Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 enero- 1987 Escaparate ABC XV El ciego y oscuro sajto de Francisco Vicaría Luis Ramírez Benéytez Selección Austral Madrid, 1986 Sorprende por el tema y por su consistente estructura, esta novela de Luis Ramírez Benéytez El ciego y oscuro salto de Francisco Vicaría obtuvo el I premio Andalucía de novela. Su discreta carrera literaria no parece estar de acuerdo con su calidad. Se trata de una obra cerrada, bien construida, cuya densidad puede restarle lectores apresurados, pero que fascinará a todos aquellos preocupados por el tema de las dos Españas En la compleja historia la documentación es oportuna y rica, aunque sin ahogar el patético y agónico sentido de la anécdota: las tribulaciones de un fraile del siglo XX que vio morir a un grupo de condenados, en la Málaga de los pronunciamientos y de las asonadas de Torrijos. Luis Ramírez Benéytez es un cura posconciliar, dueño de una escritura magistral, al que esperan días de éxito y rosas. Un ritmo endiablamante perfecto, un lenguaje irradiante y neto, veteado del barroquismo andaluz y el vértigo angustioso de la opresión y del anhelo de libertad, abren para él amplias perspectivas como escritor. De momento, El ciego salto de Francisco Vicaría es una de las novelas más considerables aparecidas en 1986. Valga como aviso para navegantes. Nueva York Eduardo Mendoza Col. Las ciudades. Ediciones DestinoBarcelona, 1986 Nueva York es una ciudad que ni siquiera cabe en una guía. Eduardo Mendoza, utilizando una técnica muy parecida a su estilo narrativo, investiga como un sabueso olfateador sus barrios y avenidas, en toda su sobresaltada y maravillosa, brutal y desesperada verdad. Sin diatribas ideológicas, pero con un acento desmitificador en testigo de metamorfosis última- con la crónica de la crisis de los años setenta al fondo- mediante la cual la ciudad se americaniza a sí misma a pasos agigantados. Visión personal- y literaria hasta donde lo permiten algunos de los datos aportados- de un escritor que habla por boca de algunos extraños personajes como el indio Washakie, a quien todos llaman Jimmy, sobre una ciudad de veinte millones de habitantes, entre lo in y lo trendy revela algunos de sus misterios y prodigios. Y no es el menor el calado denso de la pluma de Eduardo Mendoza, bisturí y caricia a la vez. La tentación de Icaro Luis Antonio de Villena Palabra Menor. Lumen, 1986 Luis Antonio de Villena empieza a comprometer su fama de poeta con sus espléndidos ensayos sobre temas que no por ser recurrentes- e l splen la fascinación por lo árabe, el decadentismo o los poetas malditos, etcétera- son menos atractivos en su pluma. La tentación de Icaro tiene todo el discreto encanto de ser un libro sin pretensiones, que nos aproxima, mejor que ningún otro, a su intimidad, a su biografía. El poeta y el ensayista fraguan en buena unidad y diluyen la sugestión de una cultura refinada. La lista de los temas revela el tono turbador y jugoso de los ensayos aquí reunidos: Premisas en el verano islámico relato de su fascinación por Marruecos; Antogonías entre felicidad y hedonismo Retrato de Byron, fingido faetonte Lao- Tsé y el ideal de la renuncia Territorios de inmadurez y Del suicidio y la muerte entre otros. Devocionario Ana Rossetti Premio Rey Juan Carlos de Poesía Colección Visor de Poesía Creemos que el premio Rey Juan Carlos de Poesía remonta su discreta atonía con este libro. Devocionario a pesar de ser un poemario heterodoxo que refuta la religiosidad convencional, contiene una fastuosidad expresiva que pocos poetas de hoy- e n plena boga posculturalista- logran. Ana Rossetti, considerada por algunos el Villena con faldas, encarna el malditismo en nuestra poesía con una sofisticada potencia, apoyada en el esplendor de las imágenes. Con respecto a su obra anterior ha rebajado su perversidad erotónoma, para