Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 ABC ESPECTÁCULOS SÁBADO 17- 1- 87 Música El año musical comenzó en Madrid con una intensa y brillante actividad Claudio Abbado, triunfador en el ciclo de Ibermúsica g- Después del paréntesis casi absoluto que las fiestas navideñas trazan en el concurso musical madrileño, a excepción del magnífico Mesías que en su día comentamos con calor, la vida filarmónica se ha reanudado con una fuerza extraordinaria, coincidente ésta vez el número de manifestaciones con una calidad media sin duda superior a lo n o r m a l e incluso animada por presencias de excepción. Hace unos horas comentábamos el recital de ese indudable y personalísimo gran artista que es Ivo Pogorelich, Puede servir como ejemplo de cota alta en un paisaje abierto, por ventura, a múltiples llamadas y de vista general seductora. No olvidemos, en esa línea fuera de lo común, lo que resultó el concierto con el que v- se iniciaba el ciclo Grandes orquestas del mundo que ahora nos trae a la Filarmónica de Estocolmo, una de las nórdicas de mayor relieve, con Yuri Ahronovitch. El Claudio Abbado acontecimiento que siempre constituye la visita de Claudio Abbado, lo es más si preside la Londqn Shimphony, de la que es titular, ¡y con Mahler! Su versión de la Novena cae dentro de lo inolvidable y el estremecedor final de la obra tuvo esa hondura que es raro disfrutar, Sí, de señalar bien el magnífico rendimiento que el maestro López Cobos, titular de la ONE, alcanzó de este conjunto en una versión modelo de la Sinfonía del Nuevo Mundo A la par, Miguel Ange Gómez Martínez, hace horas solamente, ha explicado con hechos la eficiencia de su trabajo en un montaje serio, solvente y pulcro de letra, en la colaboración de su Orquesta Sinfónica de RTVE, para obra tan compleja como la Quinta Sinfonía dé Mahler. En mundo de elementos numéricamente más reducido, la Orquesta de Cámara Española, con una formación también de cámara del Coro Nacional, dirigida por Sabas Calvillo, brindó un interesante programa Bach- Vivaldi. También pudieron los amigos del género disfrutar con los tan hermosos e infrecuentes Sextetos de cuerda de Johannes Brahms. Gómez Martínez y la Sinfónica de RTVE, en la Quinta de Mahler Teatro Real. 15- 1- 87. (tarde) Orquesta Sinfónica de Radio Televisión Española. Director: Miguel Ángel Gómez Martínez. Gustav Mahler: Quinta sinfonía En el centro de la producción sinfónica de Gustav Mahler, después de tres obras con presencia de la voz humana, se vuelve al imperio de lo instrumental exclusivo, como en el arranque del Titán con la Quinta sinfonía popularizada con ayudas extramusicales por un hermosísimo adagietto aunque no tan genial y extenso como el movimiento lento que cierra la Novena sinfonía Desde desnuda la llamada del trompeta en el arranque de la obra, desde la característica Marcha fúnebre fiel Mahler a una de sus constantes, hasta la fuga, los amplios desarrollos del último bloque de los tres en los que puede subdividirse la sinfonía, hay, al margen el adagietto ya citado, muchos momentos de signo peculiar, y como único fragmento central de muy vastas proporciones, el scherzo nos atrae no sólo por la amplitud desusada, por el contenido monolítico, sino por él importante solo de trompa, que cubrió de manera magnífica el profesor de la RTVE; en la que destacaron también otros compañeros, en particular del metal: del seguro primer trompeta al tuba, que supo, en sus diseños, pasar de la plenitud al piano con acierto. Lo fue de Gómez Martínez aumentar algo la cuerda. Pese a ello, a los diez contrabajos empleados, en el sector grave todavía faltó algo más de densidad y contundencia, de grandeza sonora. Esa podía ser la fundamental reserva que planteásemos a un trabajo serio y dignísimo de todo el conjunto en relación con inolvidables recientes experiencias de orquesta con más profundidad y batuta más rica en sutilezas. La de Miguel Ángel Gómez Martínez, siempre al servicio de un concepto de inatacable precisión y profesionalidad y de una memoria sin vacilaciones, desgrana