Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VI ABC 10 eneró- 1987 Algunas claves sobre un drama profundo C IERTAMENTE, no son pocos los problemas que afectan a El público; intrincadas cuestiones textuales e interpretativas corren parejas en torno a una obra sobre la que se han vertido más citas que rigor analítico, despachada muchas veces con la etiqueta de criptodrama y obra incompleta. Creo que va siendo hora de que centremos estos problemas para, hablando de ellos, ahuyentar al menos los fantasmas que han rodeado la obra en su tratamiento. El drama, aun en su incierto estado textual, que, desde luego, se presta a muchas conjeturas, ha de ser abordado más que sobre añejos recuerdos de las personas que pudieron oír el drama de labios del poeta, desde un planteamiento riguroso en cuanto a la textualidad y a la cohesión interna de los materiales que componen la obra. Desde esta perspectiva, es cierto que la ordenación de algunas partes del drama es conflictiva- sobre todo en cuanto al denominado Solo del pastor bobo pero, en contrapartida, no lo es menos que, a riesgo de ser contradicho por otras apoyaturas definitivas, los materiales que lo componen poseen una solidez estructural que para nada hace prever la necesidad de un presunto cuadro, que sería el cuarto, hoy desparecido, según el testimonio de Rafael Martínez Nadal, quien tropieza con el inconveniente de hallar en el manuscrito sólo dos cuadros numerados, quinto y sexto, y un tercero, que no plantea ningún problema, por ser claramente el inicial; el resto Ruina romana el cuadro del sepulcro y el Solo no posee marca de ordenación alguna. El problema se agudiza sobre todo por las sucesivas reorganizaciones que sufrió la obra en la distribución en partes de su fábula dramática (veinte, seis, cinco cuadrosactos y un asesinato Además, la extensión de los cuadros que figuran en el manuscrito dista mucho de ser homogénea, de modo que en el cuadro que figura como tercero en la edición de Nadal duplica en magnitud a los cuadros primero, segundo y quinto y triplica al sexto. ¿Dónde se encuentra, si es que existió como tal, el cuadro cuarto? ¿Po- dría considerarse, apoyados en esta irregularidad de extensión, la posibilidad de considerar como cuadro el ciertamente muy breve Solo del pastor bobo ¿Acaso el desproporcionado y presumible cuadro tercero, que significativamente no se encuentra numerado en el manuscrito, adquirió en la mente del dramaturgo una más justa división en dos cuadros separados precisamente por la ruptura del muro? ¿O quizá formaría parte de una presumible y entrevista división en actos, de cuadros, apoyados en diversos datos de los que no es el menor el paralelismo de ubicación y funcionalidad de tal escena, con la que en Así que pasen cinco años concreta por boca del arlequín, otro personaje dramático consagrado por la tradición, lo sucedido y lo porvenir en la obra, y que aquí se corresponde con la función condensadora y anticipadora del pastor, siguiendo el modelo de las farsas pastoriles de nuestro teatro del Siglo de Oro; la referencia en pasado al asesinato de modo que los cuadros primero y segundo formarían el primer acto, el cuadro tercero, el acto segundo y el resto el tercero? De ser así, la función recapituladora que poseen el comienzo del cuadro tercero y el Solo del pastor bobo al final de éste, haría coincidir la funcionalidad de las partes con una distribución bastante equilibrada. Sea como fuere, en nada empece todo ello la perfecta coherencia de la obra, y, si acaso se señala como inconveniente la insegura colocación del solo habría que decir que con casi total seguridad su ubicación corresponde, al espacio que media entre el tercer y quinto Julieta no dificulta lo dicho, pues, estructuralmente, el cuadro tercero parece simultáneo al quinto, como luego diré, para nada se precisa, sería pleonástica, la presencia de un cuadro intermedio entre el tercero y el quinto. Menos provisional y abocetado de lo que parecía el borrador no es el aspecto textual, con ser importante, el que dificulta de modo principal la comprensión del drama, sino más bien el complejo juego de planos que Lorca emplea, así como la explosiva articulación poética del texto. La obra, en primer lugar, posee estructuralmente un plano de realidad que remite al sueño delirante de un -Cronología de El Público 1930. 22 de agosto: Lorca termina en Granada la obra iniciada en Nueva York y La Habana. -Otoño: Lectura a un grupo de amigos en casa de Carlos Moría, embajador de Chile en España y muy allegado al poeta. 1933. Junio: Aparecen los cuadros Ruina romana y el quinto en la revista Los Cuatro Vientos (Madrid) 1936. Julio: Lectura de un manuscrito revisado de la obra en el restaurante Buenavista, de madrid. -Día 13: Lorca deja Madrid por la noche camino de Granada. Previamente entrega el primer manuscrito de El Público a su amigo Rafael Martínez Nadal. La última versión de la obra pudo quedar en manos de Rafael Rodríguez Rapun, muerto en el frente de Bilbao y cuya casa fue destruida en la guerra civil. 1970. Martínez Nadal publica algunos fragmentos de la obra en su estudio El Público, F. G. L (The Dolphin Book, Oxford) 1972. The Place, Londres. Danza de las figuras, pámpanos y cascabeles. Coreografía: Jacinta Castillejo. 1974. Universidad de Austin (Texas) Conferencia de The Public, por Martínez Nadal, ilustraciones escenificadas por el Departamento de Drama. 1976. Edición facsímil a cargo de Martínez Nadal (The Dolphin Book, Oxford) -En Bulletin Hispanique (julio- diciembre) aparece Comedia sin título, acto primero de una obra relacionada con El Público, pero independiente de él. 1977. Facultad de Letras de Murcia. Representación a cargo del Grupo. La Bella Aurelia. 1978. Primera edición comercial de El Público en la editorial Seix Barral, de Barcelona. 1979. Representaciones por el Teatro Universitario de Río Piedras, en San Juan de Puerto Rico; Dirección escénica: profesora Victoria Espinosa, 1984. Teatro Juliana Tuwina. Teatr. Studyjny 83, Lodz (Polonia) Representaciones en mayo, octubre y diciembre. En la versión se incluyó también la Comedia sin título. Grabación por la televisión polaca (10- 18 diciembre) Dirección: Pawel Nowicki. 1985. Representación en Praga. 1986. Enero: Versión en ballet de El Público por el Groupe Théátre- Dance du Grand Théátre de Ginebra. Dirección: Osear Araiz. -Octubre: Representaciones de esta versión en el Teatro Español, de Madrid, los días 21, 22 y 23. -Diciembre: El día 12 se representa El Público en el teatro Fossati, de Milán, por la compañía del Centro Dramático Nacional, en colaboración con el Piccolo Teatro y el Théátre de l Europe (París) Dirección: Lluis Pasqual. Es la primera versión completa española en los círculos comerciales M. G. a- P. Amor, Teatro y Caballos en la obra de