Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 16- 1- 87 REPORTAJE A B C 53 s a Antonio María de Oriol (I) se volvió sobre el veía la acción, escribe comomás experiencia. tema: serequeuna acción lejana que riría Nunca se haiducirse los hechos bíaYestudiado un plan. planteó la acasí cuando se los partidos extremistas de derecha e izquierda quedarían desbancados y ganarían aquellos caracterizados, por una imagen de moderación y un historial antifranquista más bien platónico. Claro que algunos de estos últimos cultivaban entonces un verbalismo radical bastante peligroso, y que en algún caso ha arrastrado consecuencias nefastas. El comportamiento popular sorprendió enormemente a casi todos los expertos, nacionales yextranjeros. Mejor o peor percibieron el ambiente algunos viejos antifranquistas, singularmente Carrillo, a cuya moderación tanto se debe. Pero el PCE (r) -GRAPO militaba, desde luego, en la multitud de los desacertados expertos. A fin de echar por tierra el referéndum, el PCE (r) -GRAPO lanzó una agitación muy intensa, con miles de pintadas, octavillas, pegati- ñas y carteles. La campaña culminaría en un espectacular atentado contra las principales instalaciones de TVE, que silenciase por varios días al principal medio de propaganda fascista Las bombas que se colocaron en instalaciones de TVE en Madrid, la sierra próxima y en distintos repetidores, varios días antes del referéndum, ocasionaron daños considerables, pero los efectos fueron insignificantes: breve interrupción en las emisiones a Canarias. La causa del fracaso era doble: no se conocían las instalaciones lo bastante bien para destruir los centros clave y TVE contaba con medios para seguir emitiendo. ción, con el referéndum encima, Cerdán, que dirigía el GRAPO, se negó a realizarla. El resto de la comisión política, máximo organismo del PCE (r) -GRAPO, tuvo que esfor- zarse para convencerlo. Alegaba Cerdán que no había infraestructura mínimamente preparada ni experiencia de un golpe así. Se le contestó que el momento político era lo que contaba y que la filosofía del partido rezaba que si esperamos a El secuestro se bautizó como Operación Cromo al exigir un intercambio de prisioneros y en alusión a los intercambios de cromos que hacen los niños. A partir de ahí las cosas se complicaron. El Gobierno no cedió. Se barajó la conveniencia de cumplir la amenaza de muerte, pero ello no entraba en las intenciones iniciales y, sobre todo, había la conciencia de que una baza de tal categoría no podía perderse por nada. Retener a Oriol suponía tener retorcido el brazo al Gobierno y paralizar o dejar en la cuerda floja sus proyectos políticos. Se contaba con que ello agravaría las contradicciones en el seno de la casta dominante mientras se ponía de relieve ante el mundo entero su impotencia. ¿Y el riesgo de goipe militar? Para el partido, el golpe estaba ya dado, puesto que el Ejército tutelaba directamente la transición, aparte de ser el mismo del golpe del 18 de julio del 36. ¿Iba a dar un golpe contra lar inmediatamente a Oriol y compraría alguno o algunos pisos. La sí mismo? guía telefónica y tal vez Brotons En aquel contexto entraron en- -otro miembro de la comisión políti- juego unos c o n t a c t o s con el c a- que había trabajado en una MPAIAC de Cubillo. Contactos marempresa de los Oriol, dieron la in- ginales adquirieron interés de pronformación básica. Se siguió a la to, al prestar Cubillo el apoyo de su presa desde su mansión, fuera de emisora, que pertenecía al Gobierla ciudad, hasta la fundación que no argelino y estaba mediatizada, presidía, cerca de la Puerta de Al- como el MPAIAC mismo, por los calá. La futura víctima viajaba con servicios secretos de Argel. La codos policías, y se observó que és- nexión se estableció vía París, dontos iban poco atentos, en plan muy de estaba Martínez Eizaguirre, ocurutinario. pado en buscar desde hacía años y Al mismo tiempo se compró uno con escasísimo éxito apoyos intero dos pisos, tras lo cual Cerdán se nacionales, de preferencia