Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 13- 1- 87- CULTURA -ABC, pág. 37 Manuel del Valle niega a los empresarios articipar en la organización de la Expo 92 SAHÍIR Serias difí rí ní iíis n a r a anrnhar f l Plan flsnprial de La Cartuja diferencias para aprobar el Plan especial d La Cartilla. Un árbol trimilenario en la poesía de Rafael Alberü Madrid. Pedro Corral Los hijos del drago y otros poemas es el nuevo libró del poeta Rafael Alberti, que fue presentado ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. La nueva obra del fecundo autor gaditano corresponde en parte a dos títulos que ya tiene en marcha: Los hijos del drago II y Amor en vilo Editado por la Diputación Provincial de Granada en la colección Maillot amarillo que dirige Luis García Montero, Los hijos del drago y otros poemas reúne buena parte de las últimas creaciones poéticas del autor de Marinero en tierra En el acto celebrado ayer, que presentó la profesora Fanny Rubio, Alberti explicó que el drago es un árbol trimilenario de las Islas Canarias que ha sobrevivido a la construcción de las pirámides egipcias y al nacimiento de Cristo. Pensando en este árbol prodigioso he escrito estos poemas, aunque a veces no tengan nada que ver con él. El poeta recitó algunos fragmentos de la obra que fueron muy aplaudidos por el público que asistía a la presentación. Recuerdos como el de la ocasión en que, a sus ocho años, contempló el cometa Halley a su paso junto a la tierra en 1910, o sensaciones como la de perder los ojos, que suben hasta el techo y desde ahí le miran extrañados y sin reconocer que son sus ojos, configuran algunos de los temas de este libro de poemas. También el amor, el paso del tiempo, los toros, la amistad, aparecen en él resueltos con la original maestría de Alberti en versos libres, sonetos y romances. No se olvidó Alberti de animar ayer el acto, relatando al numeroso público experiencias de su larga vida. Entre otras cosas comentó que se fue del Congreso de los Diputados porque en ese sitio había que hilar las cosas al hablar y yo no las hilo. Junto al de Alberti, y editados en la misma colección, fueron presentados el libro De lo contado y sus márgenes del cantautor Joaquín Sabina, que recoge mis canciones más legibles y textos surgidos al margen de ellas según explicó él mismo; y los poemarios Un ca. so sencillo de Benjamín Pardo, y Los nadadores de Justo Navarro, ambos jóvenes autores andaluces. Madrid. Luis González- Besada El alcalde de Sevilla, Manuel del Valle, negó ayer en Madrid a los empresarios su participación en la organización de la Exposición Universal de 1992. Del Valle aseguró en el transcurso de la cena- coloquio celebrada en el Siglo XXI que los presupuestos públicos sobran y bastan para la financiar la propia Expo 92 Cuando aún faltan cinco años estructuras; la inversión privada ha de participar también en él: para que Sevilla se convierta en Es necesario que el sector pricentro de atención con la Expo 92, a su alcalde, Manuel del vado, el mundo empresarial- dijo del Valle- contemple este Valle, ya le preocupa lo que va a ser la ciudad al año siguiente. proceso no con la idea de obtención de un beneficio a corto El 92, un instrumento para poplazo tenciar la Sevilla del 93 fue el título de su conferencia. Estas dos últimas ideas quedaron, sin embargo, un tanto En su intervención, Manuel del desvirtuadas en el transcurso de Valle señaló la primacía para el la cena- coloquio que siguió a la futuro de Sevilla de los aspectos urbanístico y económico sobre el conferencia. En el coloquio, tanto político. Según afirmó el alcalde el comisario de la Expo 92, Manuel Olivencia, como el consejesevillano, todas las exposiciones ro de Obras Públicas de la Junta celebradas en los últimos años- Nueva Orleans, Tsukuba y de Andalucía, Jaime Montaner, y el propio Manuel del Valle admiVancouver- tenían la mira puesta en el día siguiente La tieron que existen diferencias para la aprobación del Plan Esmayor exigencia de Sevilla hacia pecial de Ordenación de La Carla Expo 92 es, según Manuel del Valle, que contribuya a la recom- tuja, del que depende en buena parte la celebración de la exposiposición y transformación económica de la ciudad. El motor de ción. Los tres matizaron, no. obarranque para lograr estos cua- tante, que existen buena voluntro objetivos es, precisamente, la tad para llegar a un acuerdo Expo 92. Por otra parte, y respondiendo a las reflexiones realizadas por El acuerdo entre las diversas Manuel Otero Luna, presidente Administraciones tiene, para Manuel del Valle, una gran impor- de los empresarios andaluces, y de Felipe Luis Maestro, presitancia a la hora de culminar este proceso de transformación de dente de la Confederación Em- Manuel del Valle presarial Sevillana (CES) Manuel del Valle negó a los empresarios su participación en la organización de la propia Exposición del 92, matizando que ésta debe quedar reducida a actividades conexas de las que serán debidamente informados Además de los citados Manuel Olivencia, Manuel Otero Luna, Jaime Montaner y Felipe Luis Maestro, asistieron a la conferencia de Manuel Olivencia en el Siglo XXI el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, el consejero de Educación de la Junta, Antonio Pascual, el presidente del Club 92, Javier Benjumea, el empresario Juan Careaga y los duques de Alba. Adjudicadas las primeras obras de la Exposición Sevilla Las empresas constructoras FOCSA y AGROMÁN, han sido las ganadoras de los dos primeros concursos de ejecución de obras en el recinto de la Exposición Universal de Sevilla de 1992. FOCSA ha sido la empresa adjudicataria de las obras de accesos provisionales ai recinto ferial- l a Isla de la Cartuja- por un importe de 15.687.028 pesetas y un plazo de ejecución de tres meses. AG ROMÁN, por su parte, será la empresa encargada del cerramiento de la Expo- 92 mediante la construcción de una cerca de malla metálica. El presupuesto ofertado es de 17.389.739 pesetas y el plazo de ejecución de las obras será de cuatro meses. NO HUBO NADA Doraba el sol todo, lo que podía, y no era poco, en el jardín. Tumbado en la hierba y con la sólita brizna entre sus pobres labios comidos por el cáncer, asintió él genéricamente: beatitud de la tarde. En esto, una vibración tremenda a sus pies. Como cuando una flecha se clava en un árbol lanzada con fuerza. Era un extraterrestre, hombrecito de tronco ancho y extremidades cortas, pero blanco y no verde; albino sin duda entre ellos. Aunque visiblemente intimidado, facundo, acribilló a preguntas al ser humano tendido en el césped: si también en el hemisferio sur fluyen los ríos de derecha a izquierda, ¿a santo de qué nos reproducimos, y no será ello hacer de tripas corazón? si quienes viven de noche lo hacen por gusto o castigados, ¿no levitaremos nunca nosotros, al fin y a la postre? Saciado que hubo el como tú y como yo la curiosidad de su visitante, le requirió a su vez. Fue, en realidad, una sola pregunta: ¿Mueren ustedes, y al cabo de cuánto tiempo y le queda a usted mucho? No es que se enfadara, es que se descompuso. Pensó el nuestro entonces: ¡Otro que la teme! mientras volvía el jardín a su calma, espachurró entre índice y pulgar a un pulgón que se le había propasado en el otro brazo y escupió la brizna de la boca deforme. Julio CERÓN