su Vi a? -He sentido momentos de insleci iuñnila cuando he perdido a los mu s. me siemo muy lij ado j mi fümilia, soy muv entrañable v cuando han muerto mi padre v mi hermana, a los que quería muchísima, me he sentido muy des ¿rjciado y muy tfJsTc. Pero no me he scniitlo nunca impotente ni he scmido Ja anguviia de la inijxiTencia. aunque al acometer una tarca nue a admito siempre Jj posibilidad del fracaso. V creo que si he puesto iodos los medios no me seníiria tampiKO abvnluiamente mlelí? si llegase. ¿Es apasionado o rcflenivo? -Soy teíamia tempíramírntaipero con un temperamento csmilolado. Creo que sov una persona de carácter He conseguido educar mi tempvi. imcntu, pero mi carJcler no puedo evilürto. Soy jpasKinado- ¿Tiene buen earúcter? Al acometer u n a tai ea siempre admito la posibilidad de u n fracaso padre me dijo que le parecía lenomirnal qu h i n o Filosotl i pero después de hacer Derecho, porque ac la Hilosi lia no se pckdía comer. Y creo que me orientó bien. ¿E s rígido en el trato con sus hijos? -B u e n o pues scguramemc mis en veT, siones amables y eivihíadas rumo h; irí Franlí Pourcel, A i señor que prohablemenie no les ajíratle a los melómanos actuales, SI le entiendo. Pero verdaderameme la balería usada de esa íorma lan abusiva no me gusta, mi oído no traduce d a simbologia musitaL T unii linal a una entrevista que. en nrmcipio. pensé que iba i ser orilla y difícil v r cnírcnlarme a esa máquina calculadora que debe cr el agente de BolsaPuedo promeicr y prometo, uc me he islo sorprendido por un ser lleno de humamdad que ademas hace sonetos. Aunque sean malos. Hcponalc gráfico: Gonzalo CRUZ