Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 I A B C INTERNACIONAL SÁBADO 10- 1 S 7 -Horizonte AFGANISTÁN: LA GUERRA DE LOS SIETE AHOS (Y III) Terminábamos diciendo, ayer, que en Washington se cree que los rusos nos han engañado con eso de que han retirado 8.000 soldados, y que lo que les pasa es que no saben cómo deshacerse de su compromiso en Afganistán, de la misma manera que los norteamericanos tampoco sabían cómo deshacerse de sus compromisos en Vietnam. Si para los nor- teamericanos el problema era cómo dejar a sus amigos y colaboradores a merced de las represalias del Vietcong, para los rusos el problema es también cómo dejar a sus amigos y colaboradores del Partido Democrático del Pueblo de Afganistán (PDDPA) con los mujahidines unos y otros armados hasta los dientes, lo que de por sí hace muy problemática la que allí ya llaman una reconciliación nacional En vez de reconciliación puede haber guerra, civil, pero esta vez sólo entre afganos, que es un flaco consuelo, pero quizá consuelo al fin. El programa para esa hipotética reconciliación nacional fue aprobado por el Consejo revolucionario afgano, a propuesta de Najibullah. Su punto más importante es una oferta de alto el fuego a partir del 15 de este mes. Es una oferta unilateral, que se prorrogaría indefinidamente si los mujahidines la aceptasen y comenzasen a negociar la reconciliación. Creo, que no podemos pensar en nada más portentoso que tales negociaciones entre gentes que saben batirse como pocos, pero cuyo fuerte no es la transigencia, ni el consenso, ni el compromiso. Va a ser una epopeya verbal, como la de Pan Munjorh, o como la negociación del tratado de paz con Austria, que llevó a la esquizofrenia a más de un diplomático. Y con todo, lo peor es que la orgullosísima URSS, tan celosa de su reputación, arriesgue su cara en una paz negociada y tenga que tragarse una derrota muy seria ante la opinión pública mundial. Así, es evidente que están retrasando la hora de hacer el petate y marcharse, y cada día se les ocurre algo nuevo. Ahora dicen que necesitan años para que sus tropas abandonen Afganistán. Como se trata sólo de unos 100.000 soldados, la gente enterada piensa que esa evacuación podía estar terminada en seis meses. Sobre la resolución de la Asamblea General de la ONU alegan en Moscú que estarían dispuestos a aceptar todos sus puntos menos uno, pero no veo que se haya aclarado cuál es esa única objeción, como no sea la de que le den años para completar esa repatriación de sus tropas. Es probable que asistamos en los próximos meses al comienzo de las negociaciones de paz más intrincadas de la historia. Cuarenta años han pasado ya y apenas árabes e israelíes han entrado en materia. Calculen ustedes lo que pueden necesitar unos pobres aunque aguerridos campesinos: afganos que han sido capaces de humillar a la poderosa Unión Soviética, para que ahora le venga el Consejo revolucionario afgano con la oferta unilateral de un alto el fuego Pero en algún punto de la pared se abrirá un agujerito que deje pasar el sol y que en vez de la pólvora comience a correr el buen sentido. Algo han pretendido los rusos sacrificando a Babrak Karmal y poniendo en su tugar a Najibullah, al parecer más dúctil que su camarada y sin el historial de Karmal detrás, y algún sentido han debido de tener las palabras de Gorbachov apoyando la idea de la retirada. Todas las buenas palabras ya están dichas. Ahora hay que subir el telón y que comience el parladoiro Manuel BLANCO TOBIO Peres viaja a Italia bajo la sombra del caso Vanunu Roma. Miguel Castellví Mientras Craxi se prepara para recibir a Jaruzelski, que el lunes llega para su primer viaje de Estado a una nación de Occidente- aunque en diciembre de 1985 hizo una breve escala en París, en la que se entrevistó con Mitterrand, ésta es la primera invitación oficial de un Gobierno occidental- Simón Peres, ex premier israelí y actual ministro de Asuntos Exteriores de su país, se