Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN El recuadro ZIGZAG DOMINGO 25- 1- 87 EL ENTIERRO QUE NO EXISTIÓ AY quienes sostienen que Gerald Brenan no era un hispanista, sino un escritor inglés cortito de dinero que se vino a vivir a España porque era más barato, como se hubiera podido ir a Kenia, a Uganda o a Tanganika. Sea como fuere, su última voluntad, la decisión de que su cadáver fuera entregado para prácticas de Anatomía a la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga, le confirma como profundo hispanista; esto es, como muy versado en la cuttura hispánica, donde et culto a la muerte y sus circunstancias es algo más que un rito. De otro fado, tal serena, estoica, sabia y cívica decisión nos afirma ía imagen anarquista de aquel Gerafd Brenan que salió rebotado def grupo de Bloomsbury hacia un país de un lejano sur, con moscas, curas, revoluciones, quemas de conventos, latifundios, cabras, garrote vil y guerras más viles aún. La mejor crítica a los socialistas españoles de Gerald Brenan no han sido sus páginas de El laberinto español por cierto ignoradas y silenciadas en estos días hagiográficos. No, su mejor crítica al Poder y a España ha sido esa última voluntad de donar el cadáver a la Facultad de Medicina, que es como si el viejo anarquista hubiera dicho: A mí estos tíos no me entierran como a Tierno Galván, como a don Ramón Carande... Porque ha sido, evidentemente, una postuma y ácrata bofetada sin manos al Poder constituido. ¿Cuánto hubiera dado don Alfonso Guerra por presidir el entierro de Gerald Brenan? Esta es la brevedad de la vida y la cortedad del Poder, que la úftima voiuntad del británico parece una página del Discurso de la verdad del venerable Manara. Por mucho poder que tenga, por mucho votos que haya obtenido, por mucho que su partido hubiera en los úítimos años de vida secuestrado S á respetable ancianidad de don Gerardo resulta que el señor Guerra se ha quedado sin poder presidir el entierro def señor Brenan. Y quien dice el señor Guerra dice eí señor Sotana, o dice el señor Rodríguez de la Borbolla. ¿Cuántos azules abrigos funerarios de H cachmer se han quedado en estos días colgados en sus perchas, sin presidencia de duelo que llevar al Telediarlo, por la anarquista decisión de un viejo poeta inglés? Y era que nos c o n o c í a En la Prensa malagueña, Juan Crespo acaba de hacer una provechosa recordación, y es el pasaje de la biografía de San Juan de la Cruz donde Gerald Brenan recuerda fa disputa de su cadáver: Apenas había dejado de respirar cuando una gran multitud entró en el convento. Cortaban trozos de sus ropas y de sus vendas. Uno le mordió el pulgar del pie, otros tomaban mechones de sus cabellos... ¿Qué estaba en realidad describiendo Gerald Brej nan? ¿El entierro de San Juan de la Cruz y los despojos de su cadáver en Ubeda, o estaba viendo a través del espejo de la Historia el entierro de Tierno Galván, el entierro de Ramón Carande? ¿No veía, acaso, don Gerardo, que el uno iba a pensar en las municipales cuando hiciera el elogio de Memoria personal y que e! otro iba a tratar de acallar la protesta estudiantil con una cita de Al sur de Granada Los ingleses, en tales casos, suelen ser expeditivos, porque en su cultura no están tan arraigados nuestros necrofágicos ritos. Brenan, desde su retiro de Alhaurín, vería cómo, nuevo San Juan de la Cruz, eran cortadas partes importantes, si no dei cuerpo, sí de la biografía de Tierno, de Carande, para construir con ellas el relicario de las once mil vírgenes y los innumerables mártires del felipismo. Los ingleses, en tales casos, suelen ser expeditivos, y dicen con voz tenue, sin molestar: Por favor, ¿dónde está la Facultad de Medicina más cercana para que lleven mi cadáver y nos ahorremos todo esto? Se ha ahorrado, por ejemplo, la vergüenza de esa mortuoria Saica def Ayuntamiento de Málaga, en