Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
307 A B C INTERNACIONAL VIERNES 16- 1- 87 Horizonte YA SE VAN LOS SOLDADOS El día 5 de este mes de enero aterrizaron inesperadamente en Kabul el ministro de Asuntos Exteriores de la URSS, Edouard Shevardnadze, y el secretario del Comité Central del PCUS para la política exterior, Anatoli Dobrynin, ex embajador en los Estados Unidos. Se creyó entonces que ese viaje a tan alto nivel estaba relacionado con la retirada de las tropas soviéticas estacionadas en Afganistán, en número calculado entre 100.000 y 115.000 hombres. Ayer se confirmó que de eso se trataba, al anunciarse en Moscú y en Kabul que los Gobiernos ruso y afgano han llegado a un acuerdo para esa retirada de tropas. Cuando redactamos estas líneas todavía no conocemos el calendario de la retirada. Lo que sí sabemos es que el Gobierno afgano preferiría que los rusos permaneciesen cuatro años más en Afganistán; que en Moscú piensan que con dos años es suficiente; que en Pakistán están pensando en seis meses, y que los guerrilleros muyahidines en ¡ya! El anuncio ruso- afgano coincide- -y supongo que no por casualidad- con el alto el fuego unilateral, en vigor desde ayer, declarado por el Gobierno del doctor Nayibullah, y que por una duración de seis meses ha sido ofrecido a la guerrilla juntamente con un paquete de tentaciones como, por ejemplo, la de llegar a formar un Gobierno de reconciliación nacional en el que la guerrilla estaría airosamente representada. Sin embargo, los guerrilleros se han apresurado a contestar que no, que no les interesa la oferta si antes no va precedida de la repatriación de las tropas rusas. Esto no es una novedad: esa respuesta estaba prevista porque la anunciaron hace bastante tiempo. Ya les dijimos a ustedes en su día que no iba a ser nada fácil la pacificación de Afganistán; las pacificaciones siempre son difíciles, porque al menor descuido se convierten en capitulaciones; pero la cosa se endiabla cuando los interlocutores son un Gobierno por un lado y una serie de guerrillas por otro, entre otras cosas porque en primer lugar las guerrillas tienen que ponerse de acuerdo entre sí y eso suele ser un jeroglífico. Un interlocutor con múltiples cabezas, todas calientes y todas borrachas de gloria, es para volverse loco. Estamos sólo en los comienzos de esta historia, cuando todas las posturas son maximalístas. Pero es de suponer que el tiempo, la fatiga y la sangre irán metiendo sentido común en unos y otros, si bien el tan próximo ejemplo de Líbano, donde las guerrillas parecen dispuestas a combatir hasta el día del Juicio Final, no es muy alentador. Ambas partes tienen razones sobradas para no fiarse un pelo de las mutuas intenciones. ¿En qué quedaría lo de formar un Gobierno de reconciliación nacional? ¿Es de verdad viable? Y, sobre todo, ¿cómo evolucionará Afganistán a partir del momento en que el último soldado ruso sea repatriado? Muchos son los que temen una guerra civil continuada, incluyendo la posibilidad de que ganen los muyahidines en cuyo caso ¿qué haría la Unión Soviética? No sabemos exactamente cuántas organizaciones guerrilleras luchan en Afganistán. -Deben de ser numerosas. Nosotros sabemos por lo menos de siete, representadas por la Alianza Islámica de Muyahidines Afganos (AIMA) y cuyo portavoz es un tal Said Mohamed Nbi Mohanmeni. A este hombre se atribuye esta frase: ¿Por qué no negociamos directamente con los rusos y dejan de esconderse detrás de sus marionetas? Manuel BLANCO TOBIO Dimite Kreisky, presidente del Partido Socialista austríaco Viena. José Grau A la vista de la gran coalición derechaizquierda que el Partido Socialista y el Popular (conservador) han acordado en Austria, se puede decir que el resultado, de las elecciones parlamentarias que se celebraron en noviembre ha sido el de empate. El reparto actual de escaños es: 80 (Partido Socialista) 77 (Partido Popular) 18 (Partido Liberal) y 8 (Verdes) Socialistas y- populares han pactado tanto la línea a