Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 64 TRIBUNA ABIERTA VIERNES 16- 1- 87 i preguntáramos a qué se debe la inflación que p a d e c e m o s desde hace más de una década, la mayoría de los economistas responderían inmediatamente que a un exceso de dinero en poder del público. Sin embargo, tanto el concepto del dinero como la naturaleza de la inflación han experimentado una profunda transformación con el paso del tiempo. La primera explicación de una subida inflacionista de los precios la dio una tosca formulación de la teoría cuantitativa, que atribuía toda variación del nivel general de precios a un cambio en la cantidad de dinero que entonces estaba representado por monedas acuñadas en oro, plata, cobre y níquel. Ya en nuestro siglo, el economista norteamericano Irving Fisher formuló en 1911 una versión moderna de dicha teoría: MV PQ, es decir, el volumen de dinero u oferta monetaria (M) multiplicado por la velocidad de circulación del dinero (V) es igual al nivel general de precios (P) multiplicado por la cantidad de bienes y servicios que se puede comprar con el dinero disponible (Q) Esta sencilla fórmula adolecía, sin embargo, del defecto de suponer que V y Q son constantes, con lo que se ignoraban los efectos de las variaciones de los tipos de interés sobre la velocidad de circulación del dinero y sobre el volumen de la producción y el nivel de empleo a través del efecto multiplicador de las inversiones. Antes de que Keynes demostrara que el tipo de interés es una variable puramente monetaria se creía que éste estaba determinado por el ahorro y la inversión, y, por tanto, que no dependía de la oferta y la demanda monetarias. En su famoso opúsculo de 1940, Cómo pagar la guerra, Keynes definía la inflación como una subida del nivel general de precios ocasionada por un exceso (gap) de la demanda global sobre una oferta rígida, por haberse alcanzado el pleno empleo. El genial economista británico no quiso sacar las debidas implicaciones de su hallazgo y siguió admitiendo que tanto la velocidad de circulación del dinero como el nivel de la producción eran constantes en un proceso inflacionista. Para Keynes, paro e inflación eran fenómenos no concurrentes. La concurrencia de ambos males era algo inconcebible en el pensamiento keynesiano, que asociaba el desempleo con la caída del nivel general de precios (deflación) Hoy la crisis económica y el paro masivo no provo- s NATURALEZA DE LA INFLACIÓN ESPAÑOLA BANDERAS Y ESCUDOS de todo el mundo y banderas para publicidad. MÁSTILES todo tipo y medidas. Reposteros. Pináculos. Gradas. Tribunas. Mesas y sillas para oradores. Megafonía y todo lo necesario para actos públicos. VENTA Y ALQUILER General Pardiñas, 347; MADRID 28001- 275 12 38- 275 13 47 realidad, constituye una de sus causas. La abundancia del dinero subsidiario y de Por Emilio de FIGUERÓA los surrogados del diCatedrático de Política Económica nero permite que sucan una deflación, como sucedía entonces, ban los precios como si se tratara del dinero debido a que la mayoría de los precios no es- propiamente dicho, ya que desempeñan las tán determinados por la oferta y la demanda mismas funciones monetarias, pero devencomo antes, sino que son precios administra- gando mayores tipos de interés, con las condos, de monopolio y oligopolio, irreversibles a secuencias negativas antes señaladas sobré la baja al disminuir la demanda. El más imel nivel general de precios y el empleo. portante de los costes de producción (los saLas autoridades monetarias, al ver frustralarios) no disminuyen al aumentar el paro, dos sus objetivos, insisten en la aplicación de con lo cual, al contraerse la demanda efectiuna política monetaria restrictiva, que se ejerva, se incrementa aún más el mismo. ce fundamentalmente sobre el dinero propiaEn España llevamos más de un decenio mente dicho, ya que el control sobre el dinero con una importante inflación y un grave paro, subsidiario y los surrogados del dinero es iny la justificación de este aparente contrasenti- directo y más difícil de conseguir; es decir, si do, con arreglo a la sabiduría convencional, se reduce el volumen de dinero propiamente se logra abandonando el supuesto de la por debajo de