Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 42 N el debate público, sobre la s u c e s i ó n de Fraga, la discusión se centra casi exclusivamente en torno a quién pueda hacerlo mejor: Herrero de Miñón o Hernández Mancha. Y los argumentos utilizados suenan a, y son, arbitrarios, personalistas e insolidarios: en casi ninguno se precisa en qué sentido debe ser mejor el candidato. La situación así creada es similar a la que experimentaría un auditorio al que se le dieran razones para elegir, por ejemplo, entre Lawrence Olivier y Charles Chaplin, pero que se refirieran exclusivamente a su personalidad, Le. son guapos, cultos, simpáticos, etcétera, sin haber previamente decidido qué tipo de representación, trágica o cómica, querría escuchar la audiencia. Si de verdad quieren ser auténticos, responsables y eficaces, los postuladores de ambos candidatos deben justificar sus propuestas no en base a la personalidad, sino a la funcionalidad de sus candidatos. Tienen que explicar qué es lo que creen debe ser AP en el futuro, por qué y para qué, y después probar que su candidato es quien mejor puede llevar a cabo ese proyecto. TRIBUNA ABIERTA -DOMINGO 25- 1- 87 posible sustituir a Fraga sin reformar AP. Ni en equipo ni individualmente. ¿Por qué? PorPor José Ramón LASUEN que Fraga es, sin duda conservadora social que va desde Maura a alguna, el mejor de los fraguistas. Si, con su Franco, pasando por Primo de Rivera, pero dimisión, Fraga ha reconocido la imposibilidad de que triunfara el fraguismo (es decir, sobre bases auténticamente constitucionales. esa mezcla de franquismo democratizado con Creo que, efectivamente, Suárez es la peradimentos democratacristianos, liberales y sona más adecuada para intentar poner en socialdemócratas, que él cristalizó por impráctica ese ideario, que por brevedad el otro pulso de ciertos poderes tácticos) no tiene día califiqué de franquismo democrático: tiene ningún sentido pensar que cualquier otro frala experiencia necesaria para conocerlo y la guista, individual o colectivo, pueda llevarlo a competencia técnica y la voluntad democráti- mejor fin. ca de implantarlo. Sólo hay por consiguiente dos opciones No puedo apoyar, naturalmente, su posi- abiertas para AP: el continuismo o la reforma. ción, porque, primero, ideológicamente, he En el primer caso, quienes quieran que AP estado en contra de ese programa toda mi siga siendo el vehículo del fraguismo, deben vida. Y, además, prácticamente, no creo que reconocer claramente cuáles son los objetisea viable, en democracia, instaurar por vos y medios básicos de su opción: primero, mayoría un sistema político confesional en lo están abogando por ser un partido testimonial cultural; centralista y orgánico en lo político; y marginal que no contará en la reorganizaautárquico e intervencionista en lo económico ción inevitable de la derecha política españoy social en lo laboral; simplemente, porque la y, segundo, no pueden tener otro mejor lírespeto lo suficiente a Maura, Primo de Rive- der que Manuel Fraga; en lugar de buscarle ra y Franco, para pensar que se pueda triun- sustitutos, lo que tienen que hacer es confar donde ellos no tuvieron éxito. vencerle para que vuelva. Pero he de defender tanto su derecho a in- Quienes crean que AP debe seguir contantentarlo como su deber de proponerlo y, por do como fuerza esencial en la conformación He dicho casi exclusivamente porque supuesto, a que represente esa corriente de la nueva derecha, pero no como socio hay un tercer candidato, Fernando Suárez, dentro de la nueva derecha siempre que, mayoritario, sino como uno más, están oblique, aunque con menores apoyos, ha sido como corresponde a la realidad, se plantee gados, científica, moral y políticamente a exmás coherente. En la revista Época man- en términos de minoría. Más aún cuando es plicar a sus compromisarios y electores cómo teniendo una posición contraria a la que abo- el único de los candidatos que ha tenido la hay que reformar AP, es decir: quién debe ceté en este periódico hace unos días, ha in- coherencia científica, moral y política de abor- hacerlo y para qué. dicado que AP debería reformarse para res- dar el debate en sus justos términos. Ese es el debate necesario, que, sin emtaurar la línea histórica de la política Decía el otro día, en efecto, que no es- bargo, se quiere eludir. OY, aquí en