Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN SÁBADO 17- 1- 87 Cosas que pasan ZIGZAG Artesanía Continúa perviviendo en Francia, en línea continua desde la Edad Media, una institución artesana y gremial, presidida. por dos mil grandes ancianos con ribetes medio secretos, como ocurría siempre con las corporaciones medievales. Esta curiosa institución, los llamados Compagnons de la Tour de France, acaban de abrir un Museo de la Carrocería Francesa en Epone, a cuarenta kilómetros de París, en la autorruta del Oeste. Si nos acercamos a él, además de bellos trabajos de carpintería del carruaje, vemos cómo hoy esas labores concluyen en el célebre Salón del Automóvil de París. Santo y bueno es hacer encajes en Camarinas, damasquinados en Toledo y azulejos en Manises. Pero, ¿no sería todo más santo y más bueno si además esas habilidades españolas se sumasen al fabuloso mundo que abren las nuevas tecnologías? ¡EDUCADOS EJECUTIVOS E L ejecutivo de la política o la empresa acostumbra a comportarse como un fatuo y prepotente ineducado. Su desdén por l o s q u e considera inferiores se transforma milagrosamente en sumisión por los que estima en más altas jerarquías. El político y el ejecutivo tienen muchas cosas en común. Se creen importantes, están siempre reunidos, llegan tarde a cualquier cita y no saben utilizar el teléfono. Es sumamente curiosa esa afición desmedida a reunirse. Se reúnen durante horas, discuten acaloradamente los asuntos a tratar, quedan para reunirse próximamente dado el carácter urgente de los temas pendientes y no deciden absolutamente nada. Los ejecutivos jamás ejecutan, ni adoptan medidas, ni llegan a conclusiones. Se reúnen simplemente para volverse a reunir y para que sus repectivas y amables secretarias trasladen a quienes les llaman por teléfono la monótona, habitual y estúpida excusa que les protege: Don Armando no se puede poner porque está reunido. El ejecutivo y el político tienen tantas cosas que hacer que no pueden perder tiempo marcando los números de teléfono. Eso lo hace su secretaria, que también, amablemente, hace perder el tiempo de los demás, obligándoles a aguardar con el teléfono en la oreja hasta que se digne entrar en la comunicación su importante jefe. Este sistema no da buen resultado con las personas expresvias, como es el caso de) abajo firmante. Hace poco llamó a mi casa un importantísimo ejecutivo. Le llama el señor tal me anunciaron. El señor tal además de un importantísimo ejecutivo, es amigo mío desde hace muchos años, y al agarrar el teléfono me salió del alma saludarlo con el tono del añejo cariño. Mamonazo, ¿cómo estás? El silencio del otro lado del hilo me sorprendió, hasta que escuché la voz de la secretaria: Un momento, por favor, que se pone el señor tal Yo me pregunto: ¿por qué mi viejo amigo rio me llama directamente? ¿Su tiempo es más valioso que el mío? ¿Cree ser más importante llamándome por medio de su secretaria? ¿No se apercibe que por su descortés cursilería su secretaria sabe ya que los amigos antiguos le llamamos mamonazo El ejecutivo y el político- q u e en costumbres son la misma cosa- -nunca llegan puntuales a una cita, ni reciben a la hora pactada cuando el encuentro se ha programado en su despacho. Se disculpan huecamente, como quien no quiere disculparse, y le hacen ver a la víctima de la falta de educación, que siempre es más educado, esta imagen agobiante de su frenesí laboral: Perdone usted por el retraso, pero es que se me ha amontonado el trabajo con unos asuntos urgentes. Como si los asuntos urgentes se amontonaran solos. Dicen que la puntualidad es cortesía de reyes. No hay que tirar tan alto. Sucede que los reyes son, por formación y cuna, personas bien educadas. El ejecutivo y el político, más aún si pertenecen a la subespecie de agresivos suelen ser unos cursis y unos horteras convencidos de que la falta de atención hacia los demás determina mayor importancia. Hace poco, el Rey, por impedimentos naturales causados por la nevada caída sobre Madrid, llegó con. retraso a un acto, y antes de pronunciar su discurso se disculpó por su involuntaria tardanza con estas palabras: Dicen que la puntualidad es cortesía de reyes, pero en este caso ha sido cortesía de ustedes. Eso nunca lo hubiera dicho un importante ejecutivo o político de la ineducada España de hoy. Y si alguno me llama para quejarse por esta columna, le recomiendo que no pierda el tiempo. Estoy reunido. Solo, pero reunido. Alfonso USSIA Aprender catalán La Unión de Africanos de Lérida y Provincia, que cuenta, con 250 miembros, parece dispuesta a integrarse plenamente en la sociedad catalana. Para ello, y entre otras iniciativas, crearán en la capital del Segre un taller de artesanía africana e impartirán clases de catalán y castellano a los trabajadores de color allí afincados. Y, para que esta integración sea aún más completa, quieren crear un torneo de fútbol que lleve el nombre de Jordi Pujol y que permita así ver jugar a su propio equipo: el África Stars. Aranjnez Buena lección se desprende de lo ocurrido en el Ayuntamiento de Aranjuez y sus secuelas. La Agrupación Socialista del Real Sitio ha sufrido, ya antes de estos fríos, un acalorado ataque de ira contra unos compañeros que de forma contumaz se han dedicado a desacreditar a otros. De resultas ha propuesto la expulsión del partido para los acerbos críticos. Carecemos de elementos de juicio que nos permitan formular imparcialmente el que nos merecen los ofendidos y los ofensores. Acaso los primeros tengan razón; y acaso no sepa para montar en cólera y la razón asista a los segundos. En todo caso, este género de actitudes no está de acuerdo con el progresismo. Un progresista no puede condenar tan enérgicamente y menos aún excluir. Cuando en Roma han llamado la atención a algún clérigo por predicar doctrinas disconformes con la ortodoxia, los bramidos contra la intolerancia, la involución y el reaccionarismo se han oído en todo el planeta. Y ahora ocurre que se excluye de una formación política a quienes se dice que son censores implacables de unas conductas. América y la Corona Se ha concedido al Rey el Premio Hispanoamericano de la Paz, fundado en Colombia. El galardón es reconocimiento a su constante defensa de la paz, los derechos humanos y la unidad de los países hispanoamericanos y se une así a las muchas muestras de admiración y respeto que recibe Don Juan Carlos I por la labor realizada dentro y fuera de España. Sin embargo, éste entraña un significado especial. Se trata de un premio que procede de unos países estrechamente unidos a la Corona de España. Sus pueblos demuestran en cada uno de los viajes que realizan los Reyes a esas tierras profunda estima hacia su figura. Y. es por medio de este reconocimiento internacional como se expresa uno de los sentidos más profundos de la función de reinar. Empiece el (fía conABCB Tarifas de suscripción Mes Ptas. Trimestre Ras. Semestre Ptas. Anual Ptas. 12.200,23.350, Madrid 2.280,6.350, Hágasesuscriptorde