en China sintió más a gusto. Se había decidi- y Albania. Fue éste el único eledo asaltar a Oriol cuando entrara en mento internacional en la Operala fundación. Pero en el momento ción Cromo y desde luego no incrucial la indecisión había paraliza- fluyó lo más mínimo por entonces do al grupo por una o dos veces. en el PCE r) Había, además, un Se estudió y desechó en seguida fondo de desprecio muy marxista un proyecto de actuar en la misma hacia aquellos pequeñoburgueses residencia de Oriol. La comisión or- radicalizados los argelinos y el denó entonces que a la próxima MPAIAC. ocasión el grupo actuara sin excusa, afrontando todos los riesgos. También se pensó Conforme el referéndum se hacía en Fraga inmediato, el nerviosismo crecía. Se Martínez Eizaguirre no desempetemía que si el secuestro ocurría el mismo día o la víspera, el Gobierno ñaba ningún papel en las decisiosilenciaría la noticia para salvar su nes, tomadas exclusivamente por la maniobra, y entonces aquél perde- comisión política. Como el resto del V tas, se alzaba una vía realmente efectiva de obtener reivindicaciones. Ahora bien, el problema inmediato era: ¿no dispondría un personaje así de una escolta que lo alejara del alcance del partido? La experiencia de años había demostrado que la protección de personajes y edificios oficiales acostumbraba ser mínima y rutinaria. Todavía podía entrarse fácilmente en Ministerios y dependencias militares y deambular por sus pasillos portando bolsas que nadie examinaba. Así se habían introducido las bombas del 18 de julio de aquel mismo año. Se resolvió que Cerdán haría vigi- ría en buena medida su efecto. Por otra parte, ninguno tenía mucha seguridad en el éxito. La protección de Oriol parecía poco seria, pero la propia audacia de la acción cortaba el aliento. Cuando la operación se realizó, Cerdán comentó: Pero no creíais que realmente se consiguiera, ¿verdad? Expresaba también su propia incertidumbre. Surgen complicaciones Cuando el Gobierno no cedió a nuestras pretensiones se barajó la conveniencia de matarle Pero retener a Oriol vivo suponía tener retorcido el brazo al Gobierno y paralizar sus proyectos políticos Al final, la Operación Cromo como la llamamos, fracasó y la Policía halló un buen hilo del que tirar estar preparados, nunca lo estaremos. Nos preparamos afrontando las tareas que la situación nos impone, no rehuyéndolas Además, Oriol era una figura de tanto peso, que los fascistas accederían en seguida a las exigencias del partido, de forma que el problema se limitaba a guardar al preso tres o cuatro días, y para eso se emplearía, si no quedaba más remedio, un piso cualquiera de los miembros de la comisión política. Antonio María de Oriol y Urquijo reunía cualidades que un marxista tenía que estimar muy alto: era cabeza de la familia más influyente de la oligarquía monopolista en rigor, cabeza del gran capital, mucho más poderoso en el fondo que el más relevante político. Sin contar que él mismo era un político destacado: había sido ministro de Justicia y era miembro del Consejo del Reino y otras instituciones. Su apresamiento dejaría el referéndum y todo su significado en segundo plano, tendría vasta repercusión internacional y atraería la atención sobre la farsa de la reforma. Pero sobre todo humillaría profundamente al Estado y demostraría a la población que, frente a las ilusiones reformis- Por qué se eligió a Oriol De haber tenido éxito el ataque a TVE, el secuestro de Oriol ni se hubiera planteado. De hecho, la dirección del PCE (r) pensó en darse de todos modos por satisfecha. Pero la impresión de fracaso y la de estar ante un momento histórico estimularon a intentar un nuevo golpe. Lo del secuestro se le ocurrió al secretario general, Pérez Martínez. La idea venía de atrás, y su autor fue probablemente Delgado de Codes, entonces en prisión, o quizá el mismo Pérez Martínez. Un año antes se había discutido por encima el asunto, como una manera de forzar la libertad de miembros importantes del partido si cafan presos. Pero no M