Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ABC OPINIÓN SÁBADO 1.0- 1. -87 Panorama EL FILATELISTA INCREÍBLE H OY salgo para el Japón y me viene a la memoria el caso del filatelista increíble que me abrió una primera ventana para entender a esos seres misteriosos del Lejano Oriente. El caso ocurrió de esta manera. De Tokio me llegaban cartas escritas en buenaletra de nuestro alfabeto pidiéndome las informaciones más precisas sobre la historia, los paisajes y la vida colombianos. Recuerdo (creo que textualmente) esta parte de uno de sus relatos: Mi mayor ilusión es ir un día a Colombia y subir por el Magdalena en un barco de vapor y seguir, parando en Puerto Serrío, hasta el puerto de la Dorada... ¿De dónde sacaba este corresponsal informaciones sobre el río, los buques y los puertos? Era entonces cónsul de Colombia en Yokohama José Macía, amigo a quien pedí me aclarara el caso. En su carta de respuesta me dijo: Se trata de un profesor de la Universidad que jamás ha salido del Japón, autodidacta, y filatelista. Coleccionando estampillas y con diccionarios aprendió castellano escrito. Luego se relacionó con los cónsules para soltar la lengua, y preguntándoles por San Martín, BolíARA empezar el año, Juan Barranco, alvar o Morele- f i g u r a s dé los timbres calde casual y candidato provisional a la postales- fue haciendo su repertorio de historia latinoamericana. De ahí pasó a cartas Alcaldía de Madrid, acaba de tirarse un buen farol: va a cargarse las farolas, fálicas suposicomo las que tú recibes... Es decir: que el japonés trabaja con más torias de la Puerta del Sol antes de que de los cinco sentidos que usamos nosotros. creen hábito, contratiempo que no producían Tiene el de la paciencia, el de la investiga- antaños los supositorios Rovi. ¿Manda lo bastante Barranco para cepillarción minuciosa y algunos otros de que carese la funesta estética del omnipotente grupo cemos los demás. En la carta sobre el Magdalena me hablaba técnico que maneja sin discusiones, concurde los caimanes, los bogas, los leñateos, los sos e informaciones públicas la faz de Madrid pescadores, el bagre, la yuca, el plátano, el como se le antoja? El lo sabrá. Pero una café, los costeños, los bogotanos... En aquel cosa es romperle la cara urbana a Madrid a tiempo, las estampillas no eran tan variadas base de dólmenes grotescos con bolitas rocomo hoy, y se necesitaba una paciencia ja- babíes, arquerías para hacer pipí en Champonesa para sacar de la representación de berí, lagunas de larga provisionalidad en la un buque distinto de los del Mississippi un glorieta de Carlos V, fuentecillas funerarias camino que pudiera llevarle a saber de la en la Plaza de la Provincia y cerillas fálicas yuca y los costeños. En reciprocidad, creo én la Puerta del Sol, y otra romperle la cara a que en mi propia curiosidad este filatelista ha influido más para ilusionarme sobre el Japón que El millón de Marco Polo. Tengo la impresión, y es lo que trataré de ver si es así, que el japonés parte de lo diminuto para aventurarse en lo universal, y que este dominio de lo pequeño le da más seguridad en sus pasos menudos y silenciosos. FRIKI 12- 18 Esto le ha llevado a desafiar a las grandes potencias industriales ganando todo lo que Velázquez, 35 tenemos a la vista. Los ingleses han podido Teléfono 275 69 15 MADRID llegar o en Inglaterra o en América a ciertas ventajas sobre los latinos por afirmar lo que van agarrando sobre el hecho concreto, en vez de partir de generalidades abstractas que los latinos se atreven a presentar como leyes ideales con la esperanza engañosa de ajustar a ellas los hechos de la vida cotidiana. El japonés, pienso, va más allá, porque desmenuza el hecho concreto y con el polvito que le saca hace sus bases del conocimiento y la conquista A lo menos, esto es lo que me Pisos en venta, junto Club de Campo. dice desde un lejanísimo recuerdo el filatelisGran lujo, 330 m 2, tres plazas de garaje, ta increíble de la yuca, los bogas y los caimatrastero, piscina, tenis y jardines. Calefacción nes. y aire acondicionado centralizado. Vigilancia. Germán ARCINIEGAS 37.000.000. Teléfono 247 50 01 Planetario esos técnicos que llevan haciendo lo que se les antoja desde que los socialistas están en la Casa de la Villa. Porque, como es sabido, las atribuciones de aquel encantador y escéptico intelectual que era don Enrique Tierno Galván se limitaban a redactar bandos conceptuosos, llenos de ingenio, y a preguntarte a las negras sabrosonas y provocativas si estudiaban o trabajaban, mientras las tenía por la cintura al ritmo de un rock de la movida municipal. Como si fuera un personaje de revista antigua, Barranco ha cantado, sólo que en prosa, ante los informadores aquello de vengan faroles a mí verán con qué facilidad este gachó de Madrí se deja a oscuras la ciudad y ahora todo consiste en ponerle música de piqueta al estribillo. Pero ahí está lo difícil. Casi tanto, como en darle salida sensata al problema sucesorio de AP, que a estas horas borbotea pausadamente, mientras diversos cocineros meten cucharada en la pasta y le dan vueltas a ver si sacan a su gusto el pastel. La cuestión, según un confidente que ha tenido cargos en el partido y se ha distinguido en batallitas políticas de la Comunidad está en dos dificultades básicas: el reparto de poderes y el aggíornamiento de los Estatutos. Según él, la competencia parlamentaria y el talento de Herrero de Miñón tienen contrapartida en un cierto rechazo que suscita. El prestigio de Matutes, adquirido por su condición de especie de ministro de la organización europea, tiene el inconveniente de su falta de contacto real con las bases en las que cae muy bien, en cambió, Hernández Mancha, que, pese a pertenecer a la alta burguesía andaluza, sabe dar una imagen popular y es hábil político. ¿Se va hacia un triunvirato? Cualquiera que haya leído algo sobre Roma recuerda cómo acabó el triunvirato formado por César, Pompeyo y Craso. El triángulo en la política y en el vodevil tiene un destino: deshacerse. Telón. Lorenzo LÓPEZ SANCHO P FAROLES Y TRIUNVIRATOS Friki Empezamos las Rebajas el lunes, día 12, a las 10 de la mañana FUENTE DEL REY de la Academia Colombiana de la Lengua