lo necesario para luchar contra constancia de V y Q en la teoría cuantitativa. una inflación que no es de demanda, sino de Ello implica, sin embargo, un nuevo concepto costes, aumentarán el dinero subsidiario y los del dinero y de la inflación. surrogados del dinero. Esto creará una grave El dinero propiamente dicho (la M, está situación a las empresas medianas y pequeconstituido por las monedas acuñadas, los bi- ñas, que son las que generan más puestos lletes del Banco emisor y las cuentas corrien- de trabajo, al encarecerse la financiación. El tes bancarias a la vista. El dinero subsidiario número de suspensiones de pago y de quielo forman las cuentas de ahorro y los depósi- bras habidas en España desde que se adoptos a plazo. Desempeñan también funciones tó esta política económica lo confirma. monetarias los denominados surrogados o sustitutivos del dinero (letras de cambio, paLa existencia de un gran déficit público, en garés, tarjetas de crédito, etcétera) El con- estas circunstancias, agrava la situación, junto, de todas estas formas de medios de puesto que su financiación exige, en parte, pago son los Activos Líquidos en Poder del un trasvase crowding out de recursos moPúblico (los ALP) netarios y financieros desde el sector privado Si identificamos los ALP con la oferta mo- al sector público. La abrumadora cuantía netaria, tienen razón los que afirman que no (11,02 billones de pesetas) de la deuda de puede haber inflación sin una expansión de la este último sector eleva aún más los tipos de oferta monetaria, pero si definimos ésta por el interés, con el consiguiente impacto negativo volumen de dinero propiamente dicho, puede sobre la inversión privada y el nivel de emhaber inflación si éste no alcanza, por defec- pleo. to, el nivel adecuado para financiar toda la La política de saneamiento, que tantos saactividad económica. crificios está costando al pueblo español, no Esta heterodoxa explicación de la inflación, ha logrado la estabilización de nuestra econoo mejor dicho, de un tipo particular de inflamía, como lo demuestran los siguientes heción, en que coexisten el paro y el alza del chos: una inflación de más del 8 por 100, un nivel general de precios stagflation se déficit público que representa el 6,2 por 100 justifica del siguiente modo: cuando escasea del PIB, a pesar de haber aumentado la preel dinero propiamente dicho, aumentan el di- sión fiscal un 8,55 por 100 desde 1973- acnero subsidiario y los surrogados del dinero; tualmente supone el 29,87 por 100 del PIB- pero esto implica una subida de los tipos de un paro (EPA) de tres millones de personas interés con dos efectos negativos: 1. crece- -la mayoría jóvenes- que representa el 22 la velocidad de circulación del dinero, lo cual por 100 de la población activa- una de las provoca una subida del nivel general de premenores de Europa- y una subutilización de cios; 2. disminuye la inversión, con la consi- la capacidad productiva nacional. guiente reducción del Producto Interior Bruto Se impone, por tanto, un cambio de la polí (PIB) real, o de su tasa de crecimiento, y del tica económica para salir dé la crisis. nivel de empleo, lo que explica la coexistencia del paro y de la inflación. En la Edad Media, la escasez de dinero daba lugar a la aparición de la usura con elevadísimos tipos de interés; ahora se origiDE EXISTENCIAS Telas, tapicerías, muebles, lámparas, accena un aumento del dinero subsidiario y de los sorios decoración surrogados del dinero, con una fuerte alza de los tipos de interés. Esto no niega la existencia de inflaciones Paseo de La Habana, 137 de demanda provocadas por un exceso de dinero, como la que tuvo lugar en Alemania después de la primera guerra mundial y las BUSCO SOCIO CAZA MAYOR padecidas en Suramérica; pero este tipo de Aporto finca en Extremadura de 3.800 Has. inflación se caracteriza por unos bajos tipos Apartado de Correos 14.931, Madrid de interés (dinero barato) escaso paro y grandes facilidades de crédito. SE ALQUILA OFICINA LUJO Hay quien considera la subida de los tipos 800 metros c Eduardo Dato, 3 de interés como una consecuencia del tipo de Teléfonos 261 23 83- 261 25 38 inflación que ahora padecemos, cuando, en LiaUIDAGION TOTAL