ganar en vivencias más tangentes con su experiencia. Si en los poemas de Indicios vehementes incidía en la ambigüedad prerrafaelista y en el morbo hedonista, aquí construye una contramística, un contraéxtasls en los que los dudosos sentidos anfibológicos encuentran un lenguaje convincente y, en todo caso, una estética apasionante. Concurso de cuentos Sara Navarro Madrid, 1987 El premio Sara Navarro de cuentos se inició en 1981 con un relato renovador y lírico de Pureza Canelo y luego recayó en el realismo de nuevo, quizá porque los cuentistas españoles difícilmente se sacuden el costumbrismo. Este volumen, lujosamente editado, con preciosas ilustraciones y un excelente prólogo del académico Luis Rosales, recoge los relatos de cinco convocatorias (desde 1981 hasta 1985 inclusive) y, más o menos, responden a la trayectoria de sus autores, todos ellos gente importante en el género. Ocurre, como es frecuente, que algunas de las piezas relegadas al segundo o tercer lugar podrían sustituir con ventaja al primer premio. Destacan, junto al de Pureza Canelo, la temblorosa evocación de García Pavón, el espléndido Todo ángel es terrible de José María Bermejo; Sólo de corazón de Meliano Peraile; en la plenitud de su escritura barroca, La tercera mujer de Jesús Torbado- del que es difícil explicarse su cuarto puesto- y el siempre nítido en su escritura Cosa de ensimismamiento de Ferrer- Vidal. Buen cuento y hasta magnífico El Machado de J. J. Aleixandre, salvo en su final demasiado facilón. Y, en su línea, El preterido de Martínez Mena. Echamos de menos una mayor imaginación en líneas generales, aunque no hay más cera que la que arde. Un realismo cercano al testimonio de los años cincuenta es el que estos cuentos patentan una vez más. Tan cuidado volumen lleva unas excelentes notas biográficas, aunque no todas puestas al día. L i b r o s recibidos Edhasa. Jean- Paul Sartre: Cartas al castor y a algunos otros. 1926- 1939 y 1940- 1963 Destino. Gonzalo Torrente Ballester: Cotufas en el golfo Paul Bocuse: La cocina del mercado Valentí Puig y Catalá Roca: Ver Mallorca, Menorca e Ibiza Margaret Millar: El maligno Alfaguara. Arnid Lobel: El libro de los guarripios Florence Parry Heide: Tristan encoge Rumer Godden: Hijos del jueves Joan Aiken: Cuentos del cuervo de Arabel Colette: El trigo en ciernes Altea. O Henry Lisbeth Zwerger: El regalo de los Reyes Magos Tecnos. Lucio Anneo Séneca: Diálogos Traducción y notas de Carmen Codoñer. Immanuel Kant: Teoría y práctica Traducción de Juan Miguel Palacios, M. Francisco Pérez López y Roberto Rodríguez Aramayo. Akal. Polibio: Selección de Historias Edición de Cristóbal Rodríguez Alonso. Leonardo da Vinci: Tratado de pintura Publio Terencio Afro: Comedias Edición de Aurora López y Andrés Pociña. Plutarco Diodoro Sículo: Alejandro Magno Edición de Antonio Guzmán. Claude Kappler: Monstruos, demonios y maravillas a fines de la Edad Media El estado del mundo Anuario económico y geopolítico. Anagrama. Jack Kerouac: En el camino y Los subterráneos Patricia Highsmith: Suspense (cómo se escribe una novela de intriga) La España impertinente Eduardo Punset Espasa- Mañana. Espasa Calpe. Madrid, 1987 El memorialismo hispano viene consumiendo etapas para ponerse al día, aunque interesan más los recuerdos y olvidos de los escritores auténticos que los testimonios oersonales de los escritores de ocasión. La fspaña impertinente del ex ministro Eduardo Punset, participa de las dos fases, ya que en los primeros capítulos cuenta, con cierta ambición literaria- algo sajonizada y distante- la educación sentimental y política de un joven estudiante al que una beca en los Estados Unidos, el exilio y un puesto en el Banco Mundial le hacen tomar conciencia crítica de la realidad del franquismo; y en la segunda, más atenida a los datos exactos de la España de la transición, predomina el ensayismo sconómico