fa que ponía: Ruega una oración o ur recuerdo por Gerald Brenan. Como el juro y ef prometo pero en fa necrofifia racial de los rentables entierros. Antonio BURGOS sin duda, agradecido. En una de las paredes de la Universidad, Insistentemente, tos sectores junto a otras inscripciones que del radicalismo, los próximos a llevan siglos pregonando la gtoHerri Batasuna, piden que el preria de sus predecesores, figurará sidente det Gobierno, Felipe desde ahora un vítor de TierGonzález, intervenga en la situano Galván. Esta añeja costumbre ción vasca, ahora que las negosalmantina consiste en trazar un ciaciones para formar Gobierno anagrama formado por el nomparecen haber entrado en un ca- bre del nuevo doctor. Era el prollejón sin salida. Los secesionispio doctorando o sus amigos tas tratan de obtener a toda cosquienes costeaban el dibujo, ta una imagen: el jefe del Gopara cuyo trazo sobre las dorabierno en Madrid negocia de das piedras salmantinas se utiliigual a igual con el País Vasco. zaba una mezcla de almagre y Pensamos que don Felipe Gonsangre de toro. La tradición manzález es hombre de suficiente daba que, la víspera del exaexperiencia para no caer en esta men, et aspirante a doctor pasaclase de trampas. El impasse se fa noche en oración y estudio vasco deberá resolverse por en a capilla de Santa Bárbara otras vías. Ahora, al cabo de de la catedral vieja. De espaldas ocho semanas de negociación, al altar y con los pies apoyados hemos visto hasta qué punto era sobre los del obispo Lucero, precaria la pretendida victoria socuya estatua yacente preside la cialista en Vasconia. La fuerza pequeña capilla, los doctorandos verdaderamente dominante alíí confiaban en que se les transmies el nacionalismo, y dentro del tiría algo de la reconocida sanacionalismo, el sector moderapiencia del prelado. do, sea en su versión más conservadora o más socialdemocráJusticia social tica. Esas dos tendencias unidas tienen mayoría en el País Vasco El empeoramiento de! a justiy podrían ampliarla todavía con cia social hacia la pobreza en las los escasos escaños proceden- prestaciones, la desconfianza en tes de AP y del CDS. Es a esas el sistema de Seguridad Social y fuerzas, dominantes en la esce- la pobreza rea! de millones de na vasca, a las que corresponde españoles exige una revisión a la solución de ¡a crisis planteada. fondo y una nueva organización Don Felipe González no debe in- de la Seguridad Social española, tervenir en la formación del Go- tanto en sus prestaciones de enbierno autonómico de Vitoria. fermedad como en las dedicadas a pensiones. Pero la justicia social debe realizarse también con una seria revisión de! propio sisUn vítor para Tierno tema fiscal que penaliza la eficiencia económica, la asignación Con motivo det primer aniverde recursos a proyectos eficiensario de su muerte, el que fuera tes, y favorece en cambio la caaicalde de Madrid, Enrique Tiernalización de recursos a la mano Galván, recibió el homenaje quinaria estatal ineficiente y gede un grupo de intelectuales de neradora de desempleo. Alguna Salamanca, ciudad en cuya Univez, al menos, esa dicotomía de versidad ejerció la docencia duío sociai y lo económico debe rante años. Sus amigos han querido honrar su recuerdo con. un expresar su intrínseca vinculación bajo el ampüo manto de la gesto que el profesor, gran genérica justiciaamante de lo tradicional, habrá, Trampa al presidente Por aumento de salarios, materias primas, etc. nosv roo obligados- amodifi car la áctuaT Tarifa de PT b AOyCEÍ MESAS DE DfRECCíON 160 75 en 42.216 ptas. Í 70 x 85 cm. 45.970 ptas. 19 Qx 95 cro. 49.724 ptas. 2 0 95 cm. 53.487 ptas. SíLLONES DE DfRECCíON ACI Cía. San Vicente. 42 Ffetrte estación del Norte) 28008 Madrid Tefefono: 242 U 78. Eernandez de la Hoz. 78. (Junte Nuevos Mimstesios 28001 Uaútii- Telefono: 442 25 77. 12.617 ptas. 8.202 ptas. 13.902 pías.