seguir en los próximos cuatro años como el reparto (a partes iguales) de las carteras ministeriales. El jueves, Alois Mock, el jefe del Partido Popular, y Fred Sínowatz, el jefe del Partido Socialista, dieron a conocer la composición del nuevo Gobierno. Los ministros del nuevo Gabinete que pertenecen al Partido Socialista serán los siguientes: Franz Vranitzky (canciller federal, pese a no ser el jefe del del Partido Socialista) Ferdinand Lacina (ministro de Finanzas) Rudolf Streicher (Transportes e industria estatal) Alfred Dallinger (ministro de Asuntos Sociales) Karl Blecha (ministro del Interior) Franz Loeschnak (ministro de la Cancillería) Hilde Hawlicek (señora ministro de Enseñanza) y Johanna Dohnal (secretaría de Estado para los asuntos femeninos) Los ministros del Partido Popular serán: Alois Mock (vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores) Ftobert Graf (ministro de Economía) Josef Riegler (ministro de Agricultura) Robert Lichal (ministro de Defensa) Hans Tuppy (ministro de Investigación) Heinrich Neisser (ministro de la Cancillería) Marilies Flemming (señora ministro de Familia y Medio Ambiente) y Johannes Dietz (secretario de Estado en el Ministerio de Finanzas) Queda por cubrir el Ministerio de Justicia, aunque es seguro que lo hará una persona sin afiliación a un partido. Así se guardará la paridad. En la reunión que ha tenido la directiva del Partido Socialista han habido críticas a esta gran coalición Según estas voces, el Gabinete presenta una imagen absolutamente conservadora porque el canciller es un pragmático y el ministro de Asuntos Exteriores es Mock La muestra más notable de que la era Kreisky ha terminado es que él mismo, en una primera reacción de descontento, na dimitido de su puesto de presidente de honor del Partido Socialista, y de otros cargos honoríficos que tenía. La seguridad USA en peligro, por el marine que se dejó seducir en Moscú Declaraciones a la Prensa del secretario de Defensa, Weinberger Washington. Efe De espantoso ha calificado el secretario de Defensa, Caspar Weinberger, el daño a la seguridad de Estados Unidos que puede haber ocasionado el marine que se dejó seducir por una agente, del KGB en la Embajada norteamericana de Moscú. En una entrevista con el diario conservador Washington Times Weinberger explicó que las investigaciones preliminares denotan que- e l presente caso de espionaje- es bastante grave Anadió que la justicia militar pedirá la pena KGB que colocaron aparatos de escucha en máxima para el sargento Clayton Lonetree si varias máquinas de escribir en todo el edificio. Asimismo, la cadena de noticias ABC se confirman las acusaciones. Durante el año y medio (1984- 1986) que supo de fuentes oficiales que desde su deLonetree fue guardia de la Embajada, sostu- tención el pasado 31 de diciembre, Lonetree vo una relación amorosa con una empleada ha declarado que pasó al KGB los nombres soviética de la legación que trabajaba para el de los ciudadanos soviéticos que trabajaban KGB como golondrina agente no profesio- para la CÍA, así como información sobre los nal utilizado en misiones de infiltración. Se dispositivos de seguridad instalados en la sospecha que el sargento facilitó la entrada a Embajada. Sería espantoso si todo esto fuela misión diplomática a otros agentes del se cierto comentó Weinberger. Pinochet autoriza los partidos políticos, excepto los marxistas Santiago. Agencias La Junta Militar Chilena ha aprobado una ley por la que se autoriza la formación de partidos políticos, con la excepción de los de ideología comunista. La propuesta realizada por Augusto Pinochet fue aprobada ayer. Con esta ley se cumple una de las promesas realizadas por el dictador chileno en el discurso de fin de año. Fuentes de la oposición chilena han criticado ya esta nueva ley, que mantiene un estricto control sobre las actividades de los partidos, a los que prohibe, entre otras cosas, el mantener contactos con otras fuerzas sociales o el recibir ayuda extranjera. nii