Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ABC NACIONAL Un año de relaciones con Israel SÁBADO 17- 1- 87 Las reticencias árabes no impidieron la solución al aislamiento diplomático Mejores resultados culturales que- económicos en esta etapa Madrid. S. N. Se cumple ahora un año del establecimiento de relaciones diplomáticas plenas de España con el Estado de Israel. El 17 de enero de 1986 se cerraba un largo proceso de veintiocho años de arduas negociaciones. La nueva etapa se enfrentaba a una delicada situación no exenta de riesgos, dada la postura española de no renunciar a su amistad con los pueblos árabes y al reconocimiento de los derechos del pueblo palestino. Aunque el establecimiento de las relaciones diplomáticas produjo reticencias en los países árabes, después de doce meses la situación se ha normalizado al comprobar que España ha proseguido su tradicional política de amistad hacia esos países. Buena prueba de ello han sido las visitas y contactos que se han mantenido con los árabes a lo largo de este primer año de intercambios hispano- israelíes. La reciente visita de Felipe González a Túnez y Egipto así lo demuestra. El entendimiento político entre España e Israel y el respeto a las mutuas posturas han propiciado, sin embargo, que las relaciones no se hayan visto deterioradas. El propio viceprimer ministro y ministro de Cultura israelí, Isaac Navon, reconocía en Jerusalén, en el momento de la firma, que la historia de nuestras relaciones era comparable a la de una pareja que tras muchos años de vivir juntos decide casarse El matrimonio no obstante, no ha sido agobiante. Israel se ha mostrado reiteradamente discreta en cuanto a la postura española respecto al mundo árabe. Y esto ha permitido un diálogo, si no espectacular, sí al menos fructífero. Israel sigue considerando a España como un interlocutor importante en el conflicto árabe- israelí, a pesar de que como ya ha señalado en reiteradas ocasiones su embajador en Madrid, Samuel Hadas, nuestras posiciones son encontradas y diferentes, aunque el final sea el mismo En general, durante este último año han mejorado los intercambios culturales y técnico- científicos, tal y como habían anunciado en el acto de la firma Felipe González y Simón Peres, entonces primer ministro israelí. Ambos acordaron un ambicioso plan de cooperación política, cultural y económica, que ahora empieza tímidamente a dar sus frutos. Las relaciones comerciales han experimentado un gran impulso. En el primer semestre de 1986, el intercambio comercial entre España e Israel se duplicó respecto al mismo periodo del año anterior. La balanza comercial es netamente favorable a España, porque exporta casi más del doble de lo que importa. Durante este periodo, España importó productos por un valor total de más de tres mil setecientos millones de pesetas, mientras que en capítulo de las exportaciones, España vendió a Israel por un importe de casi siete mil seiscientos millones de pesetas. En declaraciones a Efe, Josué Anug, negociador israelí del acuerdo para el establecimiento de relaciones diplomáticas, manifestó a este respecto que Israel cree en la capacidad del Mercado Común de absorber los productos de ambos países, cuya competencia es más imaginaria que real El año, sin embargo, no ha sido muy prolijo en visitas oficiales. Tan sólo se ha producido una, la del ministro español de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, que permitió la clarificación de las posiciones políticas de ambos Gobiernos y el asentamiento de bases de colaboración, más estrecha. Fruto de esta colaboración, ha sido el establecimiento de una comisión mixta, cuya primera reunión se celebrará el próximo día 20 en Madrid. En ella se pasará revista al estado actual de las relaciones bilaterales después de este primer año de actividad diplomática. ¡Quneitra Los doce primeros meses de colaboración Madrid- Tel Aviv Madrid. Después de veintiocho años de enfrentamientos, reconciliaciones y malos entendidos, el 17 de enero de 1986 los representantes de España e Israel, Máximo Cajal y Yeshahayu Anug, respectivamente, se reunieron en la ciudad holandesa de La Haya para firmar los distintos documentos por los que se establecieron las relaciones diplomáticas plenas entre ambas naciones. Dos días más tarde concluye una historia de desencuentros El presidente del Gobierno español, Felipe González, declaraba que España puede servir ahora de puente entre Israel y el mundo árabe y contribuir positivamente al proceso de paz en Oriente Medio en el transcurso de una entrevista en La Haya con el entonces primer ministro israelí, Simón Peres. El 26 de enero, el Consejo de Ministros de Israel, bajo la presidencia de Isaac Shamir, aprobó por unanimidad la designación de Samuel Hadas como primer embajador de este país en España. Este nombramiento era esperado porque Hadas fue durante cinco años el representante oficioso de Israel, encubierto en su cargo de embajador permanente ante la Organización Mundial de Turismo, con sede en Madrid. El 11 de febrero, López Aguirrebengoa toma posesión como primer embajador de España en Israel. En septiembre del pasado año, el ministro español de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, realizó una visita oficial a Israel para establecer un diálogo político y dar un impulso a los intercambios culturales y comerciales entre ambas naciones. El balance real de las relaciones durante este año no puede considerarse espectacular oficialmente, pero sí fructífero en cuanto a contactos empresariales que han sentado las bases para una mayor colaboración en los próximos años. EN UNA ZONA DE PRIVILEGIO TIENE SU CHALET INDIVIDUAL 5 Dormitorios- Salón Aseó- Garaje PARCELA DE SOÓné CHALETS DESDE 233 m PRECIO TOTAL DE VENTA DESDE 26.OOO.OOO pts. INCLUIDOi PRÉSTAMO CONSÚLTENOS OTRAS OPr OM