entrevistó ayer en Roma con Craxi y Andreotti. El principal punto de conflicto entre Italia e Israel es el caso Vanunu, el asunto del técnico nuclear israelí que, según sus propias afirmaciones, fue secuestrado en Roma por el MOSSAD, los servicios secretos israelíes, y transportado en un modo todavía desconocido hasta Tel Aviv. Vanunu, que está siendo juzgado por sus revelaciones al Sunday Times consiguió transmitir a los periodistas que los agentes israelíes lo apresaron en el aeropuerto de Fiumicino a donde había llegado el 30 de septiembre procedente de Londres. El Gobierno italiano no considera definitiva la respuesta sobre Vanunu dada por las autoridades israelíes a través de los canales diplomáticos. El embajador de Tel Aviv intentó desmentir las declaraciones del técnico nuclear y pidió a Italia que no tenga en cuenta los intentos desesperados para llamar la atención de la opinión pública de una persona detenida bajo graves acusaciones pero la realidad es que se ha confirmado que Vanunu viajó a Roma el 30 de septiembre. Al mismo tiempo, fuentes israelíes no oficiales han reconocido que dice la verdad. Antes de venir, Simón Peres manifestó públicamente que no existe ninguna duda de la real voluntad de su país de mantener buenas relaciones con Italia y que Israel no hará nunca nada para disturbar estas buenas relaciones pero Roma no se conforma sólo con buenas palabras, aunque tampoco convertirá el asunto Vanunu en un conflicto de Estado. Expulsado de Suráfrica el corresponsal del New York Times Johannesburgo. Ap, Reuter Como consecuencia de su progresiva política de restricciones a la libertad de expresión y de censura de Prensa el Gobierno de Pretoria decidió ayer la expulsión de Suráfrica del corresponsal del diario norteamericano The New York Times Alan Cowell. La noticia causó particular impacto en los medios de Prensa norteamericanos, particularmente tras conocerse que Pretoria ha negado también visado para su sucesor, según manifestó el propi Gowell, que deberá abandonar hoy Suráfrica. El periodista norteamericano es el sexto en ser expulsado del país desde que se decretara el estado de emergencia, el pasado mes de junio. Por otra parte, el Gobierno intensificó también las restricciones para la Prensa nacional al prohibir a todos los periódicos la inserción de anuncios publicitarios o informaciones en los que aparezcan mencionadas organizaciones ilegales. Cesan los combates entre China y Vietnam Pekín rechaza las cifras de bajas facilitadas por Hanoi Pekín. Antonio Fernández Arce Según ha informado aquí el Ministerio de Asuntos Exteriores, los combates fronterizos entre la República Popular China y Vietnam cesaron ayer. En el comunicado, sin embargo, no se cita el número de victimas que ha costado al Ejército chino, que los partes de guerra vietnamitas estiman en una cifra de entre mil y mil quinientos hombres. Los combates tuvieron lugar en la zona de Laoshan, en la provincia fronteriza de Yunnan. El portavoz del Ministerio de Exteriores de Pekín señaló asimismo que el Ejército chino ha rechazado, las incursiones provocadoras de las tropas vietnamitas efectuadas en la noche del siete dé enero Sin embargo, rehusó hacer comentario alguno sobre las informaciones de la Prensa de Vietnam, que afir- ma que las bajas ehinasfueron cuantiosas. Estos combates- han tenido lugar, como ya va convirtiéndose en costumbre, al comienzo de la temporada seca en las zonas monzónicas fronterizas entre China y Vietnam. Ambos Estados por estas fechas suelen enfrentarse acusándose mutuamente de haber invadido el territorio nacional. Los conflictos entre China y Vietnam, que hasta 1979 fueron aliados, comenzaron cuando la RPCh. decidió dar un escarmiento a Vietnam por haber invadido Camboya. Este nuevo enfrentamiento ha sorprendido a los observadores occidentales, que esperaban una suavización en las relaciones bilaterales tras el cambio de los dirigentes del Partido Comunista de Vietnam.