el contenido de la obra con evidente claridad, demostrativa del ensayo realizado a conciencia lo mismo que la previa preparación del maestro, y con fuerza y brillantez, reflejo del fervor por él puesto. Nos falta la medida última de la poesía en el adagietto base, donde la sonoridad del arpa en los instantes delicados de la cuerda fue demasiado fuerte y tangible con respectó a esté envío fundamental de los instrumentos de arco. Y tarrrfjtién un poéo más de flexibilidad para una expresión general más cambiante y matizada, con pianísimos que, por contraste, diesen brillo mayor a las plenitudes sí alcanzadas. En cualquier caso fue un Mahler muy considerable, ovacionado por el público y movilizador de aficionados porque, lo que no es frecuente este año en la serie de la RTVE, se llenó por completo él teatro Real y las salidas del director, que levantó varias veces a solis tas y conjunto, hubieron de multiplicarse. A. F. -C. Mientras, el Teatro de la Zarzuela, que nos brindó un poco en precario por la falta de representación escénica, pero con suma dignidad musical, Las golondrinas en homenaje a Usandizaga, prepara el arranque de su temporada de ópera: un muy prometedor Pero no todo concluye en ese desfilar de fi- Mefistófeles Y se nos anuncia que el Baguras, ese concurso de divos como los ci- llet Nacional Clásico pasa a serlo del Teatro, tados, como nuestra Montserrat Caballé, en camino del Real futuro, con pronta utilizaaclamada en su homenaje barcelonés, para ción ya en el segundo título del ciclo: el bellí ¡m e r o, días más tarde, en el sancta sanctosimo Orfeo de Gluck. Y José Manuel Garum de la lírica universal que es la Scala de rrido, director general del INAEM, se dispone Milán, al tiempo que Plácido Domingo lucha- a volar a Moscú con la esperanza de traerse ba contra previos recelos por cancelaciones para este ballet el contrato de Maya Plilondinenses y era aclamado con fervor por un setskaya. Lo que, unidas ambas noticias y lav público británico impermeable a la incomodi- confirmación de José Antonio como director dad de una fría noche de colas en busca de artístico del Ballet Español, demuestra que no puesto. Y, en más benignas latitudes, gala se abandona un capítulo que, por el impordel excelente Festival Canario, Krystian Zi- tante lugar que ocupa en la historia del arte, mermann, otra de las estrellas del teclado, se no debe quedar desatendido. anuncia como aliciente máximo. Tiene tam ¿Y la zarzuela? En el Monumental Cinema, bién valor particularísimo, incluso de más reflejo como siembra, lo cotidiano sí alcanza un con el esfuerzo ilusionado y conjunto de Artunivel digno. Y eso es lo que, una y otra vez, ro Castilla y Antonio Amengual, la Compañía hemos de aplaudir venturosamente en el Ma- Lírica Española de este último suple, con voluntad plausible de elevar sus propias, niveles, drid actual. la ausencia de una térnpgracle, imposible este año, en el Teatro que ostenta el nombre del La vuelta de la Orquesta Nacional a su género y pasa del Barberillo de Lavapiés a ntacto con los fieles de viernes, sábados, y Luisa Fernanda a través de Marina domingos, en la triple edicjgn ri su programa, contó la semana. Stíterior con el concurso Eso, y muchas cosas más. Encabeza las Narciso, Yepés, cuya jerarquía guitarrística no múltiples aportaciones- ciclo de los miércoes preciso adjetivar y cori el estreno de una les, ahora dedicados al gregoriano, Concierobra escrita para él por el también español, tos de mediodía tres conciertos semanales residente en Nueva York, Leonardo Balada. para jóvenes- de la Fundación Juan March y No se trata, ahora, de insistir sobre tal punto. los proyectos por los que él hotel Ritz se abre a la buena música. EIVIF OLI, S- A. En Junta celebrada el pasado 2 de enero se acordó cambiar el nombre de la Sociedad. Se llamará No parece ilógico el optimismo de considerar los valores in crescendo en la bolsa filarmónica. Antonio FERNANDEZ- CID ahora PAPELES COMUNITARIOS. S. A -E I presidente. Encuéntrelo en la Sección de Anuncios por Palabras ¿BUSCA TRABAJO? de ABC