Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 A B C REPORTAJE ViRNES T 6- 1- 87 Así secuestram Hace diez años que se realizó el secuestro de Antonio María de Oriol u Operación Cromo como lo llamó el PCE (r) Debiera ser tiempo suficiente para hablar de ello con sobriedad en los dos sentidos de la palabra. En mi libro Reflexiones sobre el terrorismo señalé: El terrorismo ha creado situaciones gravísimas... desde el mismo inicio de la andadura democrática. Probablemente, la más angustiosa de tales situaciones fue la que se produjo en torno al referéndum de diciembre del 76. Recordemos que entonces todo vendría que la opinión pública, y era incierto. La izquierda había con- principalmente quienes la orientan, denado e intentado boicotear el re- empezarán a tener una ¡dea algo feréndum. Los cables entre la anti- clara sobre estos asuntos. Porque gua oposición y el poder carecían lo que sigue privando es una mende consistencia. Los recelos mutuos talidad irracional, de la que el preenturbiaban las perspectivas y las tendido misterio GRAPO es la líneas maestras de la reforma no se más lograda muestra. mostraban claras en sus trazos. El El misterio GRAPO ha sugesPCE tenía insegura una legalización tionado a muchas imaginaciones que, por otra parte, hacía rechinar vulgares, sin darles por ello mayor algunos engranajes del Estado. Nu- potencia no ya creativa, sino a semerosos antifranquistas salían a la cas. Y es porque los misteriófilos se luz ansiosos de revancha o con am- han quedado a medias; tendrían El secuestro de don Antonio María de Oriol biciones desaforadas, y ninguno que elevar su arte especulativo des- a l igual que los de derechas- con de las extrañas conexiones CIAexperiencia para la realidad política KGB o policial- reaccionarias a un que despuntaba. La repulsa es unánime en iodos los sectores del país nivel superior: el de los ovnis y Junte nwítra m í t retunda condena da M U acción torror ita, qvtramo extraterrestres. Sus lucubraciones reulear qu M MCMarl mis qs nunca, la wtnidad. Esti n juago i id Desde un enfoque terrorista no no ganarían en verosimilitud, pero a da un hombra da bl n y ren patriota, paro adamé podría t w an ago a) mismo perfil da nuestro futvro. En d titulo d t adJtorial da boy, A B C m u me podía concebirse momento más idó- decir verdad tampoco perderían y, i p mami nto: Padímot Españ toda y foriakn Gobierno. neo para asestar el golpe de gracia: en cambio, resultarían más sugestilos secuestros sucesivos de dos de vas si cabe. Con esta portada ABC anunció, en su número del domingo 12 de di- las principales personalidades, del Este trabajo no animará a los ciembre de 1976, el secuestro del entonces presidente del Consejo de Estado y la economía una, del Ejército la otra, tenían que estremecer amantes de tales puerilidades: es Estado, don Antonio María de Oriol y Urquijo hasta la médula al aparato y el di- algo más aburrido, pero espero que seño político de la embrionaria re- también más serio, forma. El secuestro de Oriol se perpetró en un ambiente caldeado por Dinamitar el referéndum duras manifestaciones, con muertos, en Madrid y el País Vasco, con- El secuestro de Oriol tenía como fluyendo las demencias en la trági- objetivo esencial dinamitar el refeca semana del 23 al 29 de enero: réndum de diciembre de 1976 y sus nuevas manifestaciones, con muer- efectos. Ese referéndum ha tenido tes y asesinatos, secuestro del ge- gran trascendencia en la historia úlneral Villáescusa, matanza en el bu- tima de España, aunque casi ninfete laboralista de la calle de Atocha gún político guste recordarlo. Y es por terroristas de derechas, más lógico. Dejando ai margen las valoasesinatos del GRAPO... Difícilmen- raciones formalistas, el referéndum te se imaginarán unos sucesos tan sacó a la luz una realidad sociopolíconcentrados, tan propicios para tica imprevista. Como se recordará, la masa de la población fue a votar, concitar a todos los demonios, unas pese a los llamamientos de la opoprovocaciones tan detonantes en sición y a la tremenda provocación unos días tan cruciales. Si aquellos que fue el secuestro de Oriol. Ello brutales y certeros golpes a la arti- demostró que la gran mayoría de culación apenas diseñada de la re- los españoles deseaba la democraforma no lograron detener la mar- cia, lo que era de esperar, y que no cha de ésta, ni siquiera forzar al identificaba esa democracia con la Gobierno a una claudicación cir- oposición antifranquista, lo que era cunstancial, convengamos en que ta mucho menos de esperar. democracia dispone de capacidad Todo ello tuvo enorme importanpara responder a casi cualquier cia porque dibujó el talante popular reto. profundo que hizo después posible La fuerza de la democracia, sin que los partidos jugaran, aprendieembargo, no es inagotable, como ran y corrigieran sus demagogias han demostrado otros casos, y con- iniciales. En sucesivas elecciones Pío Moa, uno de los que participaron sus reflexiones a los diez años de p Desde un enfoque terrorista, era el momento más idóneo para asestar el golpe de gracia a la transición El ambiente estaba caldeado por duras manifestaciones tanto en Madrid como en el País Vasco El secuestro tenía como objetivo esencial dinamitar el referéndum de diciembre demil novecientos setenta y seis La experiencia nos había demostrado que la protección depersonajes y edificios era mínima y rutinaria Se eligió a esta figura por ser la cabeza de la familia más influyente de la oligarquía monopolista