Italia, todos los periódicos recogen la sentencia del Tribunal de Turín contra Simone Levi. El ministerio fiscal, muy en su papel, pedía dieciséis meses de cárcel efectiva en atención a la peligrosidad social de quien se ha demostrado dispuesto a hacer valer sus razones con el uso de la fuerza Y tanto que lo ha hecho por las bravas: como que se ha liado a tiros en un quirófano. De todos modos, yo habría pedido para él una condecoración o un título pontificio. Simone Levi, autor de esos disparos, no es ningún pistolero. Es un pacífico estudiante de Medicina, largirucho y agraciado él, quizás un punto frágil, con cierto aire juvenil de idealista o de romántico. Por obra de amores o amoríos- que no lo sé ni importa- su chica se quedó embarazada. Desde que los solícitos consejeros de la muerte acertaron a convencerla de las ventajas del aborto, el muchacho se las ve y se las desea para salvar la vida del nasciturus. Consigue de su propia abuela que se ofrezca a criarlo, intenta persuadir a la embarazada hasta el último momento, camino de la clínica; casi lo logra ya en el ascensor. Ella, deshecha en llanto, parecía avenirse a las razones de la vida, cuando de pronto pulsa el botón de nuevo, sube y acude corriendo a su cita con la muerte autorizada. La Ley le reconoce ese derecho y ninguno al padre de la criatura, según aprende Simone Levi ante las puertas del quirófano cerrado para él. De nada le vale discutir, protestar ni desgañifarse oponiéndose a la interrupción del embarazo Hasta que irrumpe E 1 DEBATE NECESARIO EN AP H A TIROS POR LA VIDA ternidad. La carga de la prole recaería íntegra sobre la siempre Por José Guillermo GARCÍA VALDECASAS cierta m a d r e s i n u e s tra especie, en la antearmado de pistola y detiene a tiros la sinies- sala de la Historia, no hubiera implicado al tra práctica de los aboneros. Interrupción de padre mediante el formidable invento de la la interrupción. Y todos a casa, salvo Simone certidumbre jurídica que es la filiación. No Levi, que va a dar con sus largos huesos en hay logro feminista comparable al del matrimonio, en cuanto compromete al varón en la la cárcel. Ahora el comprensivo Tribunal de Turín lo carga de la madre (matris munium) y consaha puesto en libertad, si bien condicional, con gra la defensa de la madre (matrern muocho meses de pena precisamente por inte- niens) Desvincular al padre de la suerte del rrupción de actos de oficio como aquí di- hijo, como piden a estas alturas algunas seucen. Aunque la sentencia reconoce que actuó dofeministas machorras y cerriles, represen por relevantes razones morales el reo ha taría un regreso no ya a la barbarie, sino a la contestado a las preguntas de los periodistas animalidad que el mamífero humano superó sin el más leve asomo de jactancia. Era el hace tantos milenios. Ni la cultura ni la Bioloúnico recurso que me quedaba para salvar la gía podrían sufrir una contradicción más radivida de mi hijo se ha disculpado con patéti- cal. Si el varón no es quién para salvaguardar la vida de su hijo mientras se halle en el ca sencillez. Algunos de esos periodistas se han creído seno de la hembra, ¿querrá decirse que la en el deber de ridiculizarlo. Según un cronista paternidad se funda en el parto y no en la televisivo, los tiros al aire de Simone Levi de- concepción? Esas gentes chochean o, de muestran cuan inmaduro y retrógrado es el puro inmaduras, no se enteraron de nada mozo. Mejor aún: Ha disparado contra sus cuando les explicaron que los niños no venían de París. propias contradicciones. No, señores cronistas con argolla en el moPero me parece que las contradicciones así tiroteadas no son suyas, sino nuestras. rro, bailarines plantígrados: para contradiccioDe esta edad inmadura o irreversiblemente nes, el son de ese pandero. Para retrógrado, ese tam- tam de muerte que toca a retirada pocha que vivimos los occidentales de hoy. El máximo acontecimiento de la evolución hacia la Prehistoria. Lo único que no es retróhumana es seguramente el hallazgo de la pa- grado, ni inmaduro, ni contradice los últimos milenios de progreso humano, es la grave alegría de ese joven padre porque su hijo, hoy por hoy, sigue vivo y en paz en el clausCUBAS DE AGUA T CAMIONES EN BUEN USO Procedentes de limpieza pública. Razón: José Matro materno. sanet. La Alameda. 10, Tlf. (965) 221145. Alcoy Que Dios te bendiga, Simone Levi.