Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA 25 DE ENERO DE 1987 FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA L 28 de octubre pasado comentaba en esta página el serio dilema que presenta el decidir prioridades, sobre todo en Medicina. Entre los grandes problemas que amenazan la salud pública citaba el azote que representa el SIDA para un futuro, desgraciadamente próximo, no sólo desde el punto de vista médico, sino también ético y económico. ABC REDACCIÓN ADMINISTRACIÓN TALLERES- SERRANO, 61 28006- MADRID E PRIORIDAD DEL SIDA Me produjo una profunda impresión un artículo en Nature del 6 de noviembre que, va encabezado en grandes letras: ¿Qué se debe hacer con el SIDA? y continúa diciendo: El Gobierno no puede tener la esperanza de que el SIDA desaparezca. El futuro dirá si el SIDA es una amenaza tan grande como una guerra nuclear. El futuro a actuar es ahora, pero cómo. En resumen, el artículo subraya los siguientes puntos: a) Las consideraciones extremas de algunas personas, de que como la mayor parte de enfermos en Estados Unidos son homosexuales y drogadictos, la sociedad debe protegerse (propuesto a votación recientemente en California) aislando a los enfermos en campos de concentración, lo que, además, de no ser ético, tendría efectos negativos, pues muchos afectados ocultarían su enfermedad y b) Que la enfermedad se ha extendido rápidamente desde que se descubrió en 1981 y se va extendiendo a otros grupos y que por tanto, una gran parte de la población será afectada y morirá. Si así es, será lo equivalente a una guerra nuclear El artículo se basa en el informe de las Academias de Ciencia y Medicina de los Estados Unidos, encabezado por los premios Nobel Baltimóre y Temin- q u e descubrieron el mecanismo básico de transcripción inversa desde el RNA, típico del virus del SIDA- el cual es un modelo de claridad e insiste en la necesidad de gastos masivos para combatir esta enfermedad. El informe recuerda que los costes económicos de tratar a los afectados serán muy superiores a los de los drogadictos. La gran incógnita es cuál será el tanto por ciento de los infectados, sin síntomas, que van a desarrollar la enfermedad. Las estimaciones varían, pero es posible que el porcentaje sea altísimo, casi total, puesto que todos los cálculos se basan en experiencia muy limitada, desde que se detectaron anticuerpos en el suero de pacientes, debidos a esta enfermedad. Otro gran interrogante es la efectividad de la transmisión heterosexual, es decir, de hombre a mujer y viceversa. Aunque al principio no se consideró en los Estados Unidos, ahora sí se sabe qué sucede. Recordemos que en Haití y en muchos países africanos el tanto por ciento es igual en hombres y mujeres. El aspecto más preocupante es que no hay todavía ninguna droga efectiva, incluyendo la azodeoxitimidina- q u e en el mejor caso es un paliativo, de cuya toxicidad no se sabe todavía gran cosa- y que una vacuna, a cinco años plazo- según dicen los más optimistas- está aún lejana. gía en la Universidad de Kansas) enseñó por primera vez, en gran s e c r e t o a un grupo de jefes de departamento, sus primeHace pocos días regresé de una corta viras películas- realizadas en colaboración sita a los Estados Unidos, en uno de mis con Johnson- -para ver nuestra reacción, habituales viajes requeridos por varios antes de hacerlas públicas. Convenios que tenemos entre el Instituto La verdad es que para hablar del SIDA de Investigaciones Ortológicas de la Caja es necesario hablar de sexo, muerte y drode Ahorros de Valencia y los Institutos Nagas, y muchos de nosotros nos sentimos cionales de la Salud (NHI) y sobre todo azorados al hablar de estas realidades. No con la Universidad de Kansas. Precisamenobstante, los problemas del SIDA no van a te, en uno de estos viajes y en el Centro desaparecer, y no podemos hacer como para las Artes Kennedy, James Wyngaarlas avestruces. El número de víctimas con den, presidente de los NHI, me presentó a seguridad aumentará drásticamente en los C. Evekett Koop, cirujano general de los próximos años. Vuelvo a repetir que, aunEstados Unidos, y como tal, es una espeque niños de siete u ocho años han oído cie de subsecretario de Sanidad. Koop tiehablar del SIDA, pocas personas les alertan del grave peligro. Además, los adolesne fama de ser una persona muy conservacentes, que al menos en los Estados Unidora y por eso son más impresionantes sus dos se sabe son en gran proporción palabras y actitud pragmática y directa, sexualmente activos, generalmente se proponiendo una franca discusión sobre creen inmortales y, es por ello por lo que este problema. Como dice la revista se les debe educar y alertar de los peligros Newsweek del 3 de noviembre, Koop hadel SIDA. bla claro y directamente. Quizá una frase En las últimas semanas he visto notas española revelaría su actitud, la de llamar casi diariamente en los periódicos, que in al pan, pan y al vino, vino Así ha hecho dican la preocupación sobre el SIDA. Tampúblico un informe que incluye no sólo las bién algunas otras en donde se indica una últimas evidencias científicas, sino también decidida actitud opuesta a la educación ilustraciones de cómo se transmite el virus sexual. Debo confesar que se me hace del SIDA. El aspecto más provocativo de cuesta arriba pensar que tendría que haeste informe ha sido su propuesta de que blar de ello en público, con palabras coes fundamental- -a fin de combatir con éxirrientes, y menos con niños, pero, al parecer, va a ser necesario. Durante una reto la enfermedad- enseñar en la escuela y ciente y brillante reunión internacional en casa sobre el SIDA y cómo se transmisobre educación, organizada por Ricardo te. De acuerdo con él, lo mejor es empezar Diez Hochleitner en la Fundación Santillaesta enseñanza lo más temprano posible, y na, comenté en una de las sesiones prelireforzarla en casa en conversación directa minares este problema y pregunté si debía y sin remilgos con los padres. No se esindicarlo durante mi presentación por la tarcandalicen los lectores, pero deben saber de. Tanto en grupo como después a nivel que los niños tienen bastante idea del acto individual, parte de los participantes me sexual, y ahora de la drogadicción. Paradóalentaron a que hiciera un comentario pújicamente la educación sexual, hasta en la blico sobre el tema, como así lo hice y profesión médica, ha sido tabú durante mucomo creía era mi responsabilidad. chos años. Curiosamente algunos libros de Es difícil saber cuáles han sido las actitubiología de college de los años setenta des generales ante peligros semejantes, -como el de mi hijo James- son más expor ejemplo, la peste en la Edad Media, los plícitos, pero hasta hace muy poco los li- Cuentos de Bocaccio sin duda, dan clabros de texto médico prácticamente ignorara idea de que la gente creía colectiva, pero no individualmente, en el peligro, aunban la función sexual, excepto mediante los que murió casi las dos terceras partes de ejemplos más rudimentarios. Recuerdo que la población. Como bien indica el último hace unos veinte años, el famoso doctor premio Nobel de la Paz, Wiesel, es corrienMasters (cuyo hermano es profesor de cirute una actitud de mezcla de pesimismooptimismo, y escoger las soluciones o alternativas, si las hay, se hace frecuentemente demasiado tarde. El ser humano tiene quizá la más terrible maldición sobre sí mismo, y es la de justificarse y atormentarse con los esquemas y los proyectos no realizados, y así se roba no sólo el pasado, sino el futuro. Esperemos que todos seamos honestos con nosotros mismos y, evitando y disminuyendo las falsas aptitudes EDICION INTERNACIONAL apocalípticas, que quieren utilizar esta enfermedad para moralizar o medrar políticaUn medio publicitario único mente- -al menos así está ocurriendo en Estados Unidos- y afrontemos esta enferpara transmisión de mensajes medad con absoluta ética, vía, educación e comerciales a ciento sesenta investigación. naciones Santiago GRISOLIA