Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE SEMANA Domingo cine Sesión de tarde Estrenos TV Huppert, la otra Isabelle del filme de Téchiné El arte de Conchita Velasco, al servicio de un fin totalmente humanitario Los personajes reales y los intérpretes en la pantalla Las hermanas Brónte Director: André Téchiné. 1979. Color. Ciento dieciocho minutos. Domingo, a las diez y media, por la Segunda Cadena, en Domingo cine Las chicas de la Cruz Roja Director: Rafael J. Salvia, 1959. Color. Ochenta y ocho minutos. Domingo, a tas cuatro, por la Segunda Cadena, en Sesión de Tarde Gomo personas normales Director: Harvey Hart. 1979. Color. Noventa y seis minutos. Domingo, a las seis y media, por la Primera Cadena, en Estrenos TV El fin de semana va de biopics como llaman los americanos a las películas que retratan las vidas de personajes reales, y preferentemente célebres. Y tras el pintor Toulouse Lautrec les toca el turno a las novelistas Emily, Charlotte y Anne Brónte, la más conocida de las cuales es la primera, por su sensacional Cumbres borrascosas obra cumbre de la literatura gótica inglesa, seguida de cerca por la segunda, el más conocido de cuyos textos es Jane Eyre habiendo sido ambas obras llevadas al cine en más de una ocasión, lo mismo que la propia vida de las hermanas, que ya protagonizaron un filme de Curtis Bernhardt La versión que del tema nos da André Téchiné es, con no haber sido maravillosa la primera, muy inferior a la misma, básicamente por un exceso de preciosismo que, por momentos, hace que las imágenes linden con la cursilería, mientras los personajes resultan, de puro literarios casi ridículos. A ello contribuyen las poco afortunadas labores de las tres actrices que encabezan el reparto, Isabelle Huppert, Marie France Pisier e Isabelle Adjani, que, pese a ser tres grandes del cine francés, en esta ocasión, acaso por culpa de una dirección equivocada, están muy por debajo de su nivel habitual. El filme, que en su día fue presentado en el Festival de Cannes, es, salvo error, inédito en España, y, en última instancia, se comprende que así sea. Mala Pasable Se inicia con esta película, en su día enormemente popular, un ciclo dedicado a la comedia cinematográfica española, que se compondrá de once títulos, no todos excesivamente representativos del género, pero, de alguna manera, capaces de dar una idea no de lo mejor del mismo, sino de cómo éste se desarrolló durante casi dos décadas, adscribiéndose a unos patrones muy peculiares, con origen en los filmes italianos de parejas de los que fue ejemplo puntero Tres enamoradas pero, adaptando su, por así decirlo, filosofía a la de la España del predesarrollo y del propio desarrollo. En clave de saínete, con frecuencia más populachero, o populista, que auténticamente popular, aquellas películas que, en buena medida, fueron imitaciones de la que ahora se emite, nos presentan una serie de historias o historietas entrelazadas entre sí con cualquier pretexto, en este caso la participación de las protagonistas en una cuestación del Día de la Banderita. Todo en tono menor, pero no sin cierta pretensión digamos moralizante como es habitual en la obra del guionista del filme, Pedro Masó, que también intervino en su producción y en el auge del género, junto con Dibildos, de quien, curiosamente, parece que no va a haber muestras en el ciclo. Lo que a casi treinta años vista se salva de la película, particularmente ñoña, y por descontado engañosa, son las actuaciones de algunos de sus intérpretes, con una Conchita Velasco jovencísima. Basándose en la vivencia de dos personajes reales, Roger y Virginia Rae Meyers, que sirvieron de base a la novela de Robert Meyers convertida en guión por Joanna Lee, el telefilme de Harvey Hart- u n tránsfuga de la pantalla grande, en la que no logró éxitos sobresalient e s- nos cuenta la historia de amor de dos jóvenes, minusválidos psíquicos, que, contra la opinión de quienes les rodean, deciden llevar adelante su idilio como personas- normales Se ha logrado evitar el melodramatismo poco menos que inherente a la situación de base, y como la puesta en escena es con- vincente y la interpretación, especialmente la de Linda Purl, soberbia, la película se ve con interés. AMERIKA SERIE SOBRE UNA HIPOTÉTICA INVASIÓN SOVIÉTICA EN USA La cadena de televisión ABC sigue adelante con sus planes de emitir por televisión a partir del 15 de febrero la serie Amerika pese a la oposición de las Naciones Unidas y las amargas críticas soviéticas. La serie, que en total dura catorce horas y media, y que la ABC ofrecerá en seis capítulos en los horarios de mayor audiencia, relata una hipotética invasión soviética de Estados Unidos en los años noventa con el empleo de los cascos azules de la ONU. El secretario general del organismo internacional, Javier Pérez de Cuéllar, y altos ejecutivos de la cadena televisiva intercambiaron cartas con cierta frecuencia desde que se supo de la existencia de la serie. Pérez de Cuéllar consideró que en ella había demasiadas alusiones directas a la ONU que podrían tergiversar ante el espectador estadounidense su verdadera función y por ello pidió, sin éxito hasta ahora, la retirada de toda referencia negativa. De por sí polémica por el tema, Amerika incluye todos los ingredientes para la discusión y ataca de lleno la función pacificadora de los cascos azules a quienes convierte en brazo represivo de las fuerzas invasoras. De acuerdo con la sinopsis de la serie, durante la invasión soviética el nombre de las Naciones Unidas y sus propósitos han sido usurpados y las fuerzas de la Unidad de Servicios Especiales de la ONU (UNSSU) principalmente del Tercer Mundo, gobiernan en el país bajo control soviético Las UNSSU utilizan la bandera de las Naciones Unidas con su famoso logotipo flanqueado por las banderas de Estados Unidos y la Unión Soviética; sus soldados, muchos de ellos de Centro y Sudamérica, visten uniformes negros y tienen la tarea de aplastar los brotes de resistencia nacionalista. Para la ABC, Amerika es un amplio tapiz, ricamente confeccionado, tejido sobre la vida de un país, su gente y su espíritu y sobre lo que ocurre cuando se pierde el espíritu y las libertades del país, siempre retadas, siempre frágiles ABC 101 Buena Muy buena Para cinefilos VIERNES